Telefónica impugnará multa impuesta por el IFT

Telefónica México consideró que existieron inconsistencias en las mediciones del monitoreo que derivó en una multa por fallas en el servicio de Pegaso en León, Guanajuato.
La sede de Telefónica en Barcelona, España.
La sede de Telefónica en Barcelona, España. (Reuters)

Ciudad de México

Telefónica México impugnará la sanción de 410.9 millones de pesos impuesta en su contra por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), por fallas en el servicio de Pegaso.

En un comunicado, la empresa de telecomunicaciones dijo que la multa fue “desproporcionada e injustificada” ya que “el fundamento jurídico y la evaluación técnica con la que está elaborada no son correctos”.    

De acuerdo con el IFT, la multa a Telefónica surgió luego de un procedimiento de monitoreo al Plan Técnico de Calidad del Servicio Local Móvil en León, Guanajuato, realizado entre el 18 de enero y el 17 de febrero de este año, en el que se determinó que la empresa incumplió con los estándares de calidad del servicio de la red móvil.

“Tras el análisis de la multa, Telefónica es respetuosa de la decisión del IFT, pero no está de acuerdo”, refirió la empresa en un comunicado.

Telefónica también consideró que hay inconsistencias en las mediciones del monitoreo. Asegura que “la autoridad indica que en la categoría de llamadas no completadas, Telefónica incumplió con sus criterios de calidad, cuando entre el 18 de enero y el 17 de febrero, Telefónica cursó 2 mil 688 llamadas exitosamente y sólo 112 fueron fallidas.  En el mismo monitoreo del IFT, Telefónica fue considerada como el mejor operador en la categoría de calidad de voz y en la de llamadas no caídas”. 

La empresa de telecomunicaciones dijo desconocer la metodología de la medición, la ubicación de los sitios que fueron monitoreados y el racional con el que se fundamentó la multa.  Por ello, consideró que tiene el derecho de saber cuáles son los detalles técnicos del monitoreo que se hizo en León, Guanajuato, en esas fechas.

“Los niveles de calidad de las operaciones de Telefónica en la región siete donde se encuentra la plaza evaluada, siempre han estado dentro de la norma establecida.  También en enero y febrero del 2015, el ínidice de quejas de consumidores que tuvo Telefónica ante la Procuraduría Federal del Consumidor fue el más bajo en comparación con sus competidores”, refirió. 

La empresa también difirió del criterio del IFT con el que estableció el monto de la multa, luego de que fue calculada sobre el 1 por ciento de los ingresos totales de Telefónica en México y no sobre los ingresos de la región a la que pertenece la plaza en cuestión.  La sanción, asegura, no es proporcional.

“La compañía considera que este tipo de acciones por parte de las autoridades no benefician al mercado de las telecomunicaciones en México y tampoco abonan en un mejor servicio para los usuarios, la competencia y son una señal que desincentiva la inversión en el país. También sientan un precedente negativo para todos los operadores, puesto que este tipo de mediciones inconsistentes evidencian una posición que resta credibilidad a las autoridades”, finalizó Telefónica México.