Bases para el crecimiento, en paquete económico 2015: SHCP

La dependencia precisó que el pronóstico de crecimiento para este año es de 2.7 por ciento, mientras que para 2015 es de 3.7 por ciento.
Entrega de la propuesta del paquete económico 2015.
Entrega de la propuesta del paquete económico 2015. (Tomada de Cuartoscuro)

Ciudad de México

Para lograr la implementación eficaz de las reformas y elevar el bienestar de los mexicanos, el gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), entregó a la Cámara de Diputados el paquete económico para 2015.

La SHCP informó que el paquete económico entregado el viernes pasado, contiene la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación, (ILIF), el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF), así como los Criterios Generales de Política Económica (CGPE).

En el Informe Semanal de su Vocería destacó que el paquete sienta las bases para consolidar y acelerar el crecimiento económico de México en un entorno de estabilidad e inclusión social.

“A través de éste, se le da continuidad al manejo responsable de las finanzas públicas que permita elevar el bienestar de las familias mexicanas”, aseguró la dependencia federal al exponer los puntos más destacados que comprende la propuesta.

Sobre el entorno macroeconómico, la Secretaría de Hacienda confirmó el pronóstico de crecimiento para este año de 2.7 por ciento y estima un aumento de 3.7 por ciento para 2015.

En cuanto a la inflación, se espera una tasa de 3.0 por ciento, conforme a la meta del Banco de México (Banxico), se prevé un precio de referencia de la mezcla mexicana de petróleo de 82 dólares por barril, y un tipo de cambio de 13 pesos por dólar.

Además establece un techo de endeudamiento interno del gobierno federal de 595 mil millones de pesos y de endeudamiento externo del sector público de seis mil millones de dólares, montos menores a los aprobados para el ejercicio 2014.

Ello, explicó, debido a los compromisos de disminución del balance del sector público y al hecho de que a partir del ejercicio fiscal 2015, Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE) pedirán por separado autorización al Congreso para contratar endeudamiento externo.

En materia de política fiscal, mencionó que la propuesta de paquete económico para 2015 se construye sobre la fortaleza de la economía y sobre los beneficios de la reforma hacendaria de 2013.

Apuntó que en cumplimiento al compromiso del Presidente de la República de proveer un entorno de certidumbre en materia de impuestos, tanto a las empresas como a las familias, no se contemplan cambios al marco fiscal.

Así, recordó, en concordancia con el Acuerdo de Certidumbre Tributaria publicado el 27 de febrero de 2014, no se proponen nuevos impuestos, no se incrementan los ya existentes y no se eliminan los beneficios fiscales para ningún contribuyente.

Resaltó que esta medida permitirá dar mayor certeza para la toma de decisiones en materia de inversión, planeación de las empresas, generación de empleos y facilita a los hogares programar adecuadamente sus adquisiciones y ahorro.

Por su parte, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Hidrocarburos, a partir de enero de 2015, los precios de la gasolina y diesel se ajustarán únicamente al inicio del año, de acuerdo con la expectativa de inflación y se mantendrán constantes durante el resto del año.

La Secretaría de Hacienda precisó que el resto de las tarifas de bienes y servicios públicos, se definirán tomando en cuenta la relación precio-costo, los precios de referencia y la tasa de inflación.

Por su parte, añadió, la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación para 2015 refleja el fortalecimiento de los ingresos públicos producido por la reforma hacendaria, y estima ingresos públicos históricos por cuatro billones 003.4 mil millones de pesos, 1.4 por ciento real superior al aprobado en la LIF2014.

A su interior, los ingresos petroleros ascienden a un billón 198.7 mil millones de pesos, menores en 7.1 por ciento al monto aprobado en la LIF2014, y los ingresos tributarios a un billón 959 mil millones de pesos, con un incremento de 7.0 por ciento real, detalló.

A su vez, los ingresos no tributarios del gobierno federal y los ingresos propios de los organismos y empresas distintos de Pemex se incrementan 4.8 y 1.8 por ciento real, respectivamente.

Sobre el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2015, expuso que una de las prioridades del gobierno de la República es que el gasto público apoye de manera decidida el crecimiento económico.

Por ello, el gasto se destinará a proyectos de inversión en infraestructura y programas sociales que mejoren la calidad de vida de los mexicanos, mencionó la Secretaría de Hacienda.

Indicó que el PPEF para 2015 prevé un gasto neto total devengado de cuatro billones 676 mil millones de pesos, 1.2 por ciento real superior respecto al presentado para 2014.

Apuntó que el gasto neto total pagado asciende a cuatro billones 645.2 mil millones de pesos, y a su interior, el gasto programable devengado se estima en tres billones 633.4 mil millones de pesos.

Destacó que el gasto programable se destinará, en su mayoría al Desarrollo Social (58.3 por ciento), seguido del gasto en Desarrollo económico (31.5 por ciento), Funciones de Gobierno (6.7 por ciento), mientras que el resto se destina para Otros Poderes, entes autónomos y los Fondos de Estabilización.

Se establece por primera vez un límite máximo para el gasto corriente estructural, para mejorar la calidad del gasto público en el país y sentar las bases para una evolución adecuada del mismo en los próximos años, refirió.

Así, la Iniciativa considera un crecimiento de tan solo 0.9 por ciento en términos reales, respecto al monto aprobado en 2014 y, con ello, el Gasto Corriente Estructural alcanza los dos billones 096 mil millones de pesos y. dentro éste, el gasto en servicios personales disminuye 0.1 por ciento en términos reales.

Apuntó que las transferencias a entidades federativas y municipios se ubicarán en un billón 526.1 mil millones de pesos, lo que implica un crecimiento de 0.6 por ciento respecto al monto aprobado en 2014.

Para los Ramos Administrativos, refirió la SHCP, se propone una asignación de gasto de un billón 177.7 mil millones de pesos, monto superior en 0.7 por ciento al aprobado para 2014.

De esta manera, subrayó, los lineamientos del PPEF 2015 promoverán el uso eficiente de los recursos productivos, fortalecerán el ambiente de negocios y financiarán políticas sectoriales y regionales para impulsar el desarrollo.

En cuanto al balance público, comentó que para suavizar la trayectoria del gasto y no afectar la dinámica positiva que ha venido observando la economía mexicana desde el segundo trimestre de 201 se financiará con déficit el faltante entre ingresos y gastos.

Por ello se propone un déficit presupuestario de 1.0 por ciento del Producto Interno Bruto, menor en 0.5 por ciento del PIB al aprobado para el ejercicio 2014 y se encuentra en línea con la trayectoria de déficit planteada en los CGPE para 2014.

Precisó que considerando la inversión de las Empresas Productivas del Estado y en proyectos de alto impacto económico y social, la medida de déficit equivale a 3.5 por ciento del PIB.

Se plantea una meta anual de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) de 4.0 por ciento del PIB, meta congruente con lo establecido en el Artículo 16 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Haciendaria (LFPRH) y el Artículo 11B de su Reglamento.

Derivado de la transformación de Pemex y CFE en Empresas Productivas del Estado, se propone un balance financiero con y sin inversión para Pemex de menos 0.9 y 1.1 por ciento del PIB, respectivamente.

Asimismo, se contempla que dichos balances serán de 0.2 y 0.4 por ciento del PIB para el caso de la CFE.

Con ello, afirmó la Secretaría de Hacienda, el paquete económico 2015 busca fortalecer a la economía mexicana y apoyar la implementación de las reformas transformadoras.