ENTREVISTA | POR MILENIO

Carlos Morales Gil Director general de PetroBal

Es un ingeniero petrolero con más de tres décadas de experiencia en el sector energético en Pemex. Tras dejar la empresa estatal, se mudó a las oficinas de Grupo Bal de Alberto Baillères, de donde descuelgan las mineras Peñoles y Fresnillo, la aseguradora GNP, el Palacio de Hierro y el ITAM. PetroBal es la empresa con la que los Baillères ingresan al negocio energético.

"No queremos gasolineras"

PetroBal y Fieldwood Energy ganaron de la Ronda Uno los campos Ichalki y Pokoch, con reservas de más de 220 millones de barriles de petróleo. ¿Cómo van y qué viene?

Hemos empezado a participar en las licitaciones del gobierno con éxito. Este que se menciona es en aguas someras y está en construcción. Pero hemos seguido construyendo también un portafolio de proyectos que nos permita crecer y crear una línea de tiempo y así en unos años poder decir que somos una petrolera; hoy tenemos un proyecto que va avanzando bien, pero necesitamos hacer crecer ese portafolio.


¿Cuándo se puede decir que una empresa es una petrolera?

Al tener algo que permita diversificar el riesgo, un portafolio lo suficientemente grande. Hay diferentes enfoques: las integradas, que tienen desde la exploración en tierra, aguas someras, aguas profundas, renovación, refinación, almacenamiento, distribución y retail. Otras se dedican exclusivamente a una parte, como exploración y producción. Unas son especialistas en solo campos maduros o aguas someras. Lo importante es que el riesgo no esté concentrado.


Las licitaciones han sido paquetes interesantes, ¿es una buena manera de distribuir la oferta?

Es sin duda un proceso competitivo, muy transparente, y el paquete de ofertas permite ir estableciendo esa diversificación, o ir enfocándose a la especialidad que ya tienen.


El robo de gasolina conforme se abre el sector, ¿a quién se le roba?, ¿esto desincentiva inversiones?, ¿cómo se negociará entre las privadas y Pemex?

Definitivamente. Hoy en día toda la gasolina que se transporta por esos ductos es de Pemex. Pero con las temporadas abiertas, se ocuparán los espacios libres en los ductos por empresas privadas, para importar gasolina y transportarla. Una vez que ocurra eso, habrá gasolina de esas empresas. Pero hay que entender que una gasolina o la otra es igual de importante, la de Pemex o la de una empresa.

Se tienen que establecer condiciones que le permitan a todos, tanto a Pemex como a los privados, tener condiciones de seguridad. Pemex es la empresa más importante del país, la más importante de América Latina, con una infraestructura muy sólida que ahora debe compartir en condiciones de mercado. Tendrán que ponerse de acuerdo quien controle la red, quien la administre y quien renta.


Después de la Reforma, el robo de combustibles opaca los éxitos de las Rondas petroleras...

Es un tanto injusto, y sin duda es un problema que hay que arreglar, que atañe no solo a Pemex, en general a todas las empresas que estén ahí.


¿Dónde está el negocio? Andrés Manuel López Obrador prometió suficiencia energética y uno de los planes son dos refinerías, ¿Es la clave para tener gasolina barata?

La refinación definitivamente es un negocio de verdad, o las empresas no estarían invirtiendo en refinerías.

Creo que la pregunta es dónde están, en qué posición están los proyectos de refinación en una cartera de una empresa. Pero si una empresa tiene su enfoque o sus fortalezas en producción y exploración o es propiedad del estado, ¿debe de invertir en toda la cadena o concentrarse en los proyectos donde es eficiente?


¿PetroBal equiere ser vertical, desde perforación hasta gasolineras?

No necesariamente, nuestro plan de negocios hoy contempla las actividades aguas arriba, eventualmente estamos monitoreando almacenamiento, distribución y transporte, y hasta ahí. Almacenamiento y transporte va a ser parte de la solución a los ductos hoy.