• Regístrate
Estás leyendo: Mexicanos se "aferran" al dinero en efectivo
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 09:45 Hoy

Mexicanos se "aferran" al dinero en efectivo

Aunque aceptar pagos con tarjetas de crédito o débito eleva hasta 30% las ventas de un negocio, 8 de cada 10 operaciones siguen siendo en "cash".

Publicidad
Publicidad

Miriam Ramírez

Uno de los más grandes problemas en México es el elevado uso del dinero en efectivo. Según MasterCard, del total de las operaciones que se realizan en el país, menos de 20 por ciento son con tarjetas de crédito o débito. Expertos aseguran que usar este tipo de pago puede incrementar hasta 30 por ciento las ventas de las pequeñas y medianas empresas.

De acuerdo con MasterCard, a pesar de que la digitalización de las transacciones va en aumento gracias al e-commerce, no es suficiente para que el consumidor deje el mix que porta: dinero en efectivo, tarjetas de crédito o débito y alguna aplicación móvil bancaria.

“El número de comercios habilitados para recibir pagos con tarjeta estaba hasta hace cuatro o cinco años por debajo del medio millón. Era bajo. Hoy en día, según el Banco de México (Banxico), hay casi un millón de terminales punto de venta, lo que indica que hay un crecimiento y desarrollo interesante”, dijo Arturo Medina, director de Desarrollo de Aceptación para MasterCard México y Centroamérica.

Datos del Banxico señalan que los billetes y monedas en circulación en el país presentan una desaceleración, misma que se ha acentuado en los últimos años, pues mientras en 2012 registró un crecimiento de 13.8 por ciento respecto al año previo; en 2017 se incrementó 10.9 por ciento contra 2016.

Según Rodrigo Kuri, director ejecutivo de Tecnología de Citibanamex, no es sorpresa que las operaciones a través de las tarjetas de crédito vayan en aumento. Sólo al cierre de 2017 la compañía registró un total de 400 millones de transacciones con tarjetas de crédito, lo que representó un alza de 20 por ciento respecto a 2016.

“La tarjeta de crédito en México tiene mucha aceptación, mientras que cada vez son más los clientes que utilizan la de débito. Además, hemos comenzado a ver la salida de carteras digitales; sin embargo, el porcentaje de clientes que la usan es aún muy pequeño”, detalló Kuri.

Algunos bancos en México ya ofrecen terminales punto de venta (TPV) con tecnología NFC (Near Field Communication), las cuales permiten realizar cobros sólo aproximando la tarjeta al dispositivo, lo que tiene el potencial de incrementar los pagos electrónicos.

“Tenemos el objetivo de poner al alcance de los clientes la mayor conveniencia y experiencia. Tenemos mil 500 cajeros de nueva generación que permiten recibir depósitos en efectivo o con cheque, con lo cual los clientes pueden evitar tener que ir a la sucursal. Además, tenemos una red de 8 mil 600 cajeros que crecerán en mil unidades en promedio cada año”, dijo Kuri.

Miguel Valero Canas, director ejecutivo de Banca Digital de Banorte, agregó que menos de 5 por ciento de las cuentas que se abren en el país piden chequera, cuando hace cinco años era entre 15 y 20 por ciento.

Señaló que en México el reto está en la bancarización, que existan TPV´s en pymes, taxis, tianguis y mercados, entre muchos otros negocios.

“Es el usuario el que decide cuándo usar el efectivo, el plástico o el móvil para realizar una operación. Para ver desaparecer el cash, sobre todo por la parte de la terminalización, todavía falta mucho.

Renovarse o morir

Para Rodrigo Kuri, director ejecutivo de Tecnología de Citibanamex, en el sistema bancario y en el país en general, la eliminación del efectivo por transacciones electrónicas ayudará a reducir la corrupción; en tanto, el usuario tendrá la posibilidad de llevar al banco en el bolsillo de forma gratuita, por lo que productos como los cheques de manera natural dejarán de existir, e incluso los plásticos.

