8 negocios 100% ecológicos

Estas empresas ganan dinero a través de servicios y productos completamente amigables con el medio ambiente.
Negocios Verdes
Negocios Verdes

Hay compañías que deciden implementar algunos procesos más eficientes y amigables con el medio ambiente, pero las ganancias de estas empresas se basan exclusivamente en ofrecer productos y servicios completamente ambientales. Sus casos demuestran que sí se puede hacer negocio con la naturaleza, en el buen sentido de la palabra.

El hotel manglar

Nombre: Mayakoba

Mayakoba es un complejo turístico en la Riviera Maya que demuestra que la sostenibilidad puede ser bastante atractiva y rentable. El complejo que incluye tres hoteles de lujo de las cadenas Fairmont, Banyan Tree y Rosewood así como el campo de golf El Camaleón genera ingresos anuales de aproximadamente 120 millones de dólares así como mil 800 empleos directos. El principal atractivo de este lugar es el ecosistema del manglar que lo rodea y el complejo busca preservarlo a través de una baja densidad de habitaciones y buenas prácticas ambientales.

Mayakoba cuenta con el Certificado de Calidad Ambiental Turística de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA). Los hoteles están comprometidos a adquirir productos ecológicos, reducir el uso de energía eléctrica y contar con sistemas ahorradores de agua en todas las habitaciones y sanitarios. También separan residuos, reciclan materiales inorgánicos y dan prioridad a la compra de productos orgánicos y locales.

En cuanto al campo de golf, se busca el uso mínimo de plaguicidas y el riego con agua residual tratada y un césped que puede soportar grados más altos de salinidad en el agua.

El desarrollo cuenta con planes de rescate de flora y fauna silvestre y se realiza un monitoreo mensual de la fauna existente, como tortugas marinas y cocodrilos que anidan en las cercanías; además, existe un programa permanente de reforestación de mangle.


Botellas reutilizables

Nombre: KA-AB

Año de fundación: 2009

Twitter:@BOTELLASKAAB

El consumo y deshecho per capita de PET es de 7.2 kilos al año en México.

Los Lifestyles of Health and Sustainability LOHAS (o consumidores verdes) toman su decisión de compra en función de qué tanto esta contribuye a la conservación y rescate del medio ambiente. Ante la necesidad de salvar al planeta, Lesly Méndez  Cazenave-Tapié lanzó una serie de botellas elaboradas con acero inoxidable –un material que, debido a sus propiedades, no guarda olores ni sabores y mantiene intactas las propiedades del agua–.

“Nuestra meta es disminuir el consumo de envases PET en México y apoyar asociaciones que trabajen en favor de alguna causa ambiental”, señala la fundadora. Esta estrategia no sólo ha resultado benéfica para el ecosistema mexicano, sino también funciona como una manera de hacer negocio. Esto se refleja en su última facturación anual: $800 mil pesos en 2013.

Actualmente, las botellas KA-AB se venden en tiendas ecofriendly del Distrito Federal como Ecobutik, Green Corner y Móbica; en El Péndulo y El Sótano, la cadena Comercial Mexicana, y en línea. Además, ha hecho donaciones a organizaciones como Presencia Animal, Naturalia, Pronatura y Reserva Los Fresnos.

Muebles desechables para estudiantes

Nombre: Eolus Design

Año de fundación: 2011

Twitter:@Eolus_design

Sólo 10 % de la población en México tiene acceso a mobiliario de diseño.

El concepto de Eolus Design consiste en ofrecer a estudiantes y corporativos mobiliario de oficina económico, fácil de transportar y almacenar, y amigable con el medio ambiente. Cada mueble, que va desde contenedores hasta libreros y escritorios (con capacidad de carga de 115 kilos) está elaborado con cartón reciclable resistente al agua. Se trata de una oferta que combina funcionalidad, diseño y una filosofía pro ambientalista.

“Antes, comprar un producto ecofriendly significaba invertir en algo inútil. Aquí es al revés, yo te vendo algo que sí sirve y que, además, genera un impacto ambiental y social positivo”, afirma Eugenio Villarreal, director general de la compañía. ¿Y cómo surgió la idea de negocio? Durante su formación universitaria, este emprendedor detectó una necesidad entre los estudiantes: muebles fáciles de armar, desechar y económicos.

Hoy, Eolus Design es una opción tanto para estudiantes que viven solos o comparten departamento como para importantes corporativos, como HP, que continuamente deben invertir en escritorios para los empleados de reciente ingreso.

Itacates biodegradables

Nombre: Ecoshell

Año de fundación: 2010 

Twitter: @ecoshell_mx

54 % de los mexicanos apunta su decisión de compra hacia productos ecofriendly.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac), en México se producen 350 mil toneladas de unicel al año y sólo se recicla 1%. Este material –muy popular en el sector restaurantero, en la división de comida a domicilio– requiere de aproximadamente mil 500 años en degradarse, mientras que la materia prima con la que la empresa Ecoshell elabora sus envases, bolsas y contenedores sólo necesita de 90 a 240 días en promedio.

“Se trata de biopolímeros que se obtienen de la fécula de maíz, con lo que su integración al medio ambiente sin despedir elementos tóxicos es muy rápida y no necesita de algún tratamiento especial”, explica Carlos Camacho, fundador de la empresa. Así, la marca se convirtió en una opción tanto para el sector restaurantero como para personas preocupadas por la conservación de los ecosistemas.

