México tiene 6 meses para resolver caso Gastón Azcárraga

Antes de ese tiempo, el gobierno mexicano debe presentar una solicitud para detener o extraditar a Gastón Azcárraga.
Gastón Azcárraga Andrade
Gastón Azcárraga, ex presidente del Consejo de Administración de Mexicana de Aviación. (Especial)

Ciudad de México

La situación jurídica de Gastón Azcárraga, ex presidente del Consejo de Administración de Mexicana de Aviación, debe resolverse antes de seis meses, afirmó Virgilio Bravo, investigador del Tecnológico de Monterrey campus Estado de México.

"Conociendo el sistema de justicia estadunidense, el arraigo en el que se encuentra el empresario no debe pasar de seis meses. Antes de ese tiempo debe resolverse si lo detienen, lo extraditan o si procede su petición de asilo político", explicó el especialista en Derecho constitucional.

Antes de ese lapso, el gobierno mexicano debe presentar una solicitud para detener o extraditar a Gastón Azcárraga, contra quien existe una orden de aprehensión por el presunto delito de lavado de dinero.

Sobre la petición de asilo político que realizó el empresario, el especialista afirmó que es difícil que le sea otorgado. "No creo que proceda porque éste se otorga cuando hay una persecución política y este no es el caso del empresario".

Visa vencida

Los reportes de este miércoles indicaron que Gastón Azcárraga se encuentra arraigado en su domicilio en Nueva York, luego de que las autoridades migratorias identificaran que su visa estaba vencida.

Respecto del motivo del arraigo, el especialista consideró que la visa vencida fue un buen pretexto para detenerlo, porque, dijo, la localización parece obedecer más bien a otras razones.

"Parece una estrategia legal en la cual las autoridades estadunidenses dieron el aviso al gobierno mexicano y han procedido a la detención argumentando que tienen su visa expirada, esa una falta de tipo administrativa", señaló.

Además, agregó que el caso está teniendo un tratamiento atípico, pues si cualquier ciudadano mexicano tiene la visa vencida se le da la prórroga para que realice algunas gestiones o se le repatria, no a todos se les arraiga.

"No corresponde a los procedimientos normales en este tipo de casos, pero creo que es un manejo mediático menos rudo que el esposarlo y meterlo a un reclusorio de Estados Unidos", indicó.

De acuerdo con Bravo, el empresario tuvo que hacer algún trámite o intentó cruzar un paso fronterizo para que las autoridades estadunidenses se percataran del vencimiento en su visa.