Petróleo mexicano cae y pierde 1.39 dólares

Sin embargo, el petróleo finalizó agosto con sus mayores ganancias observadas desde abril, debido a un incremento generalizado en el optimismo de los participantes del mercado.
El petróleo era la fuente principal de ingresos para México.
El petróleo era la fuente principal de ingresos para México. (Milenio Digital)

Ciudad de México

El crudo mexicano de exportación perdió este miércoles 1.39 dólares, en comparación con la jornada previa, al ofrecerse en 38.96 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

No obstante, según Banco Base, el petróleo finalizó el mes de agosto con sus mayores ganancias observadas desde abril, debido a un incremento generalizado en el optimismo de los participantes del mercado sobre un movimiento de los fundamentales del petróleo hacia un reequilibrio.

En este mes, las presiones al alza provinieron de tres factores, entre ellos que el presidente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohammad Bin Saleh Al-Sada, señaló que esperaba un incremento en los precios de los hidrocarburos durante la segunda mitad del 2016.

Lo anterior ante un fortalecimiento en la demanda, y agregó que los países miembros sostendrán pláticas informales del 26 al 28 de septiembre en Argelia, mientras que el ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al Falih, comentó que dichas pláticas podrían incluir acciones para estabilizar el mercado del hidrocarburo.

Ello aunado a los comentarios del ministro de Energía ruso y el primer ministro iraquí, Alexander Novak y Haider Al-Abadi, respectivamente, sobre su apoyo a un congelamiento en la producción petrolera.

Sin embargo, las ganancias fueron frenadas debido a que los inventarios de petróleo en Estados Unidos continuaron mostrando incrementos en agosto, en 3.324 millones de barriles a 525.87 millones de barriles.

Además de los comentarios de los ministros de Energía, Hamid Chitchian, y de Petróleo, Bijan Namdar Zanganeh, de Irán, desalentaron a los participantes del mercado sobre un acuerdo en Argelia.

Ante ese escenario, es probable que los miembros de la OPEP no lleguen a un acuerdo para estabilizar el mercado, pues sólo causaría un incremento artificial en el precio del petróleo, y en cambio podría ocasionar un aumento en la producción petrolera por parte de otros competidores.

Se espera que las presiones a la baja para el precio del crudo continúen, por un lado, debido a sus fundamentales, y por otro ante un probable fortalecimiento del dólar estadunidense, debido a especulaciones en torno a la política monetaria de la Reserva Federal (Fed).

En este contexto, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) bajó 1.76 dólares al ofertarse en 44.70 dólares por tonel, y su contraparte, el Brent, perdió 1.33 dólares al venderse en 47.04 dólares por barril.


CPR