Dish reitera inconformidad por multa de 7.7 mdp

Asegura que su inconformidad con el INE radica en que Televisa y TV Azteca no están cumpliendo con los principios del “must carry” y “must offer”.
Dish se niega a pagar gastos de producción de la pauta federal.
Dish se niega a pagar gastos de producción de la pauta federal. (Archivo)

Ciudad de México

La empresa de televisión por cable Dish reiteró su inconformidad con el INE por la multa de 7.7 millones de pesos que deberá pagar a Televisa y Televisión Azteca, por concepto de costos de producción de la pauta federal que transmitirá del 5 de abril al 7 de junio.

La cablera afirmó que si bien tiene el compromiso de cumplir con las obligaciones legales en materia electoral, no comparte que el Instituto Nacional Electoral (INE) haya optado por una opción que “resulta gravosa y lucrativa en favor del duopolio televisivo”.

Señala que su inconformidad por el pago de 7.7 millones de pesos a Televisa y Televisión Azteca que ordenó el INE, por la retransmisión de la pauta federal en su programación, radica en la no aceptación de estas empresas a los principios del “must carry” y “must offer”.

“Esto es, el deber de permitir la retransmisión de las señales de televisión abierta, de manera gratuita, no discriminatoria, en forma íntegra, sin modificaciones y con la misma calidad en la señal”.

Desde diciembre pasado, refiere en el reporte, la autoridad electoral tuvo conocimiento de las complicaciones técnicas y materiales por parte de Dish para incluir una pauta federal en sus retransmisiones de las señales de televisión abierta.

Asimismo, subraya, el INE conocía que al mandatar a las partes a llegar a un acuerdo estaba propiciando un conflicto adicional a las múltiples disputas legales que se han presentado en materia de telecomunicaciones a partir de la reforma constitucional aprobada en 2013.

Este domingo, la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (Cirt) aseguró que al evadir sus obligaciones, Dish pone en riesgo el modelo de comunicación política-electoral, al generar inequidad desde el arranque de las precampañas en enero pasado.

Ello, advirtió, porque las spots electorales que transmite esa empresa -que son la mayoría en el Distrito Federal -se ven en todo el país, cuando sólo se debieran ver en el Valle de México, por lo que “los alcances de esta inequidad podrían llevar a que varias elecciones sean impugnadas”.

Al respecto, Dish señala que esta posición de la Cirt se trató de una opinión del ejecutivo y representante de Televisa, Javier Tejado Dondé, y no una declaración unánime, autorizada y discutida por el Consejo Directivo de la Cámara.

Lo anterior, añade, llevó a la Cirt a violentar sus propios estatutos en los que se señala que ningún miembro difamará o desacreditará directa o indirectamente a un competidor, ya sea por medio de la palabra o con actos que puedan poner en duda la integridad de dicho competidor, su crédito, su habilidad o la calidad de sus servicios.