Proponen cobrar con parquímetro en Madero

La colocación de estacionómetrosen el centro de la ciudad activarála economía y motivará a utilizar elolvidado estacionamiento de la Isauro Alfaro.
Centro de Ciudad Madero.
(Especial)

Ciudad Madero

El comercio establecido propone la instalación de parquímetros en la zona centro de Ciudad Madero con dos objetivos que son el impulso a la economía de la zona cero y la reactivación del estacionamiento subterráneo de la plaza "Isauro Alfaro Otero".

La justificación es sencilla: los trabajadores del Ayuntamiento, los empleados de las empresas y los comercios se estacionan en las principales calles durante casi todo el día, lo que causa que quienes acuden al centro a hacer compras o tomar un café, tengan complicaciones para encontrar un sitio.

Ramón Gómez Narváez, presidente del Consejo Empresarial, Comercial y Turístico (Cecotur), explicó que le harán a la administración municipal la propuesta de instalar estacionómetros en el primero y segundo cuadro.

"Con un parquímetro se puede pagar una moneda y encontrar un lugar, ese es el objetivo, que el público consumidor se acerque a la zona centro de Madero y que no tenga ningún problema para estacionar su vehículo", detalló.

Pero dejó en claro que para que dicha estrategia funcione las personas que tienen su trabajo en la zona del centro y que están más de ocho horas en sus respectivos empleos, son las que tienen que utilizar el estacionamiento de la plaza.

"El objetivo de nosotros no es prohibir el estacionamiento en la zona centro ni en la zona cero, pero sí consideramos que un buen número de automóviles y vehículos que están estacionados en la zona centro y en la zona cero, pues son gentes que trabajamos ahí.

Muchas veces los mismos comerciantes tenemos vehículos en esa área, entonces si lo que queremos es que el consumidor sea el que venga y encuentre un lugar cercano, así como seguro y en el que no tarde mucho, entonces, no podemos mandarlos al estacionamiento", remarcó.

Tan solo hay que hacer recorrido por la zona cero de la ciudad y de inmediato se podrá observar la preferencia que existe del trabajador de las oficinas, negocios y diferentes comercios, por las principales calles.

Y es que tan solo hay que caminar tres cuadras de la calle Primero de Mayo, desde la avenida Francisco I. Madero, y se podrá observar a los vehículos estacionados en ambas aceras, frente al Sindicato Petrolero y a un costado de la plaza Isauro Alfaro.

En ocasiones el acceso de dicho estacionamiento está bloqueado por los coches que allí se estacionan, y por ejemplo durante los fines de semana, se pueden ver carros sobre las banquetas de la calle Carranza, que es peatonal en la cuadra en donde está la parroquia del Sagrado Corazón.

Las calles Sarabia, Madero, Monterrey, en general todas las arterias del centro, permanecen ocupadas durante la mayor parte del día como estacionamiento, mientras que la infraestructura construida especialmente para eso tiene un porcentaje diario de uso del 10 por ciento.

Entre la falta de elementos viales en el centro, las rampas que no están permitidas y los vendedores ambulantes, hacen ver a Madero como una ciudad desordenada y alejada de lo que se busca y quiere el comercio establecido.

Tan solo hay que observar el tráfico que las mañanas, las tardes y las noches se hace frente a los mercados municipales, el cual genera que se formen cuellos de botella y en algunos casos, ponen en riesgo a los peatones al intentar cruzar la calle.

Según el punto de vista de la propia ciudadanía, de los locatarios y del mismo comercio establecido, los motivos por los cuales no son utilizados los cajones del estacionamiento subterráneo se basan en que es incómodo e inseguro.

"Hemos escuchado muchos comentarios negativos de la gente sobre el estacionamiento de la plaza Isauro Alfaro, del posible usuario, sobre que la entrada no está muy cómoda, de que está en forma de caracol, de bajada y subida.

Que si el vehículo anda fallando tienen miedo de que se les quede o inclusive si la persona que lo maneja no tiene mucha habilidad o no, por temor a tener algún percance, esto es lo que nos expresa la gente", declaró Gómez Narváez.

Por su parte, José de Jesús Sosa Salas, secretario de conflictos de la Unión de Locatarios del Mercado "18 de Marzo", aseguró que la gente prefiere estacionarse frente al mercado y ocasionar conflicto vial debido a que consideran un riesgo el estacionamiento.

Y es que, según lo que la propia ciudadanía comenta, está muy abandonado, no hay la suficiente seguridad y temen que al estar en un lugar cerrado puedan ser víctimas de las personas que se dedican a delinquir.

El desinterés de la ciudadanía y la falta de promoción del estacionamiento también contribuyen a su nulo uso, el cual se refleja en números fríos y bajos que da a conocer la administración de dicho inmueble.