México y Canadá: no a cláusula de extinción

El secretario de Comercio de EU propone revisar el tratado cada cinco años, a menos que los tres socios ratifiquen su continuación.

México

Canadá y México rechazaron la propuesta de Estados Unidos de incluir una cláusula de extinción en el Tratado de Libre Comercio (TLC) que obligará a los países a reconsiderar el acuerdo cada cinco años.

Los embajadores de Canadá y México ante Estados Unidos explicaron que la cláusula creará incertidumbre para las empresas que hacen inversiones a largo plazo.

David MacNaughton, de Canadá,  expresó que se puede “tener esa discusión, pero realmente pienso que no será lo que México y Canadá estén impulsando”.

A su vez, el mexicano Gerónimo Gutiérrez coincidió con su homólogo canadiense, agregando que la cláusula “tendrá consecuencias muy perjudiciales para el sector empresarial de los tres países”.

Esto luego de la propuesta del secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, de incluir la cláusula de terminación automática del TLC cada cinco años, a menos que los tres socios ratifiquen su continuación.

Ayer, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y el ministro de finanzas de Canadá, Bill Morneau, se mostraron optimistas por un resultado favorable de la renegociación del TLC, pero también reconocieron que es necesario que los beneficios lleguen a la clase media y los sectores más desfavorecidos.

Durante una conferencia magistral, organizada por la embajada canadiense, Morneau dijo que ambas naciones presentan desafíos conjuntos al tratar con Estados Unidos, pero le gusta pensar que las dos economías son más fuertes de lo que creen y que juntas pueden mejorar una relación que ha dejado beneficios para toda la región de Norteamérica y que ha sido la más exitosa que se ha visto.

“Casi desde cualquier perspectiva, el TLC ha sido una historia de éxito extraordinaria, los resultados han creado oportunidades, empleos de calidad y bienes remunerados, y una mejor calidad de vida para la gente de Canadá, México y Estados Unidos”, señaló.

No obstante, indicó que los beneficios del tratado tendrán un mayor impacto si todos son incluidos en la prosperidad, por lo que es necesario trabajar de manera conjunta para alcanzar metas y un mejor futuro.

Más tarde, en conferencia,  Meade dijo tener optimismo para lograr un acuerdo que genere prosperidad en las tres naciones, en el contexto del diálogo y del concurso de las tres voluntades para mejorar las oportunidades de las empresas y las personas.

En ese sentido, el canadiense agregó que su país tiene una buena relación tanto con México como con Estados Unidos, pero siempre hay posibilidades de mejorarlas. “Estoy muy optimista”.

MODERNIZAN ACUERDO COMERCIAL

México e Israel acordaron actualizar y modernizar su acuerdo comercial—que firmaron en 2000—, para que su relación se intensifique y crezca, así como promover el diálogo político, los intercambios económicos y las relaciones de cooperación entre ambos países.

En el Salón Adolfo López Mateos de Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, atestiguaron la firma de varios memorándos de entendimiento y acuerdos en materia de cooperación internacional para el desarrollo, servicios aéreos y cooperación en la exploración y uso del espacio ultraterrestre para fines pacíficos.

En esta ocasión, el tema de la construcción del muro fronterizo entre México y Estados Unidos no se tocó. Peña Nieta reconoció a la comunidad judía en México por sus valiosas aportaciones al desarrollo económico, social y cultural del país. Señaló que se trata de una comunidad de casi 70 mil personas, que participa activamente en la economía nacional y que genera importantes fuentes de empleo para los mexicanos.

Con información de Silvia Arellano/México.