Petróleo barato reduciría atractivo para la Ronda 1.4

Alejandro Ibarra Yunez, experto en el sector energético, dijo que empiezan a surgir pronósticos que prevén que el precio del petróleo a fin de año esté ubicándose en niveles de entre 45 y 55 dólares.

Monterrey

Pese al bajo precio del petróleo, el interés de inversionistas extranjeros y nacionales por participar en el sector energético se mantiene latente, sin embargo, la prueba de fuego será la Ronda 1.4, en febrero, dado que se está a la expectativa si los inversionistas participan o se repliegan, dijo Alejandro Ibarra Yunez, experto en el sector energético.

"Sin duda el bajo precio del petróleo coloca la próxima Ronda 1.4 en una posición conservadora, donde las empresas pudieran replegarse para participar", indicó.

El especialista consideró que hasta la Ronda 1.3, la baja en el precio del petróleo no había afectado el atractivo de las licitaciones para producir, en la medida que los proyectos necesitan madurar una vez que han entregado los fondos financieros en el arranque del proyecto, los cuales maduran en dos a tres años.

"Aquí la apuesta es cuál será el precio a futuro del petróleo, a fin de que no se pierda lo atractivo de estos proyectos", indicó el catedrático del EGADE del Tecnológico de Monterrey.

En entrevista telefónica para *MILENIO Monterrey*, Ibarra Yunez mencionó que las próximas Rondas son más interesantes, porque son campos que no están maduros, pero con perspectivas más positivas y de más tecnología; de tal manera que las empresas que se lancen a la licitación tendrán más obligaciones estratégicas y en alianza con empresas de alta tecnología mundial.

De esta manera, estimó que para la siguiente Ronda 1.4, es donde hay más riesgo, obviamente el precio actual del barril de petróleo de la mezcla mexicana tiene un peso relativo mayor.

"Yo sí creo que la caída en el precio del petróleo podría empezar a mermar lo atractivo en los contratos a licitar en el corto plazo", indicó.

Sin embargo, dijo que empiezan a surgir pronósticos de la agencia internacional de energía de Estados Unidos y otras instancias de prestigio que prevén que el precio del petróleo a fin de año esté ubicándose en niveles de entre 45 y 55 dólares.