¿Eres un presentista laboral?

Son empleados que cumplen con su horario de trabajo pero no alcanzan los objetivos. Conoce las seis características que identifica a estas personas.
El 37% de los encuestados por Trabajando.com considea que aumentará el desempleo
El 37% de los encuestados por Trabajando.com considea que aumentará el desempleo (Especial )

Ciudad de México

El miedo a estar desempleado aumenta considerablemente. De acuerdo con un sondeo realizado por el portal Trabajando.com, 37 por ciento de los encuestados cree que en 2014 aumentará la tasa de desempleo. 

Ante dichas estimaciones, las personas adoptan prácticas para mantener su empleo, pero no todas generan resultados positivos. Tal es el caso del presentismo laboral, aquel hábito que adoptan los empleados que está presentes en su trabajo, pero ausentes en sus funciones. Es decir, acuden a trabajar pero sin trabajar.

 “Por miedo a perder su trabajo, las personas ya no renuncian tan fácilmente, pero eso no quiere decir que los haga buenos empleados. Muchos adoptan el presentismo, están en la compañía pero no cumplen con sus obligaciones”, explica Margarita Chico, directora corporativa de comunicación de Trabajando.com.

De acuerdo con la especialista, ésta es una mala forma de cuidar el trabajo y un reflejo de falta de motivación. “Aunque cumplen con sus horas de “trabajo” no llegan a los objetivos.

Son más propensos los jóvenes

Jóvenes, empleados con acceso a computadoras y las personas que se dedican a las ventas son más propensos a adoptar el presentismo, según la experta.

“Lo adoptan más los jóvenes, que tienen tantos distractores y presentan algún compromiso menos fuerte que una persona más adulta, las personas que tienen acceso a las computadoras y las que están en ventas porque hacen citas, van a la calle y pueden decir que están en una cita y están en otro lado”, explicó.

El presentismo afecta la productividad de las empresas, lo que les genera un decremento en las utilidades. Pero, según Chico, despedir a una persona con presentismo laboral también representa un gasto. “Toma por lo menos tres meses capacitar a una persona, integrarla al equipo y pasar el periodo de prueba, eso implica un costo para la compañía”, detalla.

Los síntomas del presentismo.

De acuerdo con Trabajando.com, existen seis síntomas que pueden reflejan el presentismo laboral en una persona:

1. Mal uso de internet. En horas laborales, los empleados acceden a redes sociales, medios de comunicación, envían correos personales, juegan en línea, ingresan a canales de música o películas, etcétera.

2. Mal uso del teléfono. Continuamente utiliza el teléfono con fines personales.

3. Lentitud en las operaciones más cotidianas. El ritmo de trabajo de una persona con presentismo disminuye drásticamente, se tarda mucho tiempo en entregar una tarea asignada.

4. Detenerse a hablar con todos los compañeros que te encuentras en el camino.

5. Mal humor e irritabilidad. Es una causa de presentismo porque es motivo de distractor y falta de productividad.

 6. Falta de concentración, habitualmente relacionada a problemas personales.

Contra el presentismo

Para combatir el presentismo laboral, Margarita Chico recomienda:

-Los jefes deben hacer una planeación estratégica para cada personal con metas a cumplir por semana, mes o inclusive por día, para que tenga muy claro los objetivos a cubrir.

-La empresa debe motivar, dar seguridad, estabilidad y mantener contento al personal.

-En la compañía debe prevalecer el buen clima laboral. 

En caso de que las acciones anteriores no eliminen esa mala práctica de la empresa, la experta recomienda hacer una limpieza de personal.