• Regístrate
Estás leyendo: México, el socio no europeo más importante de España
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 07:00 Hoy

México, el socio no europeo más importante de España

Este año, las empresas mexicanas apuestan por conquistar el mercado español, sobre todo en el sector financiero, mientras que los ibéricos mantienen agresivas inversiones en energía e infraestructura.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

La relación bilateral que existe entre México y España está considerada como una de las más rentables y entrañables en el mundo. Al primer semestre de 2016, la inversión mexicana al otro lado del Atlántico sobrepasó los 125 millones de dólares (mdd); mientras que los ibéricos han desembolsado 1,850 mdd en México.

Tan solo en 2015, nuestro país se consolidó como el sexto inversionista más importante en España, con unos 983 millones de euros (mde), 1,101 millones de dólares (mdd) aproximadamente, solo por debajo de Estados Unidos, y los cuatro grandes de la Unión Europea: Alemania, Francia, Italia y Reino Unido.

“Nuestro país es el socio más importante para España fuera de Europa, debido a las millonarias inversiones que cada año realizan las empresas mexicanas”, dice Jesús Arciniega, investigador de la UNAM.

De acuerdo con cifras del Ministerio de Economía y Competitividad de España, desde 2008, año en que detonó la crisis inmobiliaria en Estados Unidos, la inversión de las trasnacionales mexicanas del otro lado del Atlántico aumentó de forma exponencial. En los últimos siete años (al 2015) el capital nacional en tierras españolas se multiplicó por 14, a un ritmo anual promedio de 140 mdd.

Industrias en las que hay presencia

Las inversiones mexicanas se enfocan en los sectores de bienes raíces, alimentos, minería, sector financiero, transporte y entretenimiento, entre otros.

Carlos Slim, quien tiene un gusto especial por capitalizar proyectos en la península ibérica, ha realizado compras en las áreas financiera, como la adquisición de 438 sucursales del banco La Caixa; inmobiliaria -con Realia-; de construcción, al destinar 1,500 mdd para convertirse en el accionista mayoritario de la constructora FCC, y hasta la del deporte, como propietario del club de futbol Real Oviedo.

La lista de inversiones es larga. Entre las más destacadas en los últimos tres años está la de Cinépolis, que apenas el año pasado adquirió Yelmo Cines, la segunda cadena española más grande, que cuenta con 400 establecimientos.

Gruma compró Azteca Foods por 50 mdd, productor y comercializador de tortillas y totopos.

Pero Bimbo adquirió a la española Panrico por 210 mdd este año, aunque la compra se anunció el año pasado, a la par que abrió una planta de producción de pan de caja, donde capitalizó 55 mdd.

En el sector de entretenimiento un personaje de pijama azul cautivó al empresario potosino Miguel Valladares García, quien se convirtió en el socio mayoritario de la firma Zinkia, propietaria del personaje Pocoyo. Entre 2009 y junio de 2016, Valladares adquirió 45% de las acciones de la empresa por un monto total de 7.9 mdd.

Balanza comercial

Para España, México es uno de los socios más importantes. En 2015, las exportaciones aztecas a ese país ascendieron a 3,350 mdd, según la Secretaría de Economía. Sin embargo, éstas registraron una caída de 43% con respecto a 2014, dado que 65% de lo que se comercializó fue producto derivado del petróleo, cuyo precio se desplomó.

El precio de la mezcla mexicana de exportación pasó de 85.48 en 2014, a 43.29 dólares por barril en 2015, una caída de casi 50%.

En cuanto a las importaciones, España se posicionó como el décimo proveedor externo y el tercero de Europa, con un monto por 4,554 mdd. Aerogeneradores, vinos, perfumes y leche en polvo destacaron entre los productos que se adquirieron.

Un trampolín hacia Europa

España está catalogada como una de las economías más importantes a nivel global. Según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, es la economía número 12 en el mundo, con un PIB de 1.24 millones de mdd para este año.

Su mercado potencial es de casi 50 millones de consumidores, con un PIB per cápita de 25,831 dólares, por arriba del promedio mundial, que es de 9,996 dólares. Además, cada año recibe entre 65 y 70 millones de turistas.

En cuanto a la facilidad para hacer negocios, de una muestra de 189 economías, España está posicionada en el número 33, según el Doing Business 2016 que elabora el Banco Mundial.

Comercialmente, dice Sánchez Arciniega, es un hub de desembarque para todas las inversiones latinoamericanas, por su ubicación geográfica, está considerada como una puerta de entrada para los mercados de la Unión Europea (UE), África, Medio Oriente y Asia.

En un estudio, el ICEX refiere que “España da acceso al primer mercado del mundo: la UE, que cuenta con cerca de 500 millones de consumidores”.

Tierras mexicanas, un edén

Para España, México es un destino de inversiones de primera clase. De acuerdo con la Secretaría de Economía, al cierre de 2015, se tenían registradas 5,614 empresas de capital español en el país, que incluye a pequeñas y medianas. Para el primer semestre de este año, el Icex tiene registradas 5,800 empresas instaladas en el país.

La inversión extranjera directa de los empresarios españoles en nuestro país fue por 55,744 mdd de 1999 al primer semestre de este año. Tan solo en 2015 ingresaron inversiones por 3,223 mdd y entre enero y junio de este año la cifra invertida por los ibéricos sobrepasó más de 50% del total del año anterior, al cierre del primer semestre de 2016 se tienen registradas inversiones por 1,850 mdd.

Más de 50% de los recursos del viejo continente tiene como objetivo al sector financiero. El resto va para comunicaciones y transportes, infraestructura, turismo, inmobiliario y la generación y distribución de energía y gas. En cuanto a destinos, los más beneficiados son la Ciudad de México, Nuevo León y el Estado de México.

El capital tiene nombre

La historia de negocios de España en México no se podría entender sin dos nombres: Santander y BBVA. El primero anunció una capitalización para financiar proyectos de infraestructura en México para los próximos tres años, y el segundo, inauguró el pasado febrero su nueva Torre BBVA Bancomer, la cual requirió una inversión de 650 mdd.

En el sector financiero también destaca Banco Sabadell, que inició operaciones este año con una cartera crediticia inicial por 2,800 mdd.

Recientemente, Acciona Energía anunció una sociedad con la empresa mexicana Tuto Energy, para construir su primera planta solar en México, se tiene prevista que entre en operación en los primeros meses de 2019, sin embargo el monto de la inversión no fue revelado.

CAF, OHL, Mapfre y los hoteles Barceló, Iberostar, NH, Palladium y Grupo RIU, son otras empresas que apuestan por México.

De acuerdo con Juan Carlos Martínez, profesor de Economía de IE Business School, la mayoría de las empresas españolas continuará apostando por crecer en Iberoamérica, donde México destaca del resto de los países.

Según el estudio “Panorama de Inversión española en Iberoamérica”, 77% de las compañías españolas encuestadas tiene entre sus planes aumentar las inversiones en América Latina. Para estos empresarios, México es la primera opción por tres ventajas competitivas: el mercado interno, que tiene 120 millones de consumidores cautivos; la posición geográfica y su nivel de competitividad.

Comentó recientemente Francisco González Díaz, director general de ProMéxico, “somos dos naciones hermanas que si bien compartimos fuertes lazos históricos, culturales y sociales de los cuales se origina esta cercanía, trabajamos activamente para crecer y triunfar de manera conjunta en el plano económico”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.