• Regístrate
Estás leyendo: Pese a recortes, aumenta el gasto de la burocracia
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 00:43 Hoy

Pese a recortes, aumenta el gasto de la burocracia

En los cinco primeros meses de 2015, el gasto corriente —aquel que mantiene en funcionamiento el gobierno sin aumentar su patrimonio— incrementó 8% respecto al mismo periodo de 2014.

Publicidad
Publicidad

César Barboza

Aunque Hacienda hizo un recorte de recursos este año y trabaja en un presupuesto base cero para 2016, el gasto corriente del gobierno continúa en aumento, mientras que la inversión física —que incluye proyectos de infraestructura en beneficio de la población y genera valor agregado para la economía— se ha desacelerado este año.

"En lo que tenemos que estar muy pendientes el próximo año es que el gobierno puede continuar gastando, pero con un recorte a la inversión, lo que nos obligará a entrar en un déficit que no impulsa la economía ni ofrece un valor agregado", dijo a MILENIO Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP).

En los cinco primeros meses de 2015, el gasto corriente —aquel que mantiene en funcionamiento el gobierno sin aumentar su patrimonio— se incrementó 8 por ciento respecto al mismo periodo de 2014, para ubicarse en un billón 150 mil 769 millones de pesos, de acuerdo con las estadísticas de finanzas públicas de la Secretaría de Hacienda.

Incluso el apartado de servicios personales, que incluye remuneraciones y prestaciones de trabajadores gubernamentales, aumentó, al pasar de 409 mil 441 millones de pesos a 415 mil 710 millones de enero a mayo, lo que representó un repunte de 1.5 por ciento.

En tanto, la inversión física registró un crecimiento real de solo 0.3 por ciento en el mismo periodo, para ubicarse en 334 mil 249 millones de pesos, con una disminución de 25.9 por ciento en la inversión para educación, 2 mil 300 millones menos que en 2014.

Solo en este apartado de inversión física disminuyeron significativamente los recursos destinados al abastecimiento de agua potable y alcantarillado en poco más de 30 por ciento, en el periodo enero-mayo respecto al mismo lapso del año anterior.

En otros rubros, la inversión pública que realiza el gobierno observó incrementos de casi 9 por ciento en el sector energético, de más de 18 por ciento en comunicaciones y transportes, así como en salud de 10 por ciento, en los primeros cinco meses del año, pero en mayo casi todos estos apartados sufrieron disminuciones.

Comunicaciones y transportes, que en su mayoría destina recursos a mejorar la infraestructura carretera, cayó en mayo 7.8 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, mientras que los proyectos en educación descendieron 28.5 por ciento; en salud disminuyeron los recursos 22 por ciento y en abastecimiento de agua potable y alcantarillado casi 50 por ciento.

"Sin embargo, hay que ser muy cuidadosos, debido a que no podemos condenar todo el gasto corriente, debido a que es como se mantienen servicios de educación o salud", dijo Villarreal.

"Pero es importante destacar que es poco probable que el gobierno revierta esta tendencia que ha reducido la inversión pública, y que al final también le pone un freno a la economía, debido a que buena parte del gasto público está comprometido", agregó.

Según el CIEP, 76 por ciento del presupuesto es muy rígido, ya que está dirigido a mantener el funcionamiento del gobierno, diversos programas de apoyo para el combate a la pobreza y pago de salarios de funcionarios.

Además, otro 17 por ciento del presupuesto está establecido por ley, y tiene que pasar por la aprobación del Congreso de la Unión para ser modificado.

"En el corto plazo, el Ejecutivo solo puede tocar entre 6 y 7 por ciento del presupuesto sin modificar leyes. Pero a pesar que es un pequeño margen para implementar una verdadera base cero, esta idea del gobierno federal era que tenía que ocurrir hace muchos años, para perder la inercia de gasto inefectivo de años atrás", afirmó Villarreal.

A finales de enero de este año, la Secretaría de Hacienda anunció recortes por más de 124 mil 300 millones de pesos —en su mayoría en gasto corriente— con el fin de conservar un balance en las finanzas públicas, luego de la estrepitosa caída de los ingresos petroleros, que se desplomaron por la caída del precio de barril de crudo.

"Pero el gasto aumentó y, por lo tanto, se observa un panorama muy complicado para que el gobierno pueda mantener en balance las finanzas públicas y realmente emprender un presupuesto base cero", dijo Villarreal.

El déficit del presupuesto alcanzó su máximo para un periodo enero-mayo, al ubicarse en 180 mil 693 millones de pesos, un aumento de más de 120 por ciento respecto al mismo lapso del año pasado, ocasionado principalmente por una caída de más de 40 por ciento en los ingresos petroleros, y a pesar de recibir más recursos por concepto de impuestos, que aumentaron más de 28 por ciento a raíz de la reforma fiscal implementada el año pasado.

El gobierno federal comenzó la implementación del presupuesto base cero esta semana, al enviar el catálogo de programas que se incluirán en los egresos de 2016, y redujo en 22 por ciento los programas respecto al año pasado; sin embargo, será hasta el próximo septiembre, con el envío al Congreso de la Unión del Proyecto del Paquete Económico 2016, cuando se conocerán los montos y la dimensión de la reducción, así como las eficiencias del gasto público.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.