Operadores virtuales aumentan en México

Esta figura de telefonía móvil inició su despegue en el país gracias a las facilidades que trajo la implementación de la reforma en materia de  telecomunicaciones.
Los OMV buscan competir con las grandes empresas de telefonía.
Los OMV buscan competir con las grandes empresas de telefonía. (Shutterstock)

México

Por años, la telefonía móvil en México ha tenido un líder indiscutible que se llama Telcel y un par de fuertes competidores de nombre Telefónica Movistar y AT&T; sin embargo, la reforma en materia de telecomunicaciones que entró en vigor en 2014 ha traído consigo un ejército de pequeñas compañías que poco a poco comienzan a hacerse un espacio en las preferencias de los consumidores, dado que les facilitó el terreno de entrada.

La realidad es que su arranque fue menos rápido de lo esperado, pero desde el año pasado se ha visto la llegada de nuevas empresas de telefonía móvil bajo la modalidad de Operador Móvil Virtual (OMV), de forma que hasta la fecha hay un total de 15 compañías que ofrecen servicios móviles: la primera y más conocida es Virgin Mobile, y la más reciente, anunciada hace apenas unas cuantas semanas, es Chedraui.

Cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) indican que al cierre del cuarto trimestre de 2016, los OMV alcanzaron en México en conjunto un total de 1.2 millones de líneas telefónicas móviles, lo que si bien representa una participación de mercado de 1.1 por ciento, lo verdaderamente relevante es que ya figuran en el mapa de las telecomunicaciones.

De hecho, estimaciones de The Competitive Intelligence Unit (The CIU) indican que para el cierre del presente año su participación puede llegar a 1.7 por ciento.

La figura de Operador Móvil Virtual ya existía en México; sin embargo, la reforma en telecomunicaciones quitó barreras de entrada. A grandes rasgos, son compañías de telefonía móvil que no cuentan con una concesión de espectro de frecuencia, lo que significa que carecen de una red propia, por lo tanto, para dar servicio firman acuerdos  de colaboración que les permite utilizar la infraestructura de empresas más grandes y consolidadas.   

Aunque en México es un modelo reciente, su historia es vasta en varios países, como por ejemplo: Estados Unidos, Canadá, Alemania, Reino Unido, España, Australia, Colombia y Chile, entre otros.

Del total de OMV que operan en México, la mayoría se encuentra operando sobre la red de Movistar, filial mexicana de la compañía española Telefónica.

De acuerdo con Boris Velandia, director de negocio mayorista de Telefónica, la empresa terminó 2016 con un total de 12 operadores móviles en su red, y espera sumar otras tres para concluir el año con 15.

“Alemania que tiene 70 operadores virtuales y España que cuenta con 40, son los países donde más compañías de este tipo tiene Telefónica en todo el mundo. México ocupa el tercer puesto, en este rubro somos el país más grande de América Latina para nuestra casa matriz y la única unidad en México que alberga tantas empresas”, dijo el directivo de la firma ibérica.

Cifras de la consultora Ovum indican que contando todos los OMV que existen en América Latina, México ostenta el tercer sitio en cuanto a cantidad, solo después de Colombia y Chile; mientras que a escala global ocupa la posición número 22.

Belandia destacó que es probable que México sea pronto un mercado exitoso en este rubro, pero considera que aún está lejos de que este negocio sea el número uno en el país, pues en lo particular tienen 26 millones de usuarios como operadores tradiciones y poco más de 1 millón como móviles.

Nicho

Para el directivo de Telefónica, algo que se ha visto en los últimos meses es que los OMV que operan en México más que competir directamente con las grandes compañías, comienzan a explotar el mercado para encontrar su propio nicho.

Puso el ejemplo de Toka Móvil, firma que se está enfocado en los usuarios del sector bancario, específicamente ofreciendo servicios a todos los empleados de operaciones, los cuales tienen muchos negocios y tarjetas en la calle, que tienen certificados con Visa o MasterCard y suman casi dos millones de usuarios. “Es a los que están buscando para montarlos en su servicio virtual”.

Otro caso de esta especialización a la que están recurriendo los OVM mexicanos es el de Chedraui, marca que se está enfocando en las amas de casa: mientras que Helpy busca llegar al sector de “ayuda a la gente”, al enfocarse en fundaciones o similares con un toque más social que empresarial.

“Vienen otros que se enfocarán en el mercado de llamadas internacionales, estamos viendo que lo que se avecina son muchas empresas de nicho totalmente distinto, como Simpati, que ofrecerá un seguro con Mapfre cuando recarguen el teléfono, por ejemplo”, comentó Belandia.

De acuerdo con Jesús Romo, director de Telconomía, a partir de 2016 se observó por parte de algunas empresas mexicanas un importante aprendizaje, dado que ahora han salido mejor segmentada y buscan dar algún beneficio adicional a los usuarios que pretenden captar. 

“En un principio la expectativa que tuvieron fue captar a los clientes de prepago, pues creían que podrían estar inconformes con el servicio de los operadores establecidos; sin embargo, los OMV no pueden competir con la misma estructura de costos”, apuntó Romo.

