Califican analistas de “sólido” el plan de inversión de OMA

Accival, casa de bolsa, señala que con el nuevo plan, la compañía recibió aumentos de tarifas de un dígito medio, así como un alza de aproximadamente 60 por ciento en inversiones comprometidas.

Monterrey

El nuevo plan maestro de desarrollo quinquenal dado a conocer por Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA), es sólido y superior a las expectativas de analistas de Accival, casa de bolsa.

El pasado 30 de diciembre, la compañía difundió los detalles de su plan maestro de desarrollo quinquenal para el periodo 2016-2020.

OMA recibió aumentos promedio de tarifas reales de aproximadamente 15 por ciento, a cambio de comprometerse a realizar inversiones por cuatro mil 400 millones de pesos en su negocio, las cuales representan un aumento de 36 por ciento contra las inversiones de tres mil 300 millones de pesos del plan maestro de desarrollo anterior (2011-2015).

"En general, el plan maestro de desarrollo quinquenal es mucho mejor que el anunciado por su rival GAP en enero (2015), en el cual la compañía recibió aumentos de tarifas de un dígito medio, así como un incremento de aproximadamente 60 por ciento en inversiones comprometidas. En el extremo opuesto, la revisión del plan maestro de desarrollo de Asur en enero de 2014 parecía haber sido la menos favorable, con una reducción de 4 por ciento de la tarifas de su principal aeropuerto, Cancún, y un aumento del 87 por ciento de las inversiones requeridas por Asur durante el mismo periodo", indicaron los analistas Stephen Trent y Kavin M. Kaznica, de Accival, casa de bolsa.

"Realmente estas cifras fueron considerablemente más robustas que nuestra expectativa del nuevo plan maestro de desarrollo anterior 2011-2015".

Los analistas resaltaron varios factores que explican estas diferencias importantes y que son: unas proyecciones de crecimiento de tráfico a largo plazo inferiores a las expectativas del mercado de aproximadamente 6 por ciento; el tono restrictivo de las autoridades reguladoras sobre los rendimientos de los bonos soberanos mexicanos a 10 años, ahora que la Reserva Federal de Estados Unidos ha comenzado a subir las tasas de interés y las relativamente bajas tarifas de uso de terminales de OMA, quizás aún cercanas al 65 por ciento.

Lo anterior, señalaron, implica que los retornos a largo plazo de la compañía aún no han alcanzado el mismo nivel que el de sus rivales Asur y GAP.

Los analistas indicaron que la posibilidad de que OMA logre las mismas tarifas de uso es una de las principales razones por las que Accival reitera la recomendación de compra de las acciones de OMA, contra las recomendaciones de venta de Asur y GAP, cuyos planes maestros de desarrollo han sido hasta el momento menos favorables.