IFT emite nueva política para transición a tv digital

El documento establece que se debe alcanzar un nivel de penetración de receptores y decodificadores de 90 por ciento o más en los hogares de escasos recursos.
El apagón analógico debe concluir el 31 de diciembre de 2015.
El apagón analógico debe concluir el 31 de diciembre de 2015. (Especial )

Ciudad de México

El Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) emitió la nueva política para la transición a la televisión digital, que establece las directrices que deben seguir los concesionarios y permisionarios para concluir la transmisión de las señales analógicas a más tardar el 31 de diciembre de 2015.

En un comunicado, el órgano regulador señala que el documento, aprobado en sesión ordinaria, incorpora comentarios y opiniones recibidas durante el proceso de consulta pública realizado del 18 de julio al 8 de agosto pasado, en el cual se recibieron 57 aportaciones sobre el contenido del proyecto.

La nueva política establece los requisitos para que el IFT ordene el apagón analógico, como el de alcanzar un nivel de penetración de receptores y decodificadores aptos para recibir señales digitales en 90 por ciento o más de los hogares de escasos recursos definidos por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en cada área de cobertura.

Asimismo, en la política se determinan los mecanismos y coordinación entre el IFT y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a fin de que dicha dependencia proporcione la información relacionada a los hogares de escasos recursos definidos por Sedesol.

Entre los datos que deberán ser entregados se encuentran el número de hogares por área de cobertura donde se realizan las transmisiones analógicas, en cuántos se entregaron receptores y el porcentaje de penetración con receptores o decodificadores digitales en los hogares, en cada área de cobertura en donde se realicen transmisiones analógicas.

Con el fin de otorgar certeza y seguridad jurídica a los concesionarios y permisionarios de televisión, se estableció que cuando el instituto determine que se han satisfecho los requisitos mencionados, acordará la fecha del apagón analógico mediante una resolución que se hará pública a través del Diario Oficial de la Federación (DOF).

Respecto a la multiprogramación, sistema que permite transmitir más de un canal de programación en el mismo canal de transmisión, la política señala que los concesionarios y permisionarios que quieran hacer uso de ésta deberán cumplir lo previsto en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión y en los lineamientos en la materia que se emitan.

"En apego al mandato constitucional, los concesionarios y permisionarios de televisión radiodifundida están obligados a devolver al Estado los canales en los que realizaban las transmisiones analógicas en cuanto se concrete el proceso de digitalización".

Con el fin de garantizar la continuidad del servicio de televisión, se estableció la obligación de los concesionarios y permisionarios de replicar con sus transmisiones de televisión digital el área de cobertura de sus señales analógicas, para lo cual podrán usar equipos complementarios de zona de sombra.

Subraya que vigilará el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la transición a la televisión digital y sancionará a los concesionarios y permisionarios de televisión radiodifundida que no las acaten cabalmente.

Con la emisión de esta política, se abroga el Acuerdo por el que se adopta el Estándar Tecnológico de Televisión Digital Terrestre y se establece la Política para la Transición a la Televisión Digital Terrestre en México, publicado en el DOF el 2 de julio de 2004 y cuya última modificación fue publicada el 7 de mayo de 2014.

Por otra parte, el instituto señala que como resultado de las acciones de verificación y supervisión que realiza para garantizar el debido uso del espectro radioeléctrico, se detectaron tres casos en los que se utilizaban frecuencias sin contar con la previa concesión o permiso.

Por ello, resolvió imponer sanción y declarar la pérdida en beneficio de la Nación de los equipos que servían para estas operaciones.