Pleito entre Vergara y Fuentes empezó en 2014

El 23 de enero de 2014 la defensa legal de la entonces directora general del Grupo Omnilife-Chivas tramitó un amparo contra una posible destitución.
El abogado de Angélica Fuentes asegura que su cliente actuó siempre de manera legal.
El abogado de Angélica Fuentes asegura que su cliente actuó siempre de manera legal. (Especial)

Guadalajara y Ciudad de México

El conflicto entre Angélica Fuentes y Jorge Vergara por el control de las empresas empezó en enero de 2014, aunque se hizo público hasta abril de este año. El 22 de enero del año pasado Angélica Fuentes solicitó un amparo indirecto ante el juzgado sexto de distrito en materia administrativa de Zapopan, Jalisco, contra una posible destitución de su cargo. 

En el amparo, la defensa argumentó que se violaban las garantías individuales de la empresaria, según los
artículos 14 y 16 de la constitución.

El juez citó a varias audiencias constitucionales para resolver el caso, en febrero, abril, julio y agosto de 2014. Otras dos las programó para enero de 2015.

En junio de 2014 este caso se turnó de manera temporal al juzgado sexto de distrito del centro auxiliar en Culiacán, Sinaloa.  

Nueve meses después, el 30 de marzo de 2015, de acuerdo a información del Consejo de la Judicatura Federal el caso se sobreseyó, esto es, se desechó al no existir causa alguna que resolver.

Cuatro días después fue cuando Vergara anunció la destitución de su esposa como directora ejecutiva de Grupo Omnilife-Chivas.

Pero el 29 de abril de 2015 Fuentes solicitó una revisión de la sentencia y el caso fue abierto nuevamente.

Aunque la pelea legal en los juzgados inició hace más de un año, fue hasta abril de este año cuando el conflicto entre ambos empresarios se hizo público.

Javier Coello Trejo, abogado de Jorge Vergara, dijo que encontraron contratos firmados con facsímil, además de que estimó que dicho fraude oscila entre los tres mil y cuatro mil millones de pesos.

Al respecto, Ismael Reyes Retana, abogado de Angélica Fuentes, señaló que el uso del sello con firma era una práctica común cuando ella llegó al grupo, y que Jorge Vergara hacía uso de él para firmar documentos. “El facsímil era una práctica del señor Jorge Vergara. Cuando llegó la señora Angélica Fuentes a la empresa existían alrededor de ocho facsímiles que los tenían diferentes personas. Desconozco los nombres de las personas pero existían ocho. Después nada más existía un facsímil que lo usaban diferentes personas. El señor Jorge Vergara firmaba cheques, contratos, firmaba muchas cosas con ese facsímil”.

Sobre la acusación de fraude por hasta cuatro mil millones de pesos, dijo que le parece extraño que aún cuando no han terminado la auditoría y no han presentado denuncias los abogados de Jorge Vergara ya están haciendo acusaciones en los medios de comunicación,
lo cual le parece poco ético.

“Llama mucho la atención que en lugar de presentar una denuncia o una demanda ya con datos duros, que estén soltando esta información cuando ellos mismos reconocen que están llevando la auditoría y de repente mencionan unas cifras estratosféricas que consideramos que no tienen ningún fundamento. No sabemos siquiera de dónde las estén sacando. Lo éticamente correcto sería llevar a cabo la auditoría y una vez que tengan esas pruebas acudir a la vía legal que corresponda y, en todo caso, después con toda transparencia a la opinión
pública”, comentó el abogado.

Reyes Retana resaltó que su cliente está dispuesta a sentarse a negociar con Jorge Vergara, pues tiene cómo comprobar que actuó siempre de manera legal, además, descartó que esté fuera del país por miedo a ser detenida, pues en este momento se encuentra en la Riviera Maya, en Quintana Roo, participando en el Foro Económico Mundial para América Latina.

“La señora Angélica Fuentes tiene todos los argumentos y todas las pruebas para demostrar que ha actuado apegada a la legalidad y esa sería una forma más rápida para resolver este conflicto que si seguimos por la vía judicial puede durar años”, agregó el abogado.