• Regístrate
Estás leyendo: Murió director de Total en accidente aéreo en Moscú
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 19:48 Hoy

Murió director de Total en accidente aéreo en Moscú

Christophe de Margerie, CEO del grupo petrolero francés, falleció la madrugada del martes, cuando el jet privado en el que viajaba se estrelló en Rusia.

Publicidad
Publicidad

Michael Stothard

De acuerdo con los informes de los medios rusos, el tren de aterrizaje del ligero jet ejecutivo golpeó una máquina quitanieves en el aeropuerto Vnukovo de Moscú.

El piloto intentó volver a girar el avión cuando un motor se incendió, pero el jet se estrelló en la pista, matando a Christophe de Margerie —director de la tercera compañía más grande de Europa— y a los tres miembros de la tripulación a bordo. El conductor de la máquina quitanieves resultó gravemente herido.

Los restos de la aeronave se dispersaron a más de 200 metros del sitio del accidente, de acuerdo con los informes de los medios locales, pero no fue confirmado por la compañía. El jefe del servicio de prensa del aeropuerto dijo a los periodistas que se encontró y recuperó la caja negra del avión.

La tragedia se da después de un periodo de fuertes tensiones entre Rusia y Occidente por Ucrania, que llevaron a las sanciones de Occidente que hundieron la operación conjunta de Total con la petrolera rusa Lukoil para explorar gas shale en Siberia.

Christophe de Margerie se mostró solidario con Rusia y fue un defensor de los intereses de Total en la región. En una entrevista reciente con Financial Times se mostró optimista, diciendo que “no era la primera vez que había una crisis entre Europa y Rusia”.

Un comunicado en el sitio web de la compañía dijo: “Total confirma con profundo pesar y gran tristeza que el presidente y director general Christophe de Margerie murió poco después de las 10 pm (hora de París) el 20 de octubre en un accidente en un avión privado en el aeropuerto Vnukovo de Moscú, después de chocar con una máquina quitanieves”.

Añadió: “Los pensamientos de los directivos y empleados del grupo están con la esposa, hijos y seres queridos de Christophe de Margerie, así como con las familias de las otras cuatro víctimas”.

Manuel Valls, el primer ministro francés, dijo que Francia había perdido a “un gran capitán de la industria y a un patriota”. Elogió a Margerie como “un líder empresarial extraordinario que convirtió a Total en un gigante global”.

El empresario de 63 años, quien era conocido cariñosamente en los círculos parisinos como Big Moustache (Bigote grande), era una figura muy respetada en la industria energética así como en los sectores políticos y de negocios de Francia.

De Margerie era famoso en la industria como uno de los pensadores más originales y francos sobre el panorama de la energía. Por ejemplo, él advirtió a los legisladores que iban a participar en una conferencia de cambio climático en Dinamarca en 2009 que no dejaran la seguridad energética fuera de la mesa de discusión. “También tenemos la preocupación por el acceso a la energía. Si solo llevas una (preocupación contigo) estamos muertos, y no queremos morir”, dijo. “El carbono no es el enemigo, el carbono es vida”.

De Margerie tenía muchos detractores y admiradores en el negocio de la energía y algunos confidentes, con quienes podía hablar durante horas, a menudo acompañado de un puro y un whiskey. Abdullah bin Hamad Al Attiyah, ex viceministro de Qatar y ministro de energía, fue uno.

A pesar de esas relaciones tan cercanas, muchas de las cuales se convirtieron en amistades —especialmente en el Medio Oriente en donde de Margerie pasó gran parte de su carrera antes de convertirse en director ejecutivo— tuvo poca suerte para lograr que los gobernantes abrieran sus campos petroleros a Total a pesar de su insistencia; por ejemplo en Irak e Irán, en donde los únicos acuerdos comerciales que resultaron entre las dos partes fueron sustentables. Pocas veces —si es que alguna vez— mostró rencor contra los que quería, pero no aguantaba la falsa pomposidad.

Sus viajes a menudo alejaron a de Margerie de su familia, un hueco del que se dio cuenta cuando nacieron sus nietos.

Pocas veces admitió que se arrepentía de algo, pero dijo: “Solía pensar que era suficiente el tiempo de calidad con mis hijos, pero la cantidad también importa”.

Se unió a Total directamente después de graduarse de la universidad en 1974. Rápidamente ascendió para convertirse en director de las operaciones de la compañía en Medio Oriente, que lo llevaron a varios puntos de conflicto político. También fue director de exploración y producción y fue uno de los primeros defensores del gas shale antes de ser nombrado director ejecutivo en 2007.

De Margerie estuvo implicado en un escándalo por sobornos al régimen de Saddam Hussein en Irak durante el programa de petróleo por alimentos de la ONU. Siempre sostuvo su inocencia.

De Margerie nació en 1951 y fue miembro de la familia de elite Taittinger, los fundadores de la casa de Champagne. Él fue la oveja negra de la familia, prefiriendo una carrera en la industria petrolera que en la refinada atmósfera de los vinos finos.

Información adicional de Ed Crooks, Hugh Carnegy y Neil Buckley/Nueva York, París y Moscú.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.