Las petroleras buscan atraer a los 'millennials'

El problema lo destacaron los ecologistas, en su mayoría pertenecientes a este grupo demográfico.
Robert Dudley, CEO de British Petroleum.
Robert Dudley, CEO de British Petroleum. (Shutterstock)

Cómo atraer a los millennials más brillantes —y retenerlos una vez que se les llega a contratar— es un problema con el que luchan los departamentos de recursos humanos en todo el sector empresarial. Pero el reto es aún más grande si la industria en la que te encuentras es menos popular que los bancos, las compañías de seguros y el cuidado de salud con estos jóvenes sin ataduras.

Esa es la posición en la que se encuentran las compañías petroleras, de acuerdo con Bob Dudley, director ejecutivo de BP, quien la semana pasada advirtió en un discurso que la industria corre el riesgo de perder la batalla en la competencia por contratar personal talentoso. “La generación millennial no solo quiere un crecimiento en su carrera”, dijo. “También espera hacer una contribución positiva para la sociedad”.

Dudley, quien a los 61 años es parte de los baby boomers, citó una investigación que muestra que 14 por ciento de los millennials —la generación que ahora está en sus 20 y 30 años— no quiere trabajar en la industria petrolera debido a su imagen negativa. Esta cifra es más alta que la de cualquier otro sector, de acuerdo con un informe de la consultora McKinsey.

El problema lo destacaron los ecologistas —la mayoría de ellos millennials— quienes se manifestaban frente al lugar en Londres donde habló Dudley. Previamente lo saludaron a él y a otros ejecutivos de la industria que llegaban a la conferencia Oil & Money (Dinero y petróleo) en Mayfair, con pancartas donde lo declaraban “una escena del crimen contra el clima”.

Dudley dijo que la industria tiene que realizar un mejor trabajo para comunicar su compromiso de ayudar al cambio mundial a formas de energía más limpias, o correr el riesgo de perder a los jóvenes que necesita para que dirijan la transición. “Necesitamos personas con curiosidad, personas que puedan desafiar el statu quo y llegar a nuevas soluciones”, dijo.

El problema de imagen de las compañías petroleras con los millennials amenaza con agravar la escasez de personal calificado que se dio desde la década de 1980, cuando la caída de los precios del petróleo llevó a que una generación de ingenieros y geólogos salieran de la industria. Esto dio a lugar a lo que se llamó el “Great Crew Change” (el gran cambio de personal) a medida que la jubilación de los experimentados baby boomers dejó a las empresas petroleras sufriendo por encontrar una nueva generación de empleados.

El problema parecía menos urgente cuando el último desplome de los precios de petróleo hace dos años obligó a que se diera otra ronda de enormes recortes de puestos de trabajo. Sin embargo, esto solamente va a profundizar la escasez de personal calificado cuando se recupere el mercado.

Andrew Gould, ex presidente de BG Group y ahora director de Saudi Aramco, la compañía petrolera estatal de Arabia Saudita, dijo que el problema es más grave en Estados Unidos y Europa. “Si Occidente pierde la capacidad de atraer a las mentes más brillantes a la industria petrolera, poco a poco van a ceder el control a Asia y Medio Oriente, donde no hay problema para atraer talento”.

Los líderes de la industria reconocen que, además de las preocupaciones ambientales, el petróleo sufre por la reputación que tiene de ser una “industria antigua”. Los millennials esperan un entorno de pantalla táctil”, dijo un ejecutivo. “Cuando piensan en una planta petrolera piensan en perforadores cubiertos de grasa”.

De hecho, la tecnología digital comienza a transformar a las empresas petroleras, como el monitoreo remoto que sustituye algunos de los trabajos más peligrosos y desagradables. Shell, por ejemplo, lanzó recientemente un robot en campo en los yacimientos petroleros que puede llevar a cabo revisiones seguras bajo el control de un operador humano que se encuentra a cientos de kilómetros de distancia. Innovaciones como esta pueden ayudar a atraer “nativos digitales” al sector y disminuir la escasez de personal capacitado al eliminar de una vez algunos puestos de trabajo, dicen los ejecutivos.

ExxonMobil, el productor de petróleo más grande del mundo que cotiza en bolsa, tomó la decisión consciente de seguir contratando jóvenes durante la crisis actual para evitar repetir la “generación perdida” de la década de 1980, de acuerdo con Rex Tillerson, su director ejecutivo. “Mantuvimos nuestra presencia en los campus universitarios y mantuvimos la contratación de nuevo talento porque lo vamos a necesitar”.

Janette Marx, directora operativa de Airswift, una especialista que se centra en la contratación en el sector de energía, dijo que el enfoque de Exxon fue inusualmente con una visión a futuro. Otras empresas cancelaron o disminuyeron los programas de capacitación de graduados. Lo que llevó a las universidades a reducir el número de cursos que se enfocan en el petróleo. “Esto va a agravar la diferencia de talento”, dijo. “Los ingenieros tienen gran demanda por lo que si los cursos y los empleos no están allí, se van a cambiar a otras industrias”.

En Reino Unido, el éxodo de los puestos de trabajo en el sector petrolero del Mar del Norte se dio por el empuje de las universidades y los gobiernos de Reino Unido y Escocia para redirigir a los ingenieros hacia la energía renovable, un sector de rápido crecimiento que es más popular con los millennials conscientes del medio ambiente.

Deidre Michie, directora ejecutiva de Oil & Gas UK, un grupo de la industria, dijo que muchas personas capacitadas cambian del sector de petróleo al de la energía renovable, sobre todo a parques eólicos en tierra. Eso puede ayudar a hacer que el sector de energía en general sea una propuesta más atractiva, dijo. “Tenemos que convencer a los jóvenes que todavía es una industria a la que vale la pena unirse”.