• Regístrate
Estás leyendo: Paraísos fiscales aceitan los engranes del comercio global
Comparte esta noticia
Sábado , 18.08.2018 / 06:11 Hoy

Paraísos fiscales aceitan los engranes del comercio global

Si bien sirven para evadir impuestos y ocultar activos ilícitos, también su propósito es ser refugios ante expropiaciones o secuestro.

Publicidad
Publicidad

La divulgación de los Panama Papers hizo más gráfica la función que desempeñan los paraísos fiscales offshore para ocultar las ganancias ilícitas, pero su rápido crecimiento se basa más que solo en el secretismo.

En medio de las desagradables revelaciones acerca de los líderes autoritarios y las personas cercanas a ellos que abusan de las cuentas offshore que proporcionó el bufete de abogados Mossack Fonseca, muchos financieros salen a la defensa de una industria que consideran un engranaje esencial en un mundo de comercio y de inversión transfronteriza.

Junto con los malos usos que se hacen de ellos, argumentan, los fondos offshore y las empresas fantasmas también permiten que las compañías y las personas multinacionales puedan manejar un maremágnum de cuestiones fiscales de las múltiples jurisdicciones donde operan. En algunos casos, simplemente les ofrecen estabilidad en un mundo incierto.

“La industria internacional de servicios financieros desempeña un papel fundamental y en gran medida positivo en la economía global”, dijo Nigel Green, director ejecutivo de deVere Group, una firma de asesoría internacional.

James Quarmby, un experto de estructuración de riqueza de la firma de abogados Stephenson Harwood, está de acuerdo. “Todo el mundo exageró un poco. El punto que tenemos que recordar es que solo porque algunas personas mal portadas usan el offshore para el lavado de dinero o la evasión fiscal, no significa que todo el mundo lo utiliza para el lavado de dinero o la evasión fiscal”, dijo Quarmby, quien llamó a los centros offshore “el aceite en el engranaje del comercio internacional”.

Para bien o para mal, los paraísos fiscales proliferaron en la era de globalización en la que las economías se integraron más. Tuvieron un promedio de crecimiento del PIB per cápita real de 3.3 por ciento en el mismo periodo, de acuerdo con una investigación de Jim Hines de la Universidad de Michigan.

La demanda por los servicios offshore se intensifica. La consultora Boston Consulting Group informó el año pasado que la riqueza privada que se registró en los centros offshore creció 7 por ciento en 2014 para alcanzar 11 billones de dólares. “Las tensiones políticas y económicas actuales, como las del Medio Oriente y América Latina, impulsan la demanda de domicilios en el extranjero que ofrecen altos niveles de estabilidad”, dijo la firma. Los temores de ser el blanco de secuestradores o que el gobierno pueda expropiar los activos son razones poderosas para usar los refugios, así como el deseo de evadir impuestos y ocultar riquezas ilícitas. Pero sirven también para otros propósitos legítimos en el sistema fiscal de las finanzas internacionales, dicen analistas y ejecutivos.

Capital Economics, una consultora que examinó las razones por las que la isla británica de Jersey se convirtió en custodio de un estimado de 1.2 billones de libras de riqueza en 2013, señaló la importancia de neutralidad fiscal. Un centro offshore con una tasa cero de impuesto corporativo asegura atraer inversores de diferentes jurisdicciones, ya que no se exponen a un doble gravamen y solo pagan los impuestos que deben en sus países de origen.

También destacó la importancia de una regulación “personalizada” que permita que sectores específicos eviten una serie de ineficiencias no intencionales de regulación “contra todos” de las jurisdicciones más grandes. La flexibilidad de los pequeños centros permite que se especialicen. “Un informe de 2009 para el Tesoro en dependencias de la corona y territorios en el exterior señala que muchos de ellos “desarrollaron importantes posiciones de nicho en los mercados financieros internacionales”.

Por ejemplo, las Islas Caimán son el principal centro de fondos de cobertura. Mientras que las Bermudas es la base más grande para la industria de “seguros cautivos”, donde una compañía establece su división de seguros. Las multinacionales estadunidenses lo utilizan mucho para “estacionar” ficticiamente sus utilidades que tal vez se tengan que repatriar a EU. Más de un billón de dólares de efectivo se registró offshore, incluso si el dinero lo mantienen los bancos estadunidenses o bonos del Tesoro de EU. En términos más generales, los centros de inversión offshore desempeñan un papel en la inversión global. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por su acrónimo en inglés), una división de las Naciones Unidas, informa que alrededor de 30 por ciento de la inversión corporativa transfronteriza se envía a través de “conductos” offshore antes de llegar a su destino, y esta tendencia aumentó . En 2012, las Islas Vírgenes Británicas fueron el quinto mayor receptor de inversión extranjera directa a escala mundial, con flujos de entrada de 72 mil millones de dólares, superior a los que recibió Reino Unido, que tiene una economía casi 3 mil veces mayor.

Una razón para los flujos de inversión que entran y salen de China principalmente son enviados a través de centros offshore para beneficiar los procedimientos de inversión y cotizaciones en bolsa, de acuerdo con el profesor Jason Sharman, de la Universidad Griffith de Australia. “Facilitar la incorporación, la capacidad de reducir el capital y la emisión de diferentes tipos de acciones, la dependencia en conceptos legales probados y eficaces, la flexibilidad de las estructuras corporativas y el tratamiento de un impuesto neutral a la inversión de diferentes fuentes, todos son argumentos a favor del uso de centros financieros internacionales para invertir en China”, dijo Sharman.

Pero la inversión también a menudo se envía a través de centros offshore para ahorrar el pago de impuestos. La Unctad informó el año pasado de una pérdida estimada de 100 mil millones de dólares de los ingresos fiscales en países en desarrollo como resultado de los centros de inversión en el extranjero. “No solo provocan un daño financiero y económico a los países, también plantean una cuestión básica de equidad”, concluyó.

7%

Alza de riqueza privada en los centros offshore en 2014, según Boston Consulting Group; asciende a 11 billones de dólares

30%

Parte de la inversión corporativa transfronteriza que se envía por offshore antes de llegar a su destino, según la ONU

100 mil mdd

Pérdida estimada por la ONU de los ingresos fiscales en países en desarrollo por los offshore


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.