Pirata, 60% del material eléctrico en México

De 10 productos que las personas adquieren 6 por ciento son pirata; entre éstos destacan extensiones eléctricas, multicontactos, luces de decoración y placas de los apagadores.

Ciudad de México

El valor del sector eléctrico de baja tensión en México está calculado en 125 mil millones de pesos anuales, de los cuales en 2014 se detectó que 60 por ciento (72 mil millones de pesos) pertenece a productos pirata, de acuerdo con Jaime Salazar Figueroa, consejero de la Confederación Nacional de Asociaciones de Comerciantes de Material y Equipo Eléctrico (Conacomee).

De 10 productos que las personas adquieren 6 por ciento son pirata; entre éstos destacan extensiones eléctricas, multicontactos, luces de decoración y placas de los apagadores.

Dijo que lo anterior no solo afecta a la industria, la cual en los dos últimos años registró una caída de 15 por ciento, sino que pone en riesgo la seguridad de quienes los compran. A esto se suma el boquete económico a las empresas formales y a las arcas del Estado.

Afirmó que con base en datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, 85 por de los incendios en los hogares se da por fallas en las instalaciones eléctricas.

En el mercado informal, tianguis y ferreterías pequeñas venden accesorios electrónicos piratas que pueden provocar cortos circuitos, por lo que advirtió sobre el cuidado que se tiene que tener al usar este tipo de materiales y equipos.

Salazar Figueroa, quien también es socio de la Expo Eléctrica Internacional y la Expo Hidráulica y Ferretera Internacional, dijo que la posición de las asociaciones y de la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas es la exigencia de la aplicación de la ley.

"Así como la Profeco hace la revisión en comercios legalmente establecidos y vienen sanciones absurdas por problemas muy sencillos como el tamaño de la letra del etiquetado, pero la respuesta siempre es la misma cuando se le pide que actúe contra el comercio ilegal: es que están en la calle y no tienen un domicilio legal", dijo.

Desde hace 19 años la industria formal ha lidiado con este problema, porque en un principio los materiales provenían de China, pero ahora también el mercado nacional los produce.

Salazar Figueroa recordó que la única y última vez que las autoridades actuaron contra este comercio pirata fue hace cinco años, cuando desmantelaron una manufactura de productos eléctricos.

Aseguró que esta problemática ha truncado el crecimiento de la generación de empleos en la industria y ha provocado una merma en las inversiones por lo que deja de captar la industria legalmente establecida.