Más obligaciones en la ley secundaria: Televisa

El proyecto de telecomunicaciones de Los Pinos es excesivo, acusa la televisora; el PAN en el Senado analizará la propuesta y el PRD amaga con recurrir a la Suprema Corte.

México

Televisa afirmó que las nuevas obligaciones en la ley secundaria de telecomunicaciones exceden por mucho las antes impuestas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), además de que las sanciones económicas son totalmente desproporcionadas.

La empresa dio a conocer su postura respecto al documento enviado por el presidente Enrique Peña Nieto al Senado y destaca que las disposiciones obstaculizarán su operación.

Dichas limitaciones se refieren a su infraestructura instalada, venta de publicidad, producción, programación y distribución de contenidos, así como en la adquisición de exclusividades y participación en otros medios de comunicación.

La propuesta del Estado mexicano reafirma su capacidad rectora sobre el sector sin que por ello se interfiera con la actividad económica que corresponde a los particulares, se consigna en el sitio de internet de la Presidencia de la República.

La postura se fijó luego de recibir más de 33 propuestas de diversos actores de la industria y de la sociedad en general, entre las que destacan las de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones, la Canieti, la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión y el Consejo Coordinador Empresarial. También, se consultó a organismos internacionales, como la OCDE.

En lo que se refiere a las reglas de multiprogramación, Televisa indicó que el proyecto de ley convergente contiene diversas disposiciones que impondrán barreras a una oferta programática más amplia, diversa y plural.

Afirmó que en materia de contenidos, las sanciones son desproporcionadas, y en cuanto al apagón analógico solo se amplía el tiempo para las repetidoras que operan con baja potencia, pero no modifica la carga de inversiones para la empresa en el corto plazo.

La televisora advirtió que en materia de telecomunicaciones la iniciativa no prohíbe expresamente al agente económico preponderante la discriminación de tarifas en función del destino de la llamada, con lo que se mantiene el denominado efecto club.

A lo anterior se suma que ni reglamenta ni desarrolla los términos de aplicación del texto constitucional en el que se prohíbe al agente preponderante beneficiarse de la regla de gratuidad para la retransmisión de contenidos.

"Con esta grave omisión y la demora en las investigaciones del Ifetel, Telmex se aprovecha de la gratuidad de nuestras señales y de las de otros radiodifusores vía Dish", afirmó la televisora.

En este contexto, la bancada perredista en el Senado impugnó la iniciativa, al advertir que se tendrá que modificar para regresar al espíritu de la reforma constitucional, de lo contrario está destinada a ser controvertida en la Suprema Corte mediante una acción de inconstitucionalidad.

Mientras, la bancada panista se dividió. El presidente de la Comisión de Comunicaciones, Javier Lozano, dio la bienvenida al proyecto y el coordinador Jorge Luis Preciado dijo que ya el Comité Ejecutivo Nacional fijó una postura en contra y los senadores habrán de analizarla.

El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal, consideró "anticipado y poco responsable" descalificar en menos de 24 horas la iniciativa.

La perredista Purificación Carpinteyro sostuvo que la iniciativa presidencial violenta la reforma constitucional y alertó sobre el riesgo de repetir la llamada ley Televisa, pero dejó claro que en caso de ocurrir ese déjà vu, el PRD irá nuevamente a la Suprema Corte para reclamar la inconstitucionalidad del ordenamiento.

Con información de Miriam Castillo y Omar Brito.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]