Hoteles españoles en México

Aunque conservan su esquema de “todo incluido”, el segmento de turismo de negocios ha tomado una enorme  relevancia en el mercado mexicano por lo que las grandes cadenas españolas deben tener ...
Barceló Puebla, la ciudad es un importante destino para eventos internacionales por la cercanía con la capital del país y sus conexiones aéreas con Houston, Dallas y Nueva York.
Barceló Puebla, la ciudad es un importante destino para eventos internacionales por la cercanía con la capital del país y sus conexiones aéreas con Houston, Dallas y Nueva York. (Foto: Cortesía )

México

En la década de los 90, los hoteles de playa con el formato de “todo incluido” eran una innovadora oferta en el terreno turístico mexicano, lo cual aprovecharon cadenas hoteleras españolas como RIU Hotels & Resort e Ibeostar que llegaron al país en 1997, y a las que siguieron otras en los años siguientes, como Barceló, Oasis, Meliá, NH y Catalonia.

Así, este tipo de oferta en destinos como Cancún y la Riviera Maya se popularizaron y, en la actualidad, prácticamente todos los hoteles la ofrecen, por lo que ahora buscan crear otros diferenciadores que atraigan a nuevos clientes y hacer una oferta distinta a los huéspedes que suelen visitarlos.

Este es el caso de Iberostar, Barceló y Palladium, empresas españolas ya con una tradición en México que, a pesar de tener un gran éxito en el turismo de playa, ahora le apuestan a crecer en el mercado de convenciones, hoteles de ciudad y experiencias para adultos que buscan ambientes de lujo y diseño.

El turismo de reuniones

Las convenciones o “turismo de reuniones” es una de las actividades que mayor crecimiento han tenido en México. Este segmento, está valuado en el país en más de 6 mil millones de dólares, y para la cadena Iberostar ha llegado a representar hasta cerca de 30% de su ocupación anual en Cancún.

“Vimos que el destino gusta a todo el mundo, y por la potencia de la zona, como su importante aeropuerto y su oferta variada, también es bueno para grupos”, afirma Rafael Carmona, director de Operaciones de Iberostar México. “Por eso tenemos dos centros de convenciones con todo lo necesario”, indica el ejecutivo de esta cadena que llegó a México en 1997.

La importancia de este segmento turístico es tal, que Iberostar está invirtiendo más de mil millones de dólares en infraestructura hotelera para ofrecer al mercado de convenciones alrededor de 13 mil metros cuadrados de espacio interior.

Voltear a la ciudad

Aunque los hoteles de playa son parte importante de la oferta de las cadenas hoteleras españolas hay algunas, como Barceló, que han comenzado a expandir su oferta hacia otras ciudades. “Una parte importante de nuestro crecimiento está enfocada a la parte de hoteles de ciudad o urbanos, así que desde el año pasado estamos buscando estar presentes en otros lugares”, explica Gustavo Jiménez Tapia, director de Expansión de Barceló en México.

En enero pasado, esta compañía inauguró un hotel en Puebla, que es de cuatro estrellas y está enfocado, principalmente, al turismo local y de negocios; además de que esa ciudad es un importante destino para eventos internacionales por la cercanía que tiene con la capital del país y sus conexiones aéreas con lugares como Houston, Dallas y Nueva York.

“Estamos buscando tener presencia en las ciudades más importantes y las que van teniendo un crecimiento exponencial, por ejemplo, en el corredor automotriz entre Querétaro y Aguascalientes, así como lugares como Veracruz, Tabasco y Campeche, donde la reforma energética va a generar crecimiento”, destaca el ejecutivo de esta cadena que actualmente tiene 14 hoteles en México.

Así, estas tres cadenas españolas, con presencia en todo el mundo y para las cuales México representa uno de sus mercados más importantes, se adelantan a los tiempos para llegar preparadas al futuro.

Diversificar la oferta

El turismo “todo incluido” también ha experimentado cambios en la hotelería moderna y las cadenas españolas no se han quedado atrás.

Palladium cuenta con la marca Ushuaïa, un hotel que se caracteriza por ofrecer a sus huéspedes un entorno de diseño y alta calidad en sus servicios e instalaciones con todo tipo de lujos y servicios VIP las 24 horas.

Enfocado hacia el consumidor adulto, Palladium ha considerado traer a México ese concepto.

“En nuestro plan estratégico a cinco años, está la idea de crecer, y definitivamente uno de los destinos donde estamos intentando crecer es México”, indica José Luis Camero, subdirector de Producto y Explotación de Palladium Hotel Group en el Caribe, compañía que en 2017 planea abrir un hotel de mil habitaciones en Cancún.