En el aire, pagos vencidos a proveedores de Pemex

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Petróleo, señaló que se ha estado trabajando en la elaboración de propuestas para la regularización de pagos.
Hay inversionistas que buscan agruparse para ser proveedores de Pemex u otras petroleras.
Plataforma de Pemex. (José Luis Tapia)

Ciudad de México

Las deudas que tiene Pemex con proveedores y contratistas siguen creciendo, no obstante que desde agosto pasado el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró que la petrolera ya revisaba esquemas de pago.

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria del Petróleo (Amipe), Erik Legorreta, señaló que se ha estado trabajando en la elaboración de propuestas, una de ellas es que la regularización de pagos sea mediante un esquema de factoraje con bancos de segundo piso, como Nacional Financiera, o privados.

Sin embargo, la petrolera nacional tiene que acelerar su reglamentación interna para que se logre, toda vez que ahí se encuentra el problema; “hoy en día tú no puedes presentar una factura que ya está autorizada, por ejemplo a Nacional Financiera, si Pemex no tiene en caja el dinero”.

Legorreta explicó que si se trata de presupuestos y proyectos que fueron aprobados, las empresas que prestan sus servicios y productos a Pemex puedan cobrar esa factura, aunque no cuente con recursos líquidos.

“Es urgente, no es un asunto que se haya resuelto, la deuda sigue creciendo, los retrasos también; Pemex ha ido resolviendo moderadamente, pero se vuelve un círculo vicioso, ya que te dice: ‘te pago un factura que te debía desde hace 120 días’, pero ya se le está venciendo otra y son otros cuatro meses”.

Con la falta de pagos, cada vez se hace más aguda la escasez de recursos en las empresas, es por esto que la Amipe busca que se resuelva a más tardar en los próximos dos meses.

“En la industria hay preocupación, pero también hay una gran expectativa por los proyectos que se pueden detonar ahora con la reforma energética; estamos solicitando que haya un mayor financiamiento para que Pemex pueda impulsarlos”.

Si bien ya hay nuevos competidores en el mercado mexicano de hidrocarburos, la ex paraestatal debe ser el eje central de la reforma en el corto plazo, pues se deben cubrir muchas necesidades tanto de producción como de infraestructura, donde aún se tiene una gran deficiencia, dijo.

En ese contexto, el senador del PAN Jorge Luis Lavalle indicó que se tendrá que revisar bien cómo la petrolera fija las prioridades y la forma en que se gasta en los proyectos estratégicos que le generan más valor a la empresa y al Estado.

Y es que se prevé que sea hasta dentro de cuatro años cuando Pemex tenga un escenario financiero positivo, ya que en ese transcurso enfrentará muchas dificultades.

Refirió que hay estados que ya han sido afectados por la falta de pago a proveedores y contratistas, como es el caso de Campeche, donde la empresa productiva del Estado trae un financiamiento muy fuerte por parte de los proveedores y está comprometiendo “muy fuertemente” a muchas de esas firmas, las cuales inclusive comienzan a quebrar, debido a que tienen mucho que no les pagan; “está generando despidos y complicaciones a esas compañías que dependen de Pemex”.