El presupuesto base 0, sin solidez: expertos

Solo justificará un recorte “de machetazo” para enfrentar la caída de los ingresos petroleros, se concluyó en un foro organizado por el CIDE.

México

La Secretaría de Hacienda no tiene una metodología para elaborar un presupuesto base cero en 2016 que rompa con la inercia del gasto ineficiente de años anteriores, y solo justificará un recorte “de machetazo” para enfrentar la disminución de los ingresos petroleros, aseguraron expertos en el primer foro Diagnóstico de las finanzas públicas, organizado por el CIDE.

“A finales de julio, Hacienda anunció una reducción de mil 97 programas a 851, pero no implica una mayor eficiencia del presupuesto. De hecho, en los últimos años ha disminuido el número de programas y el gasto aumenta”, dijo Javier González, integrante de la asociación Gestión Social y Cooperación.

Además, Hacienda no mide el resultado de muchos de los programas a los que otorga recursos mediante un recuento histórico de su desempeño e indicadores específicos, y un sistema de capacitación en la administración pública al respecto, aseguró González.

El especialista indicó que al no utilizar esas herramientas para monitorear el uso de recursos, el gobierno no podrá escribir un nuevo presupuesto y maximizar su eficiencia en 2016, ante un escenario de menores ingresos por el desplome del petróleo, mayor deuda y un creciente déficit presupuestal.

“Además, la Cámara de Diputados simplemente no tiene una estructura que permita una síntesis de información a partir del SED (Sistema de Evaluación de Desempeño), para que tenga una idea clara de lo que está votando en el presupuesto”, agregó González en el Foro del Sistema Nacional de Presupuesto, organizado por distintas instituciones.

Por su parte, Fausto Hernández, investigador del CIDE, indicó que el gobierno tampoco tiene una política pública tangible que obligue a sus programas a comprobar su contribución al crecimiento económico o a la disminución de la pobreza.

“Desde 1968 estamos rondando 20 por ciento en pobreza extrema. No se ha logrado romper esta tendencia, a pesar de que el gasto social aumenta año con año. Además, existen grandes subsidios considerados a varias industrias, pero el crecimiento económico no ha repuntado”, afirmó.

El investigador coincidió en que no existe un buen diagnóstico que dirija los recursos a objetivos claros que impulsen el crecimiento. “Yo no veo un proyecto de nación. El programa del gobierno fue aprobar reformas estructurales, no cambiar la política pública ni la manera en cómo se ejercen recursos para atacar la pobreza, ni la manera de promover el crecimiento, la inversión o reducir la desigualdad”, agregó Hernández.

El investigador indicó que prueba de ello es que no se ha reducido significativamente la informalidad, ya que solo 21 por ciento de los 3 millones 724 mil empresas que registró el Censo Económico del Inegi están suscritas al IMSS.

Ricardo Corona, investigador del Imco, señaló que la Unidad de Evaluación de la Secretaría Hacienda tampoco tiene la capacidad para revisar el gasto que se ejerce en estados y municipios, lo que impide evaluar eficiencia, casos de corrupción o manejo discrecional de las finanzas públicas, lo que es un obstáculo para la construcción del presupuesto base cero.

“No tenemos elementos que determinen que Hacienda esté cumpliendo una metodología para el presupuesto base cero. Hay una política de reducción de gasto, pero no hay transparencia en los criterios para hacer el recorte”, afirmó Corona.

Al no haber una correcta fiscalización de los recursos otorgados a las entidades, en muchos casos los gobiernos estatales han elevado sus niveles de deuda, pero no aumentan la inversión pública, sino que financian el gasto corriente o incluso pagan los intereses de la misma deuda.

“Es importante saber para qué utilizamos la deuda, ya que actualmente forma parte del presupuesto no programable; por lo tanto no sabemos exactamente adónde va, y es algo que tenemos que cuestionar para saber en qué se usan estos recursos, pues actualmente no tenemos mecanismos para hacer estos ajustes”, dijo Mariana Campos, investigadora de México Evalúa.

En este sentido, añadió que la estructura programática que presentó la Secretaría de Hacienda tampoco disminuyó los programas en el ramo 23 del presupuesto, que trata sobre previsiones salariales en el gobierno.

Tampoco se mencionaron cambios al ramo 33, que trata sobre aportaciones a los estados, cuando no existe un marco regulatorio que pueda supervisar el uso de esos recursos, por lo que la estructura programática presentada por Hacienda a finales de julio no ofrece cambios significativos para un nuevo presupuesto con mayor eficiencia.

“Eso es un aspecto importante, porque buena parte de la obra pública la realizan los estados”, dijo.

En el foro, los especialistas coincidieron en que, aunado a las pocas herramientas para elaborar el presupuesto base cero, existe poco espacio para efectuar cambios en los egresos de 2016, ya que más de 80 por ciento de los recursos se encuentran comprometidos en gasto corriente y en programas establecidos por ley.

Las ineficiencias en el ejercicio del presupuesto descritas han aumentado la desconfianza de la ciudadanía en el uso de sus impuestos, lo que provoca una “trampa fiscal”, de acuerdo con Carlos Tello, investigador de la UNAM.

“Esa trampa fiscal es muy seria y provoca tal desconfianza que la ciudadanía tiene menos interés en pagar sus impuestos, porque no sabe si se van a usar correctamente esos recursos”.

:CLAVES

EXIGENCIA PANISTA

”No existen las condiciones para hacer este modelo (el presupuesto base cero), a nosotros (PAN) nos gustaría más un presupuesto con base en resultados que en uno con base cero”, dijo el líder panista Gustavo Madero.

”Necesitamos un golpe de timón. No se trata de cifras de macroeconómica en donde el PIB pueda presentar un crecimiento de 3% a costa de los ingresos de las familias”, señaló el político.

Dijo que su organismo político ocupará la fuerza que tiene en el Congreso para exigir al gobierno federal “apretar en dónde debe hacer los ajustes, que es en su burocracia”...

EL DATO

Hacienda anunció que solo habría851programas, pero eso no implica una mayor eficiencia del presupuesto. En los últimos años han quitado programas y el gasto aumenta, analista.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]