Peso y Bolsa enfrentan su peor semana desde 2008

El dólar abrió el lunes en 19.11 pesos y terminó ayer en 21.05, un desplome de 8.85%; en tanto, la BMV tuvo una pérdida de 3.57%.

México

La economía mexicana enfrentó la peor semana desde octubre de 2008, cuando la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en la primera semana de aquel mes tuvo una caída de 14.13 por ciento y el peso perdió 16.10 por ciento frente al dólar.

Hace ocho años la burbuja inmobiliaria de Estados Unidos desató una crisis financiera de alcance mundial.

Los mercados cambiario y bursátil mexicanos cerraron una semana de terror, sacudidos por el inesperado triunfo del republicano Donald Trump en Estados Unidos; el tipo de cambio inició la semana en 19.11 pesos y terminó en 21.05 (Banxico), una caída acumulada de 1.72 unidades, equivalente a 8.85 por ciento. La BMV abrió el lunes en 46 mil 694.81 puntos y terminó en 44 mil 978.25, para disminuir 3.57 por ciento.

En la sesión de ayer, el dólar al menudeo cotizó en bancos en niveles de 21.20 pesos, una pérdida de 20 centavos. La bolsa de valores descendió 0.54 por ciento, para ubicarse en 44 mil 978.25 unidades.

El martes pasado se realizó la elección presidencial en EU, con la inesperada victoria de Donald Trump, pues en las semanas previas, analistas políticos, especialistas de mercados y expertos encuestadores no preveían que los votantes estadunidenses eligieran esa opción. Las bolsas de valores del mundo empezaron a reaccionar y a sufrir pérdidas.

La economía mexicana ha estado expuesta a los vaivenes de la economía mundial y del entorno político externo.

En el momento en que se estuvieron dando a conocer los primeros resultados en favor de Trump, la moneda mexicana inició con pérdidas en los mercados de divisas, que llevó al tipo de cambio hasta niveles de 20.75 pesos por dólar, debido a que es una divisa de alta liquidez en las principales economías emergentes.

El miércoles, durante el día, el dólar se cotizó en niveles de 20.35 pesos, lo que significó una pérdida de 1.51 unidades, equivalente a 8 por ciento.

La BMV inició la semana con ganancias de 2.9 por ciento y el jueves tuvo su peor jornada en cinco años, al perder 4.57 por ciento; en el acumulado el impacto de las pérdidas fue de 3.57 por ciento.

El petróleo tuvo un comportamiento que estuvo marcado por una trayectoria de alzas al inicio de la semana, pero después de la elección el impacto fue de dos días de caídas consecutivas en el precio. El miércoles pasado los tres tipos de petróleo de referencia alcanzaron su precio máximo semanal.

Ayer, la mezcla mexicana en su cotización internacional sufrió una fuerte caída de 1.27 dólares, esto es 3.41 por ciento menos; las variaciones de precios estuvieron en su nivel mínimo, al ubicarse en 35.92 dólares por barril, mientras que el valor máximo lo alcanzó el miércoles, con 37.25 dólares.

El West Texas Intermediate estuvo ayer en su nivel mínimo, de 43.41 dólares, para perder 1.25 dólares, equivalente a 2.80 por ciento; llegó a su máximo de 45.27 el miércoles. Al final de la semana registró una reducción de 87 centavos, para una variación negativa de 3.27 por ciento.

El Brent del Mar del Norte estuvo ayer en su nivel mínimo, de 44.75 dólares el barril, al perder 1.09 dólares; la reducción es equivalente a 2.38 por ciento, y el máximo de 46.36 el miércoles, para acumular una caída de 1.17 dólares y una variación de 2.38 por ciento.

El dólar al mayoreo cerró la sesión de ayer con una disminución de 45 centavos y ubicar su precio en 20.95 pesos.

En la semana el dólar interbancario estuvo también afectado por el resultado electoral estadunidense, su precio mínimo lo registró el martes, el cual fue de 18.42 pesos, mientras que el precio máximo de 20.95 lo alcanzó el viernes, para acumular una depreciación de 1.91 pesos, equivalente a una pérdida de valor de 10 por ciento.

CLAVES

FUERTE DEPRECIACIÓN

Los índices de Wall Street en general aumentaron durante la semana, aunque con variaciones moderadas.

En tanto que las principales bolsas de valores del mundo sufrieron pérdidas, arrastradas por la incertidumbre.

Los mercados asiático y europeo experimentaron resultados mixtos, pero el miércoles la Bolsa de Japón encabezaba las pérdidas, seguida de otras de la región.