• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué cayeron las bolsas de valores de China?
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 19:57 Hoy

¿Por qué cayeron las bolsas de valores de China?

La caída del 7 por ciento de las bolsas de valores de Shanghái y Shenzhen, que provocó pérdidas en otros mercados, se debe al papel de China como gran consumidor a nivel mundial.

Publicidad
Publicidad

Angélica Ferrer

Las bolsas de valores de Shanghái y Shenzhen, en China, cayeron siete por ciento, provocando pérdidas en los mercados bursátiles del mundo.

Una de las razones por las que cayeron las bolsas de China fue por la contracción del sector manufacturero en este país. En diciembre del año pasado, el Índice de administradores de compras Caixin/Markit (PMI) fue del 48.2 por ciento, 0.4 menos que en noviembre.

Según el índice Caixin/Markit, una calificación menor a 50, significa que el mercado de ese sector disminuye. La actividad de las fábricas y empresas chinas caían por quinta ocasión consecutiva en 2015.

Durante los últimos 25 años, el país asiático manejó una política de precios bajos para crecer. Sin embargo, en 2008, la crisis financiera que golpeó a todo el mundo. Ese año, su crecimiento fue del 9.6 por ciento y ahí comenzó su desaceleración económica.

La caída de las bolsas de hoy mostró que, al no crecer el mercado chino, no tiene recursos con los cuales adquirir productos de otros países con los que está asociado, por lo que afecta a las economías de otras naciones.

Simplemente, el porcentaje de exportaciones de China representa el 22.6 respecto al PIB, que es de 10.36 billones de dólares, mientras que el 18.9 por ciento corresponde a las importaciones, es decir a los objetos, alimentos y bienes que adquiere de otras naciones. Entre los principales proveedores del país están Corea del Sur, Japón y Estados Unidos.

En América Latina, Brasil y Chile son los países que más le venden ocupando las posiciones número 9 y 23, respectivamente. México se encuentra en el sitio 33 de esta lista de proveedores.

Además, China es el mayor consumidor de energía del mundo y uno de los principales importadores de petróleo, comparable sólo con Estados Unidos. Hasta junio de 2015, importaba alrededor de 7.2 millones de barriles de petróleo por día.

Según expertos consultados por Funds Society, las pérdidas de esta mañana son indicadores de una industria débil durante el primer trimestre del año.

Nigel Green, fundador y CEO de la firma de asesoramiento independiente deVere Group, cree que la volatilidad se mantendrá durante todo el 2016. “La volatilidad se mantendrá en los mercados financieros en la primera mitad de 2016. Las turbulencias de hoy son solo el principio”, comenta para Funds Society.

En agosto de 2015, China devaluó su moneda, el yuan, 4.6 por ciento, con el fin de que se abarataran sus exportaciones para acelerar la economía y que ésta creciera más del siete por ciento anual. La medida provocó la caída de las bolsas de valores cayeran.

Willem Buiter, el jefe de economía de Citigroup, señalaba que la economía global estaba “en un punto muy delicado” y recortó su proyección de crecimiento de 2016 para China, Japón y otras economías emergentes en Asia y América Latina, aunque dijo que las condiciones económicas del mundo podían mejorar este año.

Las autoridades llevan meses tratando de restaurar la confianza en los títulos chinos tras un descenso de precios en junio que sacudió los mercados globales, que provocó una apresurada intervención multimillonaria del gobierno y la aplicación de medidas creadas por la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CRMV), que consisten en suspender operaciones cuando las acciones caigan aceleradamente.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.