México, en los ojos de compañías petroleras

El hecho de que los precios del petróleo hayan bajado no significa que las empresas hayan dejado de voltear a México para realizar sus inversiones, señala KPMG.
Los directivos explicaron los proyectos de la compañía.
Los directivos explicaron los proyectos de la compañía. (Raúl Palacios)

Monterrey

La caída en el precio del petróleo no le ha quitado ningún atractivo al país, las grandes compañías petroleras en el mundo están volteando cada vez más a México como destino de sus inversiones, consideraron especialistas en el tema de la firma de consultoría KPMG.

En conferencia de prensa, Saúl Villa, socio líder de fusiones y adquisiciones de KPMG, dijo que sólo ellos traen una cartera de 10 prospectos de negocios de este sector por más de cinco mil millones de dólares que se cristalizarían en su mayoría entre 2015 y 2016.

“Cada uno de estos proyectos que estamos asesorando de empresas de Japón, Estados Unidos y España tienen un valor entre 500, 600 millones de pesos.

“Éstos son proyectos que llevan tiempo entre 12 a 13 meses y hay otros que se cristalizarán en 18 meses y se centran principalmente en construcción de ductos y energías renovables. Adicionalmente también traemos otros proyectos vinculados a la parte automotriz que buscan participar empresas orientales y en bienes raíces, salud; acabamos de cerrar la asesoría de una inversión española que compró hospitales en playas, en centros turísticos mexicanos.

“Yo creo que estamos viviendo un momento muy atractivo como país como no lo habíamos visto en los últimos 15 o 20 años, no sólo en términos de empresas asociándose con otras empresas sino inversionistas financieros, es decir, fondos de capital privado buscando invertir sus recursos en México en diferentes tipos de proyectos”, indicó Villa.

En un foro organizado por la firma KPMG, denominado: “Reforma Energética, la nueva realidad en México”, Saúl Villa, David Escalante y Alexander Braune señalaron que si bien en este momento se enfrenta un entorno con precios de petróleo a la baja e incertidumbre sobre el nivel que en qué se ubicará el valor del crudo, el interés por invertir en México es latente.  

Villa consideró que la inversión total estimada para Ronda Uno ascenderá a 12.6 mil millones de dólares al año, es decir, 50.5 mil millones de dólares durante el periodo 2015-2018.

Dijo que la reforma se traerá para los próximos cuatro años una derrama económica de 50 mil millones de dólares en petróleo y de 20 mil millones de dólares en gas natural.

Dijo que otros de los sectores que se verá muy beneficiado en el corto y mediano plazo es la construcción y siderúrgico.

Mencionó que en estos momentos están asesorando a empresas de Japón que tienen interés en proyectos, tales como construcción de ductos.

Señaló que Nuevo León requiere de suministro de energía más barata, además de gas natural, así que ubican al estado desempeñando un papel preponderante en la industria energética.

Por su parte, Alexander Braune, director de Energía y Recursos Naturales de KPMG en México, comentó que el reto de la implementación de la reforma energética estará vinculado a la certidumbre jurídica, la transparencia, los recursos humanos, los recursos tecnológicos y el acceso a un sistema transparente.

Destacó que aun con precio del petróleo bajo a los inversionistas extranjeros México puede dejarles una rentabilidad atractiva