México produce casi 40 mil toneladas de maíz pozolero

El maíz de la variedad pozolero o cacahuazintle, ingrediente esencial de ese platillo, se produce en México y alcanza un volumen de 39 mil 424 toneladas por año.
Verde, blanco y rojo.
Verde, blanco y rojo. (Jorge Carballo)

México

Las fiestas patrias son un buen pretexto para degustar un exquisito pozole, uno de los platillos más representativos de México, el cual se puede preparar verde, blanco y rojo, los colores de la bandera.

Del náhuatl pozolli, que significa espuma, el pozole es un tesoro nacional que mediante ese sabor que lo caracteriza deleita el paladar y “nos hace sentir muy orgullosos de los productos agrícolas mexicanos”.

El maíz de la variedad pozolero o cacahuazintle, ingrediente esencial de ese platillo, se produce en México y alcanza un volumen de 39 mil 424 toneladas por año; el Estado de México es el productor líder, con 27 mil 809 toneladas, equivalentes a 70 por ciento de la cosecha nacional.

Para acompañar el platillo, México produce un millón 322 mil toneladas de carne de cerdo, 15 mil 17 toneladas de chile guajillo seco, 367 mil 444 toneladas de lechuga romana, un millón 379 mil 433 toneladas de cebolla blanca, 14 mil 578 toneladas de rábano y un millón 8 mil 417 toneladas de limón agrio.

El pozole, contrario a lo que se piensa, es un alimento nutritivo y balanceado, pues contiene una cantidad moderada de maíz, carne de puerco o de pollo con poca grasa, se complementa con una ensalada cruda que consta de lechuga, cebolla, rábano, chile piquín, orégano, aguacate y limón, y se degusta con tostadas.

El pozole rojo es típico de Sinaloa y Jalisco, se prepara con chile guajillo; el verde es originario de Guerrero, lleva salsa de tomate y pepita de calabaza, y el pozole blanco es de la región central de México, y es el resultado de hervir el maíz con la carne.