A la fecha, Ecoshell tiene presencia en importantes cadenas de Retail como Superama, Chedrahui y Círculo K, entre otras. Además, cuenta con una red de distribuidores que busca nuevas oportunidades de negocio en otros sectores, como el hotelero.

Un menú orgánico

Nombre: La ruta de la seda

Año de fundación: 2008

El mercado de alimentos orgánicos en México ha reportado un crecimiento anual de 20 %.

Dicen que “el que pega primero, pega dos veces” y hoy, el café-casa de té La ruta de la seda es un referente para quienes viven en la Ciudad de México y valoran la comida elaborada con ingredientes orgánicos. El lugar cuenta con un menú orgánico de desayunos, ensaladas, emparedados, pastelería, panadería y tés, y su especialidad es la repostería orgánica.

Los clientes, algunos ya parroquianos, van de los 18 a los 70 años, pasando por el grupo de 25 a 50 años. “Es gente que busca opciones de alimentación alternativa y saludable, que aprecia la propuesta culinaria y valora enormemente el sentido ecológico”, señala Yuny Legorburo, fundadora. Aunado a la tendencia orgánica está el apoyo a micro y pequeños productores a través del comercio justo.

Parte del éxito de La ruta de la seda se debió a una fuerte labor de evangelización del mercado a través de un blog y redes sociales. El objetivo era informar acerca de las ventajas de una alimentación orgánica y cómo con cada compra se apoya a más de 25 pequeñas empresas sustentables. Hoy, la empresa reporta un crecimiento anual en ventas de 70 %.

Ciclistas repartidores

Nombre: Bicienvía

Año de fundación: 2011

Twitter: @Bicienvia

 Tiempos de traslado promedio en automóvil en la Ciudad de México: 54 minutos por trayecto.

Solicitar un servicio de mensajería como el de Bicienvía tiene sus ventajas en comparación con las grandes mensajerías. Mientras que un vehículo circula en la Ciudad de México a una velocidad promedio de  17 km/h, un bicimensajero lo hace a 25 km/h; otra más es que los ciclistas que forman parte del equipo de mensajeros puede recorrer hasta 200 kilómetros en un mismo día. Por último, como cliente sabes que tu paquete llegará seguro, rápido y no contribuiste al deterioro del medio ambiente.

A través del modelo de cooperativa, Bicienvía pone en práctica una serie de reglas de trato justo para todos. “Por cada servicio realizado, sin importar si eres socio o bicimensajero, obtienes más del 50% del costo total del envío y el resto lo destinamos a refinanciamiento o a nuevos proyectos”, cuenta la socia Jessica Ramírez.

El perfil de quienes recurren a los servicios de Bicienvía son pequeñas y medianas empresas, como farmacéuticas, agentes de seguros y negocios en línea con envío a domicilio, a profesionistas independientes que requieren servicios de encomienda. El éxito llegó rápido pues, a la fecha, reporta un crecimiento promedio anual de 130%.

Dieta orgánica

Nombre: Aires de campo

Año de fundación: 2001

Twitter: @aires_de_campo

 En México, la superficie de cultivo de orgánicos creció de 85 mil 676 a 351 mil 904 hectáreas.

De acuerdo con el directorio Las páginas verdes, existe un grupo bien definido que elige productos orgánicos como base de su dieta diaria: parejas jóvenes, entre 30 y 39 años, de nivel socioeconómico ABC+, con escolaridad mínima de licenciatura, 56% son mujeres y 44% hombres. Este bloque, según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), representa el 20% del total de la población en México.

Aires de campo surge como una iniciativa, creada por Guadalupe Latapí, que consiste en reunir a micro y pequeños productores con clientes ávidos de productos orgánicos. La empresa funge como intermediaria para que, a través de una compra justa, los productores extiendan sus redes de ventas a la vez que los “consumidores verdes” obtienen lo que piden ya sea a través de compra en línea, vía telefónica o en la tienda (ubicada en San Ángel, Ciudad de México).

Actualmente, Aires de Campo cuenta como socio estratégico a Grupo Herdez (con quien firmó una alianza en 2011) y está por lanzar su línea de carne de pollo 100% orgánica, que tendrá presencia en las cadenas de autoservicio más importantes del país.


Moda ecológica

Nombre: Kaluna Sustainable Apparel

Año de fundación: 2011

La industria de la moda es una de las que más críticas ha recibido por parte de los consumidores por dos razones de peso: es altamente contaminante debido a sus procesos de producción y porque varias marcas han reportado maltrato hacia sus empleados. A decir de la agencia internacional de Marketing Havas Worldwide, las marcas más exitosas en el futuro serán aquellas que se rijan por la sustentabilidad, de ahí que Kaluna haya dado en el clavo.

Kaluna, (que en maya significa cuidar a la madre tierra) se dedica al diseño, producción y comercialización de playeras elaboradas con fibras de PET y algodón reciclados. “Cada playera contribuye al reciclaje de 6.5 botellas de Pet de 600 mililitros y su segundo componente, el algodón reciclado, evita la liberación de hasta 770 kilos de desperdicios no degradables por cada tonelada”, explica Rodrigo Carrera, fundador y director comercial.

Además de atacar al mercado de los jóvenes interesados en la preservación del medio ambiente, la compañía busca posicionarse como proveedor de playeras ecofriendly entre las empresas socialmente responsables. Así, a través de su línea de playeras 100% personalizables de nombre EcoPlayeras, ya suma entre sus clientes a  Gatorade, Pinol y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.