La producción de Pemex cae 8% en apenas 25 días

En enero reportó un menor promedio diario: 2.235 millones de barriles diarios por la declinación de los yacimientos Cantarell y Ku-Maloob-Zaap.

México

La producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) cayó 3.7 por ciento al cierre de 2014, al promediar 2 millones 429 mil barriles diarios de petróleo (bdp), 93 mil menos respecto a 2013, cuando se situó en 2 millones 522 mil, causado por la declinación de los yacimientos Cantarell y Ku-Maloob-Zaap.

Pero lo peor es que en los primeros 25 días de este 2015 la producción cayó más que en todo el año referido, al apenas alcanzar 2 millones 235 mil bdp, que si se compara con el promedio de 2014 representa una baja de 8 por ciento, indican datos de la petrolera.

Según expertos, el débil desempeño pone a Pemex en una situación complicada, pues la volatilidad en el mercado petrolero puede acelerar el deterioro de la plataforma de producción y de sus propias finanzas, ahora que dejó de ser paraestatal y es una empresa productiva del Estado.

Por si el panorama no fuera complicado, Pemex propuso un recorte en su presupuesto por 62 mil millones de pesos ante la Secretaría de Hacienda. Lo crucial será qué decisión se toma de las áreas en que se aplicarán los recortes.

“Lo más importante es que el recorte no ponga en riesgo la plataforma de producción de petróleo de México, que es la fuente de ingresos más importante para Pemex y para el gobierno; no hablemos de que tenga un crecimiento, sino de que por lo menos se mantenga el actual... porque sin duda va a tener un impacto muy negativo; hace muchos años no experimentábamos un fenómeno de éstos”, dijo Luis Miguel Labardini, analista de Marcos y Asociados, consultora especializada en temas energéticos.

En los próximos días el consejo de administración de la empresa tendrá que definir las áreas o proyectos en los que hará el recorte, pero ante el complicado panorama en los mercados internacionales del energético, cualquier decisión que se tome será crítica.

A la difícil situación se agrega la de dos de los campos productivos más importantes, Cantarell y Ku-Maloob-Zaap, el primero ya está en su etapa franca de declinación y el segundo comienza a tenerla.

En los últimos ocho años la producción de petróleo crudo en (el  alguna vez megayacimiento de) Cantarell ha caído casi 80 por ciento, pues en 2007 se extrajeron en promedio 1 millón 464 mil bdp y para 2014 fueron tan solo 322 mil; en lo que respecta a las tres primeras semanas de 2015 apenas promedia una producción de 260 mil barriles diarios.

En tanto que en Ku-Maloob-Zaap se registra una baja apenas marginal, pues cerró 2014 con una producción de 857 mil barriles diarios, y del 1 al 25 de enero de este año se redujo a 772 mil barriles diarios, es decir, 85 mil bdp de diferencia.

Esto significa que la empresa productiva del Estado tiene que distribuir de manera diferente sus inversiones para continuar con la exploración y producción en estos campos.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2015, para Cantarell se destinarán casi 31 mil 965 millones de pesos y para Ku-Maloob-Zaap 55 mil 421 millones de pesos.

“Cantarell requiere mucha inversión para sus planes de recuperación secundaria, para por lo menos mantener la producción, en tanto que las instalaciones de producción y los pozos de Ku-Maloob-Zaap necesitan reparaciones y mantenimiento”, refirió Labardini.

El Programa Nacional de Infraestructura señala que el proyecto de Cantarell, en aguas someras de Campeche, contempla actividad de perforación, intervenciones mayores y menores a pozos, mantenimiento de presión por inyección de nitrógeno y gas amargo, construcción de infraestructura de aprovechamiento de gas y deshidratación de crudo.

La inversión asociada en este yacimiento es de 233 mil 179 millones de pesos para el periodo 2013-2018.

En tanto que para Ku-Maloob-Zaap, también en aguas someras de Campeche, consisten en la operación y mantenimiento de pozos productores, perforación de pozos de desarrollo y construcción de infraestructura complementaria para el manejo de la producción de nuevos campos; la inversión durante este sexenio se fijó en 247 mil 945 millones de pesos.

Por otra parte, se tienen los proyectos nuevos, entre ellos los campos Ayatsil-Tekel, que son la inversión a futuro de la producción de Pemex, y que puede empezar a extraer en un periodo relativamente corto, en uno o dos años.

Por su parte, el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Petróleo (Amipe), Erik Legorreta, comentó que proyectos como los descritos no se pueden parar, de hecho tiene que haber un mayor dinamismo y eficiencia en el gasto para evitar mayores costos en el desarrollo de éstos.

Consideró que se debe aprovechar la reforma energética y buscar nuevos esquemas de financiamientos que la industria pueda ofrecer a Pemex, lo cual representa también una oportunidad para los inversionistas.

“Hay que ocupar todas las herramientas posibles para que este recorte no afecte proyectos y que permitan al país estar preparado para cuando el precio del crudo se recupere”, afirmó.

Los especialistas dijeron que sería óptimo que Pemex aplazara proyectos de gas no asociado en las regiones de Burgos y Veracruz, así como mantener sin inversión la región norte, específicamente Chicontepec, y concretarse en aguas someras, que es de donde saca la mayor parte de la producción.

Mal y de malas

Pemex enfrenta la caída de los precios del crudo en los mercados internacionales. La mezcla mexicana pasó de 91.34 dólares por barril al cierre de enero de 2014, a 40.49 al 30 de enero de 2015.

La semana pasada, la Secretaría de Hacienda anunció un recorte al presupuesto federal y Pemex, junto con CFE por 62 mil millones de pesos y 10 mil millones, respectivamente.

A pesar de la volatilidad en los mercados y los recortes al presupuesto, los inversionistas internacionales han mantenido su interés por participar en la Ronda Uno.  



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]