Pide OCDE a México reformas adicionales

Refirió que las reformas deben tener como objetivo erradicar la pobreza extrema, reducir la desigualdad de ingresos e informalidad, y aumentar la participación de las mujeres en el mercado laboral.
Las reformas también deben reducir la desigualdad de ingresos y la informalidad, señala la OCDE.
Las reformas también deben reducir la desigualdad de ingresos y la informalidad, señala la OCDE. (Javier Ríos)

Ciudad de México

Debido al impacto de una menor producción y bajos precios del petróleo, menores inversiones, depreciación del peso y la incertidumbre por la política en Estados Unidos, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) revisó a la baja las perspectivas de crecimiento para México, de 2.6 a 2.2 por ciento para 2016, y de 3 a 2.3 al cierre de 2017.

De acuerdo con el reporte Global Economic Outlook de la OCDE, la demanda interna sigue siendo el principal motor de crecimiento y hay indicios de los primeros beneficios de las reformas estructurales, pero son necesarias reformas adicionales para resolver la asignación ineficiente de recursos productivos, derivada de regulaciones locales excesivamente estrictas, instituciones legales débiles, altos índices de corrupción y una inclusión financiera insuficiente.

Además, las reformas deben también tener como objetivo erradicar la pobreza extrema, reducir la desigualdad de ingresos y la informalidad, aumentar la participación de las mujeres en el mercado laboral y fomentar prácticas empresariales más responsables.

La OCDE detalló que a pesar de haber recibido varios choques externos, la economía mexicana ha mantenido su resistencia; sin embargo, el contexto mundial es difícil, permanece en una trampa de bajo crecimiento y expectativas pobres que deprimen el comercio, la inversión y los salarios.

Los factores adversos para México incluyen el colapso de los precios del petróleo, que redujo los ingresos del gobierno; los recortes en las inversiones en el sector energético; la fuerte depreciación del peso, a raíz de las expectativas del mercado de una política más restrictiva de la Reserva Federal de Estados Unidos y la incertidumbre sobre la política en ese país.

La OCDE ve positivo que gracias a la reforma financiera de 2014, el gobierno mexicano pudo contrarrestar la pérdida de ingresos presupuestarios  por la caída de los precios mundiales del petróleo, al tiempo que resaltó que el Banco de México ha aumentado su tasa de interés objetivo en 225 puntos base, hasta un 5.25 por ciento desde finales de 2015, con el fin de contrarrestar las presiones inflacionarias resultantes de la significativa depreciación del peso y mantener las expectativas de inflación ancladas en torno a la meta de 3 por ciento.

En este contexto, el organismo internacional considera que el país seguirá beneficiándose de un tipo de cambio competitivo, sólida expansión del crédito, mejoras continuas en el mercado de trabajo y entorno de baja inflación.

Retrocede el desempleo

La tasa de desocupación en octubre disminuyó a escala nacional, aunque la necesidad de trabajar más horas y la informalidad presentaron un repunte respecto al mes anterior.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que en su comparación mensual, la tasa de desocupación en octubre fue de 3.67 por ciento, mientras un año antes se reportó en 4.55 por ciento. La cifra de desocupación de octubre es menor al 4.14 de septiembre pasado y es la más baja en lo que va de 2016, también es el mejor registro desde junio de 2008 cuando fue de 3.37 por ciento.

Las personas subocupadas o con necesidad de trabajar más horas repuntó en el décimo mes a 8.1 por ciento, del anterior que fue 7.1 por ciento; la informalidad aumentó a 57.8 por ciento; mientras que en septiembre fue de 56.6 por ciento.

La tasa de desocupación se refiere al porcentaje de la población económicamente activa  (PEA), que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo.

De acuerdo con el área de Análisis Económico y Político de Scotiabank, pese a la moderación en el ritmo de crecimiento económico que se observó en el tercer trimestre 2016, éste siguió siendo suficiente para mantener un positivo desempeño del mercado laboral, mismo que se ha extendido al inicio de 2016, tanto en términos de tasa de desocupación como de generación de empleo formal.

En cifras ajustadas por estacionalidad,  la tasa de desocupación nacional en el décimo mes se ubicó en 3.6 por ciento, por debajo del 3.8 por ciento de septiembre. La subocupación en octubre fue de 7.7 por ciento, superior al 6.8 por ciento de septiembre.

La tasa de informalidad laboral en octubre fue de 57.4 por ciento, un incremento de 1.2 puntos porcentuales respecto al septiembre, cuando registro 56.9 por ciento.

Detalló Inegi que los resultados de octubre de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, por sexo la tasa de desocupación para los hombres disminuyó a 3.7 por ciento, de 4 en septiembre, mientras que para las mujeres también disminuyó a 3.7 de 4.4 por ciento en el mes anterior.

La tasa de desocupación por entidad federativa, las más bajas fueron Guerreo 1.6 por ciento, Oaxaca 1.8 y Yucatán 2.1 por ciento. Las que tiene la tasa más alta fueron Baja California Sur 5.2  y Tabasco 7.6 por ciento.

Automotriz, el mejor sector

El indicador de Valor Agregado de Exportación de la Manufactura Global (Vaemg) registró un billón 549 mil 165 millones de pesos actuales, lo que representa el 14.9 por ciento del valor de la producción total de la industria manufacturera en 2015.

El Inegi dio a conocer los resultados del Vaemg, que representa el valor agregado obtenido de las actividades manufactureras vinculadas a las “cadenas globales de valor”, lo que las manufacturas de exportación incluyen de valor agregado nacional.

Las principales ramas de la industria manufacturera fueron fabricación de automóviles y camiones con, 31.5 por ciento del mercado; la de autopartes, 20.4, y la de componentes electrónicos, con 8.2 por ciento.

El resto de actividades industriales participaron con alrededor de 70 por ciento del Vaemg, entre ellas están la fabricación de equipo no electrónico y material desechable de uso médico, dental y para laboratorio y artículos oftálmicos; la fabricación de equipo de audio y de video; la fabricación de equipo de generación y distribución de energía eléctrica; la fabricación de equipo de comunicación; la fabricación de computadoras y equipo periférico, y la industria básica del hierro y del acero. 

En 2015 la Vaemg aumentó en 2.3 por ciento, para ubicarse en 45.6 de la producción manufacturera global (PMG), por arriba del 43.3 del año anterior.

La PMG representa la producción del país que involucra “cadenas globales de valor” integrando las actividades de la producción manufacturera de productos específicos, indicó el Inegi.

El consumo intermedio de bienes y servicios de origen nacional en el año reportado fue de 21.5 por ciento del PMG, que en términos reales el incremento fue de 19.1 por ciento.  

El trabajo remunerado del PMG en 2015 contribuyó con 24.3 por ciento del total de los puestos de trabajo de la industria manufacturera, el registro fue de un millón 247 mil 389 empleos.