• Regístrate
Estás leyendo: Prevén especialistas ‘fiebre de visado’ en Reino Unido
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 13:21 Hoy

Prevén especialistas ‘fiebre de visado’ en Reino Unido

Se deberá procesar el equivalente a 140 años de peticiones en solo un año si 3.5 millones de residentes deciden asegurar sus derechos.

Publicidad
Publicidad

Reino Unido podría tener que procesar el equivalente a 140 años de solicitudes de visa en solo un año si a 3.5 millones de ciudadanos europeos les entra la fiebre de asegurar sus derechos de residencia una vez que comience el proceso del brexit.

Si bien los ministros dijeron que esperan proteger el estatus a largo plazo de los migrantes europeos que ya se encuentran en Gran Bretaña si llega a su fin la libre circulación, mantener la promesa significará superar una serie de obstáculos logísticos.

En un informe publicado el miércoles, el Observatorio de Migración de la Universidad de Oxford dijo que la carga administrativa y legal de procesar millones de solicitudes en tan corto tiempo puede ser una “tarea formidable”.

El gobierno estaría bajo la presión de actuar rápidamente porque tan pronto como se imponga cualquier restricción, los 3.5 millones de ciudadanos europeos en Reino Unido tendrán que demostrar que se encuentran legalmente en el país.

Al tener en cuenta que el Ministerio del Interior actualmente procesa alrededor de 25 mil 500 solicitudes de residencia permanente al año de ciudadanos europeos y sus familiares, la prisa por registrar casi 140 veces esa cifra plantea el riesgo de crear un importante retraso en entregas.

Madeleine Sumption, directora de Observatorio, dijo a Financial Times que cualquier problema en el sistema “podría dejar a las personas dando tumbos, sin poder demostrar que no necesitan una visa para obtener un trabajo, por ejemplo”.

“Hay una enorme tarea por delante para el Ministerio del Interior”, dijo. “Parte de esto es el gran número de solicitudes que se van a procesar. La otra cosa que va a afectar la magnitud de la tarea es la complejidad de la solicitud, qué criterios tienen que reunir las personas y qué documentos se espera que presenten”.

El documento actual de solicitud es de 85 páginas, y las tasas de rechazo para algunos ciudadanos europeos que ya aplicaron para la residencia permanente en Reino Unido —por lo general para obtener la residencia de un cónyuge o hijo no europeo— son considerablemente más altas que para los ciudadanos no europeos. Esto puede ser en parte porque es menos probable que los ciudadanos europeos busquen asesoría legal u otro tipo de ayuda con el proceso.

El observatorio también advirtió que algunos grupos —como estudiantes, jubilados y personas inactivas económicamente— pueden resultar ser inelegibles para la residencia permanente si no están suscritos a un “seguro de enfermedad de cobertura total” obligatorio.

Estos grupos representan poco más de 471 mil, o casi 15 por ciento del número total de ciudadanos europeos en Reino Unido. Además, los 314 mil europeos autoempleados tendrán dificultades si no pueden producir los documentos que se necesitan para demostrar cuánto tiempo tienen en el país.

“Todavía hay una gran cantidad de preguntas sin resolver sobre quiénes van a calificar y cómo”, dijo Sumption. “A menos que el nuevo proceso posterior al brexit sea mucho más simple, se puede excluir a muchos ciudadanos europeos que ya viven aquí”.

Una comisión de parlamentarios ya recomendó que las autoridades locales asuman la tarea de registro de ciudadanos europeos y de esta manera ayudar al Ministerio del Interior. Los parlamentarios advirtieron el mes pasado que cualquier endurecimiento en las reglas de inmigración suelen tener como resultado un aumento de inmigración poco antes de que entren en vigor las nuevas normas, e instó a que la Dirección de Visas e Inmigración de Reino Unido reciba recursos adicionales.

La comisión también sugirió que los ministerios deben imponer una fecha límite, ya sea la fecha del referendo, la fecha en que entre en marcha el artículo 50 o la fecha en que salga Reino Unido de la Unión Europea.

Barbara Roche, presidenta de Migration Matters Trust, dijo: “Como ex ministra de inmigración sé exactamente el enorme reto que esto plantea para el Ministerio del Interior. Los recursos ya se sobrecargaron, así que va a ser uno de los mayores obstáculos logísticos al que ese departamento se haya enfrentado”.

Roche dijo que escuchó historias de alarma entre los residentes europeos de largo tiempo en Reino Unido, quienes “buscan con ansiedad sus documentos para demostrar el tiempo que tienen de estancia”.

Julia Onslow-Cole, directora de inmigración global de PwC, está de acuerdo en que a pesar de que el Ministerio del Interior no ha dicho que algo vaya a cambiar en el corto plazo, muchos de sus clientes de la Unión Europea no tienen claro cuál es su situación actual. “Vemos mucha confusión, por ejemplo, hay personas que preguntan si es seguro salir de vacaciones”, dijo.

Onslow-Cole también dijo que es probable que el departamento revise los procesos de residencia si el número de solicitudes no se puede manejar, y sugirió que los funcionarios podrían financiarse con un servicio ampliado al cobrar por solicitudes expeditas para residencia permanente. El Ministerio del Interior ya ofrece un servicio en el mismo día para tarjetas de residencia por 500 libras.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.