México y EU delinean cooperación energética

Los puntos de acuerdo que destacan son más comercio, infraestructura, ciberseguridad, energía nuclear, innovación y desarrollo de talento humano.
El presidente Enrique Peña Nieto recibió al titular de energía de EU, Rick Perry, en Los Pinos.
El presidente Enrique Peña Nieto recibió al titular de energía de EU, Rick Perry, en Los Pinos. (Especial)

Ciudad de México

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el secretario del Departamento de Energía de Estados Unidos, Rick Perry, se reunieron con el presidente Enrique Peña Nieto y comunicaron los puntos de acuerdo para fortalecer la relación energética binacional, donde destacan más comercio, infraestructura, ciberseguridad, energía nuclear, innovación y desarrollo de talento humano.

“Hemos acordado llevar a un nuevo nivel la relación energética bilateral para generar beneficios mutuos y nueva oportunidades en favor de nuestra seguridad energética”, dijo Joaquín Coldwell.

El funcionario mexicano detalló que en una reunión previa con su homólogo de Estados Unidos, se detectaron tres puntos de acción, y el primero incluye el comercio, la ampliación de la infraestructura transfronteriza y la promoción de inversiones.

En éste destacó la necesidad de crear mayores interconexiones eléctricas y promover dos gasoductos más de internación, que se sumen a los 17 existentes.

“Ambos países hemos desarrollado una importante infraestructura energética transfronteriza que aún tiene potencial para ampliarse y fortalecer la interconexión de nuestros mercados y aumentar el flujo comercial y fomentar la estabilidad y continuidad en el suministro de energéticos”.

El titular de la Sener destacó algunas cifras que colocan a México como el segundo socio comercial en energía de EU, el comercio en esta materia alcanzó 39 mil millones de dólares en 2016.

Asimismo, es su cuarto exportador de crudo, principalmente pesado, mismo que se utiliza en las refinerías norteamericanas ubicadas en Texas y Louisiana.

El 58 por ciento de las exportaciones de gas natural y 40 por ciento de los petrolíferos que hace EU se venden a México.

Otro punto de interés es incrementar las exportaciones e importaciones de electricidad, lo cual todavía es muy incipiente, esto si se compara con lo que se tiene en materia de hidrocarburos.

“Para incentivar las compras de electricidad a largo plazo entre las dos naciones, tenemos que trabajar para modificar las reglas de mercado e incrementar las interconexiones eléctricas”.

Las oportunidades de inversión están siendo impulsadas desde el Consejo Binacional de Negocios de Energía, mediante el intercambio de información entre el sector público y privado.

Los funcionarios resaltaron el hecho de que en las primeras cinco licitaciones las rondas petroleras mexicanas y las dos subastas eléctricas de largo plazo, las inversiones de firmas estadunidenses que han resultado ganadoras, ascienden a 7 mil 500 millones de dólares. 

El segundo punto es el de confiabilidad en suministro eléctrico y la seguridad, en el cual se busca reforzar las interconexiones entre ambos países.

En cuestión de seguridad, apuntó que el Centro Nacional de Control de Energía trabaja con el organismo Corporación Norteamericana de Confiabilidad Eléctrica para implementar estándares de ciberseguridad en las redes eléctricas.

En energía nuclear, se pretende que en el futuro se pueda suscribir un acuerdo para “la cooperación en los usos pacíficos”, con el fin de fortalecer la regulación, transferencia tecnológica y transporte de materiales y equipos radiactivos.

El tercer punto, es incrementar la cooperación para estimular el desarrollo tecnológico y la formación de capital humano en toda la industria energética.

Perry reconoció la importancia de México como socio y para el desarrollo de la industria energética norteamericana , y a su consideración el TLC tendrá una renegociación rápida.

Con información de Pilar Juárez.