Crece percepción de corrupción en el SAT

La mala imagen del órgano regulador puede atribuirse a la percepción negativa de los recientes temas políticos, así como a las constantes inconformidades derivadas de la reforma fiscal.
Oficinas del SAT.
Servicio de Administración Tributaria. (Manuel Guadarrama)

Ciudad de México

Durante 2014 aumentaron tanto el Índice General de Percepción de la Corrupción (IGPC) y la mala imagen del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Mientras el IGPC se colocó en 28.3 por ciento, frente a 26.1 por ciento de 2013, la mala imagen del órgano recaudador de impuestos subió de 9 a 15 por ciento.

De acuerdo con información de estudios de opinión pública de la administración general de evaluación del órgano recaudador, en el cuarto trimestre de ese año dicho indicador en el SAT se colocó en 29.4 por ciento, para mostrar un aumento negativo considerable de 4.6 puntos respecto a septiembre, con lo que la media final resulta desfavorable respecto a 2013, cuando se ubicó en 26.1 por ciento.

La caída del indicador en el cuarto trimestre de 2014, de acuerdo con los contribuyentes entrevistados, puede atribuirse a la mala percepción asociada a los recientes temas políticos de alto nivel mediático, así como a las constantes inconformidades derivadas de la reforma fiscal.

Lo anterior son situaciones que impactan y hacen más vulnerable la medición de las percepciones críticas de existencia de corrupción en esa institución, que si bien es un indicador específico del órgano recaudador de impuestos y que tiene a su cargo también la administración general de aduanas, la gente reacciona ante temas desfavorables del gobierno en lo global, añadieron.

Sin embargo, desde que se hace la medición del indicador ha disminuido. En 2003, el primer registro del IGPC fue de 53.5 por ciento, un año después bajó a 36.7 por ciento y mantuvo la tendencia descendente siete años, ya que en 2011 repuntó.

Por el lado de la imagen general del SAT, la evaluación arrojó que la mala creció el año pasado de 9 a 15 por ciento. La regular pasó de 10 a 17 por ciento y la buena imagen mejoró, al situarse en 81 por ciento, cuando un año antes estaba en 67 por ciento.

El SAT dijo que el objetivo de las mediciones ser reconocido como una institución equitativa, transparente, cercana y eficaz.