REPORTAJE | POR ERIKA FLORES

Frutikas, una idea de negocio en la mixteca

Emprendedores de Oaxaca

A Cuauhtémoc Jiménez, originario de Tlaxiaco, Oaxaca, se le ocurrió hacer una botana saludable a base de frutas y para comercializar su producto recibió el apoyo de Enactus, una organización internacional que ayuda a otros a que desarrollen habilidades empresariales y de liderazgo.

Proyecto desarrollado en Tlaxiaco.
Proyecto desarrollado en Tlaxiaco. (Especial)

México

En Tlaxiaco, Oaxaca, los 35 grados de temperatura promedio que hay durante el año pueden ser sofocantes para muchos, aunque claro, todo depende de la actitud con que se enfrente al clima. Pero si algo caracteriza a don Cuauhtémoc Jiménez es justamente su buena actitud. Sencillo en su vestir (pantalón de poliester, camisa blanca y suéter gris a rayas), desciende de un taxi con una caja de cartón llena de Frutikas, el producto que creó hace un año como resultado de dos preguntas que se hizo casi al mismo tiempo.

La primera fue de tipo económico, pues los 300 pesos que ganaba al mes como plomero (más lo que saliera de otros trabajos) no rendían mucho; pero sí resolvieron necesidades básicas de su casa de madera "construida con trabajo diario y mucho esfuerzo", dice. Sin embargo, don Cuauhtémoc seguía siendo pobre en una comunidad de casi 80 mil habitantes que también lo son sin querer serlo. La diferencia fue que él eligió quedarse en esta pequeña región mientras otros caminaron hacia el norte buscando el popular sueño americano.

La segunda pregunta llegó cuando pensó que era el momento para auto emplearse y no sabía cómo hacerlo ni de qué. Su respuesta llegó por televisión al ver anuncios de una campaña contra la obesidad; "Siempre me he considerado soñador y me surgió la idea: ¿por qué no crear una botana o snack a partir de una fruta que se encuentre en la región?, la mayoría de los campesinos de por aquí cultivan manzana o frutas y han descuidado los cultivos porque no le ven el valor, no hay quién les compre la cosecha o la compran barato".

Rodolfo Carro —doctor con especialidad en energías— escuchó su inquietud y con su experiencia adicional en inventos (más conocimiento de patentes) desarrolló un proceso gracias al cual Frutikas debutó en el mercado mixteco.

"El doctor Rodolfo me enseñó a deshidratar frutas, a darles sabor sin que dejaran de ser nutritivas haciéndolas también atractivas. Así lanzamos manzana con chile, al natural, concentrado de manzana en polvo para licuados y chips de trigo para botanas".

Frutikas cuesta siete pesos y su diferencia con otras botanas es el diseño de su etiqueta, donde el sol le sonríe a las frutas. Dentro del celofán transparente las rodajas de manzana crujiente lucen atractivas espolvoreadas con ese chile en polvo que el propio don Cuauhtémoc creó, pues él mismo tritura los chiles hasta obtener un sabor peculiar.

Antes de ser "Frutikas" se llamaba "Frutilokas" cuenta Ángel Quintero, estudiante de la Universidad Tecnológica de la Mixteca (UTM) e integrante de Enactus México.

Enactus es una organización internacional, que, de acuerdo con su página, apoya proyectos de negocios en aldeas, pueblos y ciudades de todo el mundo.

Ángel Quintero es líder del proyecto denominado "Solarium frutal" que ya dio a la familia Jiménez una venta anual por 173 mil pesos; hasta hace poco esta familia era la única responsables de la producción, pero el aumento de su clientela le permitió dar los dos primeros empleos a un par de madres solteras de la localidad.

Ángel y don Cuauhtémoc son iguales, porque tienen ganas de salir adelante, el primero aplicando los conocimientos de su carrera y el segundo porque está cambiando su vida.

Los mexicanos acostumbran trabajar solos, dice Enactus

La organización internacional Enactus tiene una regla básica: no cualquiera ingresa, pues no todos los alumnos aceptan los desafíos ni saben trabajar en equipo, señala Javier Esparza, cabeza de la organización en México.

"Desafías al estudiante para aplicar lo que aprendió en la escuela, sobre la marcha descubrirá retos que no se aprendió ahí y su obligación es resolverlos trabajando en equipo pues los mexicanos están acostumbrados a trabajar solos. Si lo logran, entonces podrán competir" argumenta. Al final, dice, no importa si ganaron o perdieron, sino el aprendizaje que les enseñará dónde deben mejorar.

"Es un tema de emprendurismo importante, porque donde otros ven una barrera nosotros vemos oportunidades. La fórmula es perfecta: los jóvenes buscan generar nuevos negocios y las empresas buscan nuevos mercados donde seguir operando. Lo único que hacemos es juntar el lado corporativo con el talento."

Durante las competencias nacionales los participantes de Enactus México son evaluados por directivos de empresas como Mabe, Bimbo, Televisa, Unilever y Productos Rich's, entre otros no menos importantes. Hasta el momento la universidad que más logros ha mostrado es la Tecnológica de la Mixteca, que representó a nuestro país en la competencia Mundial Enactus World Cup 2013 donde obtuvo el cuarto lugar. El siguiente es otro de sus proyectos más destacados.