Prevén reducción del aguacate hasta agosto

El secuestro acecha a los productores, dice ex titular del Consejo Nacional Agropecuario.
El consumo del producto mexicano aumenta en todo el mundo.
El consumo del producto mexicano aumenta en todo el mundo. (Jorge Carballo)

México

El precio del aguacate, que actualmente supera los 80 pesos por kilo, puede reducirse en más de 50 por ciento hasta agosto próximo, indicó Benjamín Grayeb, ex presidente del Consejo Nacional Agropecuario, al tiempo que dijo que la delincuencia organizada ya no representa una amenaza para los productores michoacanos, aunque señaló que el secuestro es el nuevo flagelo.

“El día 1 de julio soltamos la nueva cosecha, no por cuestiones especulativas, sino porque no está en condiciones óptimas la fruta para el consumo. La última semana de ese mes o la primera semana de agosto va a bajar, ¿a cuánto?, a menos de la mitad de lo que cuesta ahora”, señaló el también integrante de la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (Apeam).

En conferencia de prensa, Grayeb explicó que el precio aumentó porque el año pasado hubo un exceso de producción, por lo que ofrecieron precios razonables al consumidor y obtuvieron un bajo margen de utilidad.

En la Apeam “sabían que iba a ser difícil moverlas a un precio alto, entonces decidieron promoverla con base en el precio. Se vendió muchísimo, 800 mil toneladas en 2016 a un costo muy razonable, tanto en el extranjero como en el país, y eso aumenta mucho el consumo el año que sigue”.

Grayeb destacó que el consumo de aguacate mexicano aumenta en todo el mundo. Solo el año pasado México envío 800 mil toneladas a Estados Unidos, 40 mil a Japón, 40 mil a Canadá, 30 mil a Europa y 10 mil a China.

“¿Por qué está caro? Porque no hay disponibilidad, se nos acabó la cosecha, se terminó muy rápido por la alta demanda y porque los árboles alternaron”; esto es, cuando tienen una alta producción un año, descansan al siguiente.

“¿Cuánto alternamos?, mínimo 20 por ciento, que son 260 mil toneladas, que es más de lo que produce cualquier país del mundo”, subrayó.

En ese sentido, Grayeb señaló que el reto de los aguacateros es seguir consolidándose como primer lugar mundial, pero también aumentar la producción en otros estados para abastecer el mercado doméstico, “el más fuerte y el que nos tiene donde estamos”.

De cara a la renegociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, señaló que el reto es que se abra el mercado de EU para el aguacate de Jalisco.

PLAGIOS IMPACTARON EN 2016

Benjamín Grayeb señaló que luego de que el plan por Michoacán logró desarticular al cártel de Los Caballeros Templarios, el secuestro es el nuevo flagelo que afecta a los productores de aguacate.

“Hay delincuencia como en muchas partes del país; el flagelo que tenemos ahorita es el secuestro, asaltos y robos, pero nada que ver como cuando estábamos bajo el yugo de ellos y decidían quién vivía, quién moría, y año con año nos cobraban la cuota por hectárea (...) Está más tranquilo ahora, pero tuvimos un fin de año terrible. (Secuestrados) amigos míos, más de diez y muerto uno el año pasado”.