Es momento de hacer una pausa en el gasto: Werner

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI considera realizar un análisis ante la situación complicada del país con la caída de los precios del petróleo.
“Con el mismo gasto lograr mejores resultados en educación, salud e infraestructura”.
“Con el mismo gasto lograr mejores resultados en educación, salud e infraestructura”. (Héctor Téllez)

México

Llegó el momento de hacer una pausa, observar y evaluar la eficiencia, los resultados y los logros de todos los programas presupuestarios, para hacer lo mismo con menos, dijo Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En entrevista con MILENIO, el ex subsecretario de Hacienda consideró que si bien la situación complicada que vive México con la caída de los precios del petróleo, al igual que el resto de los países exportadores de crudo, es manejable; hay que revisar el gasto y qué mejor que empezar de cero.

“Hacer una pausa, observar y evaluar la eficiencia, el resultado, los logros de todos los programas y tratar de buscar la manera de lograr lo mismo con menos o más con lo mismo, y eso es lo que se debe hacer”, consideró.

Es buen momento para hacerlo, aseguró, pues si uno lo ve desde una perspectiva de siete, ocho años, en México y el resto de América Latina el gasto público aumentó de manera importante en programas sociales y de infraestructura.

Pero cuando uno construye una frontera internacional de lo que gastan los países en salud, educación e infraestructura y los resultados que obtienen, hay espacio para lograr ganancias en eficiencias.

“Es decir, con el mismo gasto lograr mejores resultados en educación, salud e infraestructura; eso, obviamente, el gobierno mexicano lo viene trabajando desde el inicio de esta administración; la reforma educativa apunta a ser más eficiente e incrementar la calidad”, mencionó.

En los periodos en que se anticipe que los ingresos no crecerán y las tasas de interés van a empezar a subir, lo que implicará que el gasto financiero sea mayor, hay que pensar cómo lograr esas eficiencias, como cualquier agente económico, explicó al recordar la recomendación que hizo a México el FMI en su más reciente evaluación.

Sobre el tamaño del presupuesto respecto al producto interno bruto (PIB), mencionó que si bien es una decisión de cada país, lo importante es que el financiamiento del gasto se haga de manera que no genere presiones o inestabilidad que impliquen desplazar al sector privado del fondeo y desde un enfoque micro para lograr ese financiamiento; ver que las políticas tributarias lo logren con las menores distorsiones en la distribución del ingreso.

Werner negoció ocho veces el  presupuesto ante el Congreso cuando era subsecretario de Hacienda, y elaborar los Criterios Generales de Política Económica cuando fue economista en jefe en esa dependencia.

Sin embargo, admite que todos nos “sorprendimos con la caída del precio del petróleo tan rápida y tan brusca en la segunda mitad de 2014”.

Subrayó que en comparación con hace 10 o 15 años, “cuando teníamos una dependencia mucho mayor de los ingresos petroleros”, hoy el impacto sobre las finanzas públicas es menor.

Estimó que el precio del petróleo ronde entre 40 y 50 dólares por barril, cotización que puede subir a 60 dólares para 2017, lo que representa un choque negativo para los exportadores y un efecto positivo para los importadores.

“La solvencia de las finanzas públicas y el buen manejo de la deuda hacen que ante el choque muy grande del precio del petróleo, el impacto sobre las finanzas pueda manejarse; obviamente implicará que al enviar el paquete fiscal al Congreso, de mantenerse el precio en ese rango, puede haber ajustes con una perspectiva de mediano plazo; creemos que son manejables y la Secretaría de Hacienda ya está haciendo ajustes”, señaló.

***

Peso inicia con pérdidas

El tipo de cambio comenzó la semana con pérdidas, al ubicarse en operaciones interbancarias en 15.36 pesos por dólar, nivel 1.09 por ciento superior respecto al cierre del viernes, mientras que en ventanillas bancarias se vendió en 15.60 unidades, afectado por cifras económicas desfavorables en China que dieron fortaleza a la divisa estadunidense.

De acuerdo con información de la Administración General de Aduanas de China, las exportaciones de este país presentaron en marzo una caída de 15 por ciento a tasa anual y las importaciones una disminución de 12.7 por ciento, niveles contrarios a las expectativas de los especialistas del mercado, quienes esperaban una recuperación luego de las vacaciones del Año Nuevo Lunar.

“La naturaleza especulativa de las ganancias del dólar queda en evidencia luego de que las noticias y datos de hoy no tuvieron un efecto observable sobre los mercados de dinero y materias primas, en particular activos considerados refugio ante incrementos en la aversión al riesgo”, señaló Gabriela Siller, directora de análisis económico financiero de Banco Base.

(Silvia Rodríguez/México)