Explicó que por este motivo, las expectativas que tenían los OMV de llegar al millón de líneas en 2015 apenas se esté concretando en 2017, pues existe evidencia de que competir solo por ofrecer el servicio o por diferenciarse como marca, no era la mejor opción para ganar participación de mercado. 

En este sentido, añadió que es por eso que ahora este tipo de compañías ya están dando acceso, por ejemplo, a seguros o incluso a eventos o cupones de comida, lo que acompaña un poco más la cantidad de beneficios que ofrecen.

Desde el punto de vista del especialista, hay algunos operadores que están buscando otra forma de dar beneficios y obtener ingresos, como es el caso de Virgin Mobile, firma que trabaja en cómo puede meterse a la parte de ser un proveedor de equipos para así diversificar sus ingresos.

“Vale la pena recordar que hay algunos que funcionan como comercializadores, pero no están enfocados al mercado masivo, incluso hay uno o dos que sí entran en ese mercado, pero con servicios de valor para las empresas. Es lo que nosotros consideramos que puede darle ventajas a estas firmas, porque ahí la conectividad es parte de la cadena del servicio”, dijo Romo.

Aseguró que el bajo crecimiento que tuvieron en un principio estos operadores en el país, en realidad pasa en todos lados donde entran los OMV, porque las redes no son iguales, incluso la madurez de los servicios no es la misma.

Además, hay grandes operadores con mas apertura como Telefónica que ya conoce bien este negocio y les reditúa ganancias, mientras que hay otros como Telcel, que poco a poco se verá que albergan a otras empresas, pues está obligada a brindar acceso a su red y reconocerla para OMV.

“Lo importante es que estas compañías de telefonía (OMV) puedan hacer negociaciones abiertas, con más operadores para tratar de obtener mejores condiciones, aquí es donde entra la importancia de la Red Compartida en nuestro país, pues es lo que se busca con ella; dar mejores precios a estas empresas, lo que además ayudará a que se fabriquen más dispositivos que corran en esa banda”, aseguró el especialista.

Visión global

Sonia Agnes, analista de firma de consultoría Ovum, destacó recientemente que hay 250 millones de suscriptores de OMV repartidos en 70 países, lo que implica que a nivel global sean alrededor de 3 por ciento del total del mercado móvil.

La analista destacó que la principal región en la que se han desarrollado es Europa, donde alrededor de 13 por ciento de los suscriptores tienen como compañía a un OMV, lo cual tiene que ver con su historia y su misma evolución, porque esa región fue la primera que arrancó con ese modelo de negocio desde el año 2000, lo que significa que ha tenido más tiempo para desarrollar el sector.

El segundo mercado es Estados Unidos, con aproximadamente 8 por ciento del total, luego vienen regiones como Oceanía y Asia del este, donde el número es cercano a 3 por ciento, aunque en esa región se prevé que exista un crecimiento importante en los próximos años.

A nivel países, en cuanto a adopción del servicio, Holanda es el que tiene más crecimiento, aun cuando ya cuenta con 20 por ciento del total de suscriptores que son clientes de un OMV, Alemania tiene 25 por ciento, aproximadamente.

“En América Latina el país que más ha crecido en este mercado es Colombia. Luego sigue Chile, con 3 por ciento del mercado, México, con 1 millón de suscriptores, y el resto de la región maneja cifras incipientes. Hay algunos casos en Brasil, Perú y Argentina, pero es algo que apenas está iniciando pese a que en Europa tiene 20 años.

Explicó que dichas cifras se refirieron al nivel de adopción de determinado mercado, pero cuando se habla de volumen, China es el principal motor, con 43 millones de suscriptores; seguido de Estados Unidos, con 32 millones; Alemania, con 24 millones; Reino Unido, con 14 millones; y Japón, con un total de 11 millones.

Los anteriores son los cinco mercados más importantes del ranking mundial, en el cual, de acuerdo con cifras de Ovum, México se encuentra en la posición 22 con poco más de un millón de suscriptores.

“Para los OMV, la principal área de interés son los jóvenes, los medios y el entretenimiento, según la encuesta que realizamos, pues reveló que 38 por ciento tiene interés en esos mercados, además 32  por ciento se interesa en los retailes, supermercados, grandes cadenas, y el siguiente nivel tiene que ver con redes sociales y comunidades que se unen, como un equipo de futbol, una determinada asociación, o incluso religiones, finalmente 30 por ciento se interesa en todo lo que tiene que ver con comunidades étnicas”, dijo Agnes.

La especialista destacó que los OMV todavía deben enfrentar algunas barreras que se presentan en ciertos mercados, pues son un negocio de bajo margen donde su desarrollo depende del reconocimiento, toda vez que debe ser una empresa en la cual la gente confíe para querer tener sus servicios.

Aunque en el caso específico de México, hay tres compañías que dominan el mercado, la realidad es que la población ya comienza a ver otras compañías que le ofrezcan la opción de contar con un mejor servicio.

 

15

Operadores Móviles Virtuales son los que actualmente están en México, pero se espera que el número crezca de manera importante.

1.1%

Es la participación de mercado que tienen en México los OMV; sin embargo, se estima que cierren el año en 1.7%.

<div align=center><a href=FOTO1target=blank><img src=FOTO2border=0></a></div> <p align=center> <fontcolor=#005680> [Dé clic sobre la imagen paraampliar]</font> </p>


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]