• Regístrate
Estás leyendo: El "polvo mágico" de Branson mantiene boyante a Virgin
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 12:53 Hoy

El "polvo mágico" de Branson mantiene boyante a Virgin

La apretada agenda del magnate indica que aún piensa que su nombre le da credibilidad a los proyectos.

Publicidad
Publicidad

Sarah Gordon

Sir Richard Branson tiene en sus manos muchos asuntos.

Durante unos cuantos agitados días de la semana pasada, el empresario de 64 años anunció una línea de cruceros Virgin, lanzó un proyecto de satélites, fue juez en una competencia de emprendedores, pasó una tarde en la Royal Geographical Society y vio una carrera de carros eléctricos Fórmula E.

Esos fueron solo los aspectos más destacados de un programa que, él mismo admite, lo deja “absolutamente exhausto”. Así que, dado que su fortuna se estima en 5 mil millones de dólares, ¿por qué lo hace? “La gente me pide que los acompañe”, dice. “Estoy orgulloso de lo que todo el mundo crea. Lo menos que puedo hacer es ir y ayudar a ponerlo en el mapa”.

Sir Richard no participa en el manejo cotidiano de la gran cantidad de negocios que llevan el nombre Virgin. De hecho, la mayor parte de ellos paga una tarifa a su holding por el uso del nombre sin que Virgin tenga una participación directa. Pero su frenética actividad de la semana pasada sugiere que todavía cree que su presencia le añade credibilidad a cualquier proyecto que se lleva a cabo.

En la competencia Pit to Rich del viernes, en Shoreditch, Londres, los nueve finalistas lo alabaron como un modelo a seguir.

“Richard es una inspiración”, dijo Ricky Martin, un empresario de 35 años de Irlanda del Norte, cuya empresa de tablas de surf lanzaba una propuesta y argumento de negocios para obtener una parte del premio de un millón de libras. “Voy a escuelas secundarias y hablo con los chicos de que hay otras opciones, además de ser un contador. Richard es el epítome de eso”.

Martin dijo que el premio le ayudará a rejuvenecer la economía local, y los argumentos y propuestas de negocios de los otros finalistas sugirieron que también creían que hacer el bien les daba las mismas probabilidades de obtener la aprobación de sir Richard como ganar dinero. Uno quiere crear un mercado para baobab, la superfruta africana; otro quiere reducir el desperdicio de alimentos al venderla después de su fecha de caducidad. Al igual que sir Richard, el panel de jueces incluyó a Justine Roberts, de Mumsnet; Jo Malone, de la marca epónima de cosméticos; y David Gandy, el modelo que renueva su imagen como empresario.

La fijación de marca es una parte clave del evento. Los ganadores recibieron premios que incluyen apoyo de mercadotecnia, un año gratis para viajar en Virgin Trains y un paquete de voz e internet de Virgin Media Business. Pero el “apalancamiento” de que se les asocie con la marca Virgin fue una gran parte del interés de las 2 mil 500 empresas que entraron, dice Peter Kelly, director general de Virgin Media Business. Pagó los aproximadamente 3 millones 500 mil libras del costo de la competencia; es propiedad de Liberty Global y la misma paga una cuota para usar el nombre Virgin. Kelly dice que la razón para realizar la competencia fue, “en primer lugar y ante todo, por el reconocimiento de marca”.

“Una gran parte del atractivo fue Richard”, dice.

La capacidad de sir Richard, como él dice, de “esparcir un poco de polvo mágico” en el evento, se mostró de una forma diferente el jueves en el lanzamiento de OneWeb, que espera crear una red de satélites para ofrecer acceso a internet a zonas remotas del mundo. Virgin invirtió 500 millones de dólares en el proyecto con el fabricante estadunidense de chips Qualcomm, el grupo europeo aeroespacial Airbus y Bharti, el conglomerado de la India; y en la conferencia de prensa de la presentación de sir Richard se le unieron Tom Enders, presidente ejecutivo de Airbus, y Will.i.am, la estrella de la música pop.

Los nombres eran grandes, pero también los signos de interrogación sobre la factibilidad del proyecto. Una de las preguntas más grandes fue si Virgin Galactic, la “línea espacial” a la que sir Richard le dedica gran parte de su tiempo y dinero en los últimos años, podrá ser capaz de realizar los 39 lanzamientos de satélites a los que se comprometió.

La compañía sufrió repetidos retrasos en la posibilidad de realizar un lanzamiento comercial, y todavía está a la espera del informe de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de EU sobre un accidente fatal de una de sus naves en octubre pasado.

Sir Richard dice que el lanzador de satélites de la compañía estará listo a tiempo para OneWeb, “más o menos” en 2017.

Agrega que Virgin Galactic cuesta alrededor de 150 millones de dólares al año y “no es una enorme hemorragia para las finanzas de Virgin”.

En la conferencia de prensa de OneWeb no se mencionaron las utilidades. El tono fue más acorde al de una empresa filantrópica. Este es un territorio conocido para sir Richard, y Virgin tiene un impresionante grupo de iniciativas que se dedican a difuminar la línea entre el espíritu empresarial y el impacto social.

Una de ellas, Unite, creada para “empujar los límites entre hacer negocios y tener un mundo mejor”, celebró su décimo aniversario el viernes en el Royal Geographical Society, en Kensington. Entre los oradores se encontraban Sam, el hijo de sir Richard, y la reina Noor de Jordania, y sir Richard se unió a un panel donde se habló sobre el cambio de los negocios para bien, que dirigió sir Jonathan Porritt, anteriormente con Greenpeace.

Cuando sir Jonathan preguntó si el público puede confiar en la visión de “un mundo al que rescatan los capitalistas que se dedican al saqueo”, sir Richard respondió enérgicamente, para recibir el aplauso de la audiencia: “Si hay personas que dudan, debemos seguir adelante y hacerlo, y olvidarnos de ellos”.

Es un refrán conocido de un hombre que ya enfrentó a más detractores de los que le corresponden durante su carrera, pero es un camino difícil de navegar para un grupo empresarial cuyos tentáculos se extienden tan ampliamente como los de Virgin. Sir Richard dice que aumentar el valor de la marca Virgin “ya no forma parte de mis cálculos” y ya no depende de él personalmente.

Sus actividades de la semana pasada sugieren que todavía estar lejos de que ese sea el caso.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.