Kuri destacó que una transacción digital cuesta el 10 por ciento de una operación en sucursal, por lo que a futuro se contará con un modelo más de asesoría que de servicio.

“Al 2020 tenemos una agenda muy ambiciosa de transformar la experiencia en todos nuestros puntos de contacto. El banco ha decidido invertir más de mil millones de dólares en la transformación digital con proyectos orientados a ofrecer la mejor experiencia del cliente y la mejor banca móvil del sistema”, dijo.

Destacó que a escala global el uso de dispositivos móviles por parte de los consumidores va en aumento, lo que implica una oportunidad para realizar operaciones digitales, las cuales resultan cada vez más en montos pequeños, haciendo que el número de transacciones se multipliquen año con año.

En términos de canales digitales, como banca móvil o Bancanet, Citibanamex suma 2 millones de clientes que operan de forma recurrente; sin embargo, su objetivo es que ese número se multiplique por tres en los próximos tres años.

“Debe ser natural que el cliente se sienta más cómodo al utilizar canales digitales, la seguridad es la correcta y la conveniencia de poder hacer operaciones a cualquier hora en cualquier momento es absoluta”, refirió Kuri.

Citibanamex prevé que 50 por ciento de sus clientes tenga una relación digital con el banco, pero también que pueda acudir a sus más de mil 500 sucursales.

México es un país con 50 por ciento de bancarización y se han realizado esfuerzos por acortar la brecha. Recordó que desde 2011, en alianza con América Movil, Citibanamex lanzó Transfer, una plataforma de pagos y de emisión de tarjetas de débito que hoy suma 7 millones de clientes.

“La aplicación permite incluir 200 mil clientes nuevos cada mes, que equivale a 45 por ciento de los que ingresan en toda la banca, entonces, esa es la gran apuesta de inclusión financiera para el país”, sostuvo Kuri.

Por su parte, Tiago Spitzer, director ejecutivo de Tecnología de Citibanamex, destacó que “hace más de una década no existía el iPhone, tampoco una red social como Facebook, mucho menos la nube o iCloud, las nuevas tecnologías llegaron más o menos en 2007-2008, hasta alcanzar lo que llamamos blockchain. Ha habido una evolución significativa en la tecnología, la meta es ponerla al alcance de los usuarios, y que sea más barata, abierta y transparente”, expresó

Spitzer recordó que el año pasado fueron el primer banco en abrir sus interfaces de programación de aplicaciones (API) a los desarrolladores de tecnología en México, así como en otros países, a través del Citi Tech for Integrity Challenge (T4I), lo que permitirá tener soluciones innovadoras en beneficio de los clientes.

“México está en un momento único, un crecimiento estable de la economía, una gran población que todavía no está bancarizada y que quiere ser parte y en la bancarización; además de un alto nivel de adopción de teléfonos inteligentes; entonces, la combinación de los tres factores ayudará mucho a esta transformación hacia la digitalización”, expresó Spitzer.

Para el director ejecutivo de Banca Digital de Banorte, Miguel Valero, si bien la transaccionalidad en sucursales está decreciendo, resulta positivo pues quiere decir que la actividad digital se fortalece.

Destacó que, en esta materia de la digitalización, estima un avance entre 42 a 44 por ciento de las transacciones se siguen haciendo en sucursal, y el restante 76 por ciento por otros medios, principalmente en la banca móvil y la banca por internet.

Según cifras de Banorte, 44 por ciento de las operaciones se hacen aún en sucursal; se estima que baje a 35 por ciento a finales de este 2018 y por ende que la parte digital crezca.

Reducir el uso del dinero en efectivo es uno de los principales retos financieros del país, pero para lograrlo hace falta recorrer un gran camino, en el cual se debe comenzar por incrementar la infraestructura bancaria, es decir, que cualquier comercio acepte pagos con tarjeta.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.