México, "más agresivo" contra pobreza: Banca de Desarrollo

La Banca de Desarrollo de América Latina apoyará para estructurar y aterrizar la política de las Zonas Económicas Especiales, con la contribución de recursos no reembolsables.
Pobreza en Tamaulipas.
La CAF destacó que la pobreza es uno de los problemas que enfrentan todos los países de Latinoamérica. (Yazmín Sánchez)

Quintana Roo

El gobierno mexicano adopta una posición "más agresiva" contra la pobreza, al alinear a diferentes dependencias y políticas para este fin, aseguró la directora representante en México del CAF, Banca de Desarrollo de América Latina, Moira Paz-Estenssoro.

Destacó que la pobreza es uno de los problemas que enfrentan todos los países de Latinoamérica, pero en muchos de ellos las acciones en la materia de secretarías o ministerios se registran por separado, están desvinculadas o los esfuerzos son ineficientes.

"Hemos visto que el gobierno mexicano adopta cada vez más una posición muy agresiva para el combate a la pobreza, no tiene miedo de revisar el cambio de gabinete después de los números que hemos conocido hace algunas semanas", dijo en el marco de la 12 Convención Anual de L@Red de la Gente.

En una reunión con representantes de medios de comunicación, explicó que se establece una línea, que es justamente el combate a la pobreza, por medio de acciones que promuevan al emprendedor.

Además, todas las transformaciones llevan una inclusión productiva y para eso se necesita una inclusión tecnológica financiera, lo que requiere de capacitación y educación, precisó la funcionaria.

En este sentido, comentó que la iniciativa de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) "es una experiencia que en diferentes países funcionó, donde lo importante es el tema de logística alrededor de esas zonas, así como de capacidades y una normativa legal clara que pueda efectivamente atraer a empresas"

"Para CAF es importante cualquier apoyo que el gobierno federal nos pueda solicitar para este fin o para otras acciones", dijo al destacar que esperarán cualquier instrucción de la Secretaría de Hacienda (que es el interlocutor de CAF en México) para atender el requerimiento.

"Para este tema tenemos una experiencia en logística, de puertos y de infraestructura, a disposición del gobierno en caso de que así lo requiera. Estamos disponibles para eso y tenemos recursos no reembolsables para esta primera parte, que es la de estructurar esta política, aterrizarla", argumentó.

Indicó que la iniciativa tiene que ver con estados, por lo que el apoyo también es a nivel subnacional, y precisó que las aprobaciones que el CAF tiene para México están alrededor de los 500 millones de dólares por año.

Refirió también que el CAF comenzará a colaborar con el Banco Nacional del Ahorro y Servicios Financieros (Bansefi) para reforzar las acciones de dicha institución, con recursos no reembolsables, pues el banco de desarrollo mexicano es un instrumento para combatir la pobreza.

Será, dijo, "para apoyar en ese caso al banco a que pueda definir instrumentos para reforzar el trabajo que ya realizan con la gente de la base de la pirámide, ampliarlo, que se pueda hacer más eficiente, adoptar mecanismos nuevos con la tecnología".