• Regístrate
Estás leyendo: “Medidas audaces”, demanda el FMI a economías fuertes
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 22:02 Hoy

“Medidas audaces”, demanda el FMI a economías fuertes

Descarta Estados Unidos respuesta inmediata.

Publicidad
Publicidad

Shawn Donnan

El Fondo Monetario Internacional instó a las principales economías del mundo a unir fuerzas y tomar medidas audaces, en un intento por impulsar el crecimiento, lo que destaca la preocupación de que las turbulencias en los mercados internacionales empiezan a dañar la economía real.

El llamado del FMI para que se tomen medidas se produce antes de la reunión de mañana de los ministros de Finanzas del Grupo de los 20 (G20) y los gobernadores de los bancos centrales de las principales economías avanzadas y emergentes del mundo. También coincide con otro día de turbulencias en los mercados financieros, que llevaron a una nueva caída en los precios del petróleo, después de que Arabia Saudita sofocó las esperanzas de una reducción coordinada de la producción de crudo.

Ayer el FMI advirtió a los participantes del G20, en una nota informativa, que el crecimiento global este año ya era peor de lo que se esperaba, toda vez que se endurecen las condiciones financieras de las economías avanzadas debido a los problemas del mercado. También señaló el estrés creciente en las economías emergentes y la situación cada vez más grave que enfrentan los productores de petróleo en el mundo en desarrollo.

"Esos acontecimientos apuntan a un mayor riesgo de que se descarrile la recuperación, en un momento en que la economía mundial es muy vulnerable a perturbaciones adversas", advirtió el FMI. "La economía global necesita acciones multilaterales audaces para impulsar el crecimiento y contener el riesgo". Sin embargo, no parece que cuando se reúnan esta semana los ministros de Finanzas del G20 probablemente cumplan con las expectativas del FMI.

Jack Lew, secretario del Tesoro de Estados Unidos, minimizó la probabilidad de una respuesta de emergencia del G20, incluso cuando insta a China a esforzarse más para elevar el consumo interno y a los países europeos con superávit, como Alemania, a impulsar más estímulos fiscales.

"Los últimos meses dejaron claro que la debilidad de la demanda mundial es un problema que no se puede resolver solo porque todo el mundo observa a Estados Unidos", dijo a Bloomberg Tv.

En muchos casos, insistió Lew, a las economías reales les va mejor de lo que piensan los mercados. "Este no es un momento de crisis", dijo. "No esperen una respuesta a una crisis en un entorno que no lo es".

Se espera que gran parte del foco en Shanghái se centre en el anfitrión, ya que las autoridades chinas tienen la presión de ser más transparentes acerca de las reformas monetarias para tranquilizar al mundo, y que no se preparan a devaluar el yuan para impulsar el crecimiento. Pero en los últimos días descartó la idea de que el G20 llegue a un acuerdo sobre un plan coordinado de las monedas y el crecimiento similar al Acuerdo del Plaza de 1985.

El FMI no redujo su pronóstico de 3.4 por ciento de crecimiento mundial para este año —que se revisó a la baja en enero—, pero advirtió que hay "probabilidad" de una degradación cuando publique sus siguientes previsiones en abril.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.