Caída en precios del petróleo deprecia el peso

Al finalizar la sesión de los mercados financieros, el peso se depreció 0.39 por ciento, en tanto que el petróleo estuvo por debajo de los 70 dólares, lo que no se registraba desde hace cuatro años.
Trabajadores petroleros.
El precio del petróleo en el mercado internacional está a niveles de hace 4 años (Especial )

Ciudad de México

El peso cerró la sesión con una depreciación de 0.39 por ciento o cinco centavos, cotizando alrededor de 13.73 pesos por dólar. La moneda nacional fue la divisa con mayores pérdidas, seguida de la corona noruega, que perdió 0.31 por ciento.

Entre los factores que explican la depreciación del peso a su nivel más bajo desde 2012, que se vendió en 13.76 pesos por dólar, están la baja liquidez del mercado previo a un día inhábil (Día de Acción de Gracias) en Estados Unidos y la realización de posturas a favor del dólar.

Otro factor que afectó en la paridad del peso frente al dólar es “la fuerte caída en los precios del crudo de los últimos meses, en donde la mezcla mexicana de petróleo se ubicó ayer por debajo de 70 dólares por barril por primera vez desde 2010”, explicó Gabriella Siller, directora de análisis económico financiero de Banco base.  

Desde la perspectiva de Siller, la resistencia de los países que integran la OPEP a recortar su plataforma de producción y la débil demanda por el energético a nivel internacional  impactarán el tipo de cambio.

Los acuerdos entre la OPEP y EU

Arturo Carranza, analista del mercado petrolero en Solana Consultores, advirtió que hasta el próximo año los precios internacionales del crudo se mantendrán por debajo de los 100 dólares debido a “una débil demanda de petróleo y  una oferta abundante”.

A este contexto de geopolítica, Carranza agregó el hecho de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo dejo de tener influencia plena en los precios del crudo a partir de que Estados Unidos colocó producción de sus proyectos de shale gas.

Después de la reunión entre los países de la OPEP el 27 de noviembre, el reto en adelante será que Arabia Saudita y Estados Unidos lleguen a un equilibrio para mantener los precios del crudo en niveles  de mínimo 70 dólares.