Se deprecia 7.4% el peso de julio a septiembre

El tipo de cambio, que alcanzó un nuevo máximo histórico de 17.3425 pesos casi al final del trimestre, mostró una volatilidad anualizada de 10.70 por ciento durante el periodo.

Monterrey

Durante el tercer trimestre del año, el peso mexicano se depreció 7.4 por ciento contra el dólar, cerrando con una cotización al mayoreo de 16.90 pesos por dólar y acumulando cinco caídas trimestrales de manera consecutiva, con una depreciación de 30 por ciento en los últimos 15 meses, señalaron analistas de Banco BASE.

De esta manera, el tipo de cambio que alcanzó un nuevo máximo histórico de 17.3425 pesos casi al final del trimestre, mostró una volatilidad anualizada de 10.70 por ciento durante el periodo.

El reporte emitido por Banco BASE señala que a diferencia de los trimestres anteriores, durante los últimos tres meses la volatilidad cambiaria y las pérdidas de la mayoría de las divisas frente al dólar se deben a la combinación de tres factores que inciden en la especulación de los inversionistas: la inminente normalización de tasas de la Reserva Federal, la desaceleración económica de China y los bajos precios del petróleo.

Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de la institución dijo que durante el tercer trimestre, el tipo de cambio alcanzó un mínimo de 15.6290 y un máximo de 17.3425 pesos por dólar.

De acuerdo con los analistas, uno de los principales motivos detrás de la mayor volatilidad para el tipo de cambio, es la baja liquidez en el mercado cuando la paridad peso-dólar se acerca a nuevos máximos históricos, lo cual, indicaron ocasiona depreciaciones aceleradas a pesar de que el volumen de operaciones es bajo.

Recientemente, la Comisión de Cambios extendió el periodo de intervención hasta el 30 de noviembre.

Los analistas consideraron que por ahora se mantienen los riesgos de un efecto de traspaso del tipo de cambio a la inflación, por lo cual no se descarta un incremento a las tasas de interés.

Por su parte, otros cruces del dólar, por ejemplo, el real brasileño fue la divisa más depreciada al caer 21.7 por ciento durante el trimestre, al cotizarse de 3.9640 reales por dólar y tocando un máximo histórico de 4.2478 reales por dólar.