Se cumplirán plazos en la construcción de pistas del Naicm

En los próximos días serán recuperadas las dos semana de retraso, dicen las autoridades.
Los hincadores de drenes ya están en el país.
Los hincadores de drenes ya están en el país. (Araceli López)

México

Debido a la falta de equipo, la construcción de las pistas dos y tres de la nueva terminal aérea enfrenta un retraso de dos semanas, el cual se estima recuperar en los próximos días, informó Raúl González Apaolaza, director corporativo de infraestructura del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

En entrevista, dijo que se trata de hincadoras de drenes que se requieren para la instalación de un conjunto de tuberías que se entierran a cierta profundidad para drenar el suelo y que forman parte del proceso de cimentación de las pistas que se construyen en los terrenos del ex vaso de Texcoco.

Para cada una de las pistas se requieren 16 máquinas de hincado, las cuales no existen en el país. Se trata de maquinaria especializada proveniente de Europa y que hubo retrasos para su importación, pero ya se tiene y existe el compromiso de las dos empresas responsables de la pista de recuperar el tiempo.

El consorcio encargado de la pista dos es el conformado por la empresa Coconal y Constructora y Pavimentadora Vise; en tanto que el de la tres está a cargo de Cicsa, del magnate Carlos Slim, más Constructora y Edificadora Gia+A, Promotora y Desarrolladora Mexicana y La Peninsular Compañía Constructora.

No obstante el retraso, el encargado de la construcción del nuevo aeropuerto dijo que la obra avanza y se cumplirán los tiempos de entrega previstos, ya que está completo el equipo para el hincado de drenes.

Las pistas tendrán un largo de cinco kilómetros y 400 metros de ancho; para drenar el subsuelo se prevé la colocación o el hincado, de aproximadamente mil 400 drenes en cada una de las pistas; dicha colocación forma parte de la cimentación, de un sistema conocido como precarga, el cual es uno de los más complejos en la construcción del nuevo aeropuerto.

En cada pista se colocará alrededor una capa con un altura de dos metros de tezontle y material pesado, como basalto, para acelerar la consolidación del suelo; son fundamentales para poder comenzar con las obras civiles de ayuda visual y navegación.