• Regístrate
Estás leyendo: Permite Aeroméxico celulares prendidos en vuelos
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 03:06 Hoy

Permite Aeroméxico celulares prendidos en vuelos

Las computadoras personales deberán permanecer apagadas durante el despegue y hasta alcanzar los 10 mil pies de altura se podrán prender.

 

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Desde el lunes pasado, Aeroméxico permite el uso de dispositivos electrónicos móviles encendidos durante sus vuelos.

“Lo único que deberán hacer es cambiar a modo de vuelo pero ya no habrá necesidad de apagarlos en ningún momento del vuelo”, dijo Rafael Suárezx, director de operaciones de la aerolínea.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, para Fórmula por la mañana, explicó que tabletas, e-books, videojuegos, reproductores de música digital y teléfonos podrán estar encendidos durante el vuelo.

“Somos la primer aerolínea del país en implementar esta medida en nuestros vuelos. Con este importante paso, Aeroméxico se une a las aerolíneas líderes alrededor del mundo en ofrecer la facilidad de uso de tecnologías y entretenimiento a bordo en un ambiente seguro”.

Este avance, abundó, es de suma importancia para los usuarios debido a que no tendrán que interrumpir su trabajo o entretenimiento personal en ningún momento de los traslados aéreos.

Aclaró que las laptops deberán permanecer apagadas hasta que alcancen una altura de 10 mil pies.

“Por cuestiones de seguridad, las computadoras portátiles deberán estar apagadas hasta que se indique se tomó una altura de 10 mil pies, ahí ya podrán prenderlas y momentos antes del aterrizaje, apagarlas”.

Recientemente la Dirección General de Aeronáutica Civil aprobó las normas necesarias para la aplicación de esta medida.

Estas disposiciones de seguridad son similares a las autorizadas por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) y otras.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.