¿Qué datos económicos hay que seguir esta semana?

Inflación, la confianza del consumidor y la producción industrial marcarán la agenda económica de esta semana.
Creción 0.1% producción industrial de octubre.
(Especial )

Ciudad de México

El próximo miércoles se dará a conocer el reporte de inflación correspondiente a febrero, en el que será importante observar la tendencia del componente subyacente —que excluye el precio de los bienes y servicios más volátiles, como agropecuarios y energéticos—, al ser el más expuesto al impacto por la depreciación del tipo de cambio.

Además, esta semana se publicará la confianza del consumidor de febrero y la producción industrial de enero, indicadores que se anticipan negativos, pues estarán afectados por la depreciación del peso, el recorte al gasto público anunciado por la Secretaría de Hacienda, el repunte de la inflación a inicio de año y la menor producción y cotizaciones del petróleo.

El consenso de especialistas del mercado estima que en el segundo mes del año el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentará un crecimiento mensual de 0.51 por ciento, por arriba de 0.38 por ciento registrado en enero, para alcanzar una tasa anual de inflación de 2.94 por ciento, mientras que para el componente subyacente se estima un alza mensual de 0.34 por ciento, superior al dato previo de 0.19.

El Banco de México indicó la semana pasada, en su reporte trimestral de inflación, que la trayectoria prevista para ésta considera el desvanecimiento de los choques de oferta favorables que tuvieron lugar a principios de 2015, los ajustes en precios relativos derivados de la depreciación cambiaria y el cambio en la determinación de los precios de la gasolina, que implicaría precios más altos de este combustible durante el segundo y tercer trimestres, pero más bajos en el primer y cuarto.

En consecuencia, el organismo central prevé que en 2016 la inflación general anual aumente y alcance temporalmente niveles ligeramente superiores a 3 por ciento entre el segundo y el tercer trimestres, para luego cerrar el año cerca de dicho nivel, mientras que para la inflación subyacente se espera que se eleve gradualmente a lo largo del año como resultado del ajuste en precios relativos mencionado, para también finalizar 2016 en niveles cercanos a 3 por ciento.

Respecto a la confianza del consumidor, aunque en enero pasado repuntó, tras la caída observada en diciembre, la evaluación sobre la perspectiva económica del país registró la mayor caída anual en 17 meses.

En cuanto a la producción industrial, analistas de Grupo Financiero Invex esperan para 2016 un crecimiento débil, ya que la producción manufacturera se mantendrá en expansión, debido a la tracción de la actividad económica en Estados Unidos y el fortalecimiento de la demanda doméstica; además, la depreciación del peso debería favorecer una mayor demanda externa; sin embargo, los últimos datos de la industria automotriz señalan un crecimiento moderado.