Moody's pone en revisión “a la baja” a bancos mexicanos

La calificadora indicó que revisará la “vulnerabilidad” de estas instituciones ante la debilidad de la perspectiva económica de nuestro país.

La agencia Moody’s colocó en revisión para una posible “baja” distintas calificaciones y evaluaciones de riesgo de bancos mexicanos, como consecuencia de la disminución de la perspectiva de México que pasó de “estable” a “negativa” la semana pasada.

Moody’s indicó que se puso a revisión a BBVA Bancomer, Banco Santander, Banco Mercantil del Norte, HSBC México, Scotiabank Inverlat, Banco Azteca, Banco Interacciones, así como a Banamex y Banorte.

La calificadora indicó que revisará la “vulnerabilidad” de estas instituciones ante la debilidad de la perspectiva económica de México, la cual se puede traducir en un aumento en el riesgo de los activos de estos bancos, así como una reducción de sus prospectos de negocio.

Moody’s precisó que la perspectiva de México es “un riesgo para los bancos, mientras el crédito se acelera a un ritmo de más del doble que el propio PIB, con una expansión concentrada particularmente en sectores riesgosos como el consumo y las Pymes”.

“Una combinación del choque del precio del petróleo y un crecimiento más lento de lo esperado han minado la perspectiva económica de México. El gradual debilitamiento de la perspectiva de crecimiento de Estados Unidos, una economía a la cual México está atada, ha disminuido si efecto en el crecimiento”, indicó Moody’s en un reporte.

Moody’s indicó que revisa la posibilidad que los actuales niveles de capitalización y rentabilidad de dichos bancos, puede no ser suficiente para mantener su actual evaluación de riesgo crediticio.

Se señaló como ejemplo al Banco Interacciones, que, a pesar de tener un nivel relativamente bajo de préstamos riesgosos, tiene una alta exposición a Pemex que enfrenta problemas de liquidez, así como con sus proveedores.

Moody’s evaluará la capacidad del gobierno para apoyar a estas instituciones en caso de experimentar estrés financiero, tomando en cuenta cuotas de mercado de depósitos, así como fuentes de financiamiento.

Sin embargo, la agencia indicó que aun cuando considera que el gobierno mexicano podría apoyar a las instituciones financieras en caso de un evento de estrés, el plan de capitalización de Pemex disminuye la posibilidad que pueda implementar un programa de rescate para la banca.

Disminuye perspectiva de bancos gubernamentales

Moody’s asimismo disminuyo la perspectiva de “estable” a “negativa” de Nafin, Banobras, Bancomext y el IPAB, debido a la presión en las finanzas del gobierno mexicano. Este cambio se da en la perspectiva debido a que aumentó la probabilidad que estas instituciones tengan que proveer apoyo financiero en caso de estrés financiero.

El BCA de Banobras y Bancomext se puso a revisión debido a que pueden ser afectados por un menor crecimiento en México, así como por su alta exposición a Pemex. Moody’s cree que estos bancos estarán sujetos a mayor presión para proveer de liquidez a Petróleos Mexicanos.