Presupuesto se ajustará a prioridades: Carstens

El Gobernador del Banco de México dijo que las medidas anunciadas por el presidente Enrique Peña Nieto son muy completas, pero implican retos presupuestales.
Agustín Carstens, gobernador de Banxico
Agustín Carstens, gobernador del Banco de México. (Notimex)

Ciudad de México

En el presupuesto federal "todo es acomodable", y debe dar prioridad a los asuntos más importantes, aseguró el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, al exponer los retos presupuestales que implicará implementar las medidas anunciadas por el presidente Enrique Peña Nieto.

Entrevistado en Palacio Nacional, luego que el Presidente dirigió a la nación su mensaje Por un México en paz, con justicia, unidad y desarrollo, el responsable del banco central consideró muy completas las medidas anunciadas.

En su oportunidad, el jurista Diego Valadés señaló que la serie de acciones anunciadas por el jefe del Ejecutivo implican un volumen de trabajo muy importante para los legisladores y, en especial, para los abogados del país, quienes deberán aportar sus conocimientos y comentarios para configurar los cambios al sistema de justicia "cotidiana", como la llamó el presidente.

Manifestó su acuerdo con el encargo que el presidente Peña Nieto hizo a Sergio López Ayón, director del Centro de Investigación y Docencia Económicas, para conducir los paneles de estudio y análisis sobre estas reformas.

En cuanto al alcance de las medidas propuestas, insistió que viene mucho trabajo, especialmente para quienes están experimentando nuevas formas de organización jurídica en materia de derecho público: "Vamos a innovar el marco jurídico en el país, es la consecuencia de lo que anunció el presidente".

Por su parte, el presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, José Alejandro Luna Ramos, sostuvo que las medidas propuestas por el jefe del Ejecutivo pueden considerarse como un llamado para toda la ciudadanía y todas las autoridades.

Habrá nuevos organismos, nueva organización para hacer más fácil el acceso a la justicia para todas las personas, lo cual es muy deseable en un país que quiere tener un Estado de derecho.

Mientras estos cambios se concretan, la clave en la actuación de las instancias públicas es conducirse con transparencia: "Todas las autoridades deben de estar en una caja de cristal" para conseguir la confianza de la ciudadanía.