Atiende Prodecon 14 mil quejas por embargos en lo que va del 2015

Contribuyentes han realizado estas denuncias debido a los embargos de cuentas bancarias por parte del SAT y del Infonavit, informó la titular del organismo público.
Integrantes de la Prodecon dieron una charla a socios del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León.
Integrantes de la Prodecon dieron una charla a socios del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León. (Foto: Leonel Rocha)

San Pedro Garza García

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), en lo que va del año ha recibido 14 mil quejas y 8 de cada 10 se han resuelto de manera favorable a los pagaderos, siendo una de las más recurrentes los embargos de cuentas bancarias de los contribuyentes por parte del SAT como del Infonavit, indicó Diana Bernal, titular de Prodecon al ofrecer una charla a socios del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León (ICPNL).

"Esta situación ha sido recurrente en lo que va del año, y lo que ha provocado es que los negocios prácticamente se paralizan, ya que al inmovilizar las cuentas bancarias no pueden operar al no poder pagar nómina, impuestos, ni aportaciones al Infonavit, algunos de estas acciones se dan porque aparecen como terceros en alguna auditoría".

La Procuraduría también citó otros casos como los que enfrentan empresas del sector maquilador a quienes les han embargado sus cuentas bancarias, la forma en que se da es porque les llega una auditoría solicitándole las facturas de la maquinaria para comprobar que no fueron introducidas ilegalmente.

Se expuso que aquí regularmente lo que ocurre es cuando el contribuyente exhibe las facturas, y por un dígito o por una letra si no coincide con la información que tiene la autoridad, el SAT inmoviliza la maquinaria poniéndole sellos de que está embargada, porque es una mercancía virtualmente introducida ilegalmente al país.

Ante este tipo de quejas de los contribuyentes, la Prodecon ha actuado al convocar a la autoridad a que no "mate" a estas empresas momentáneamente al sacarlas de su operación, si acaso hay alguna anomalía que sea otro el procedimiento.