De 1,470 mdd, mercado de gimnasios "low cost"

El director general de la compañía, que tiene cerca de 18 años en el mercado y cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores, confió en cerrar 2014 con 42 unidades, con lo que tomarían el liderazgo en el ...
La oferta de la empresa se concentra en niveles clase media y media alta.
La oferta de la empresa se concentra en niveles clase media y media alta. (Nelly Salas)

México

La llegada al mercado mexicano de cadenas de clubes deportivos de bajo costo (low cost) amplían aún más la competencia, pero Fabián Bifaretti Zanetto, director general de Sports World México, aclara que ése es un segmento totalmente diferente al que están orientados.

En entrevista con MILENIO, refirió que la empresa, única en América Latina que es pública y cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), está enfocada al segmento socioeconómico A, B y C, no por una cuestión de precio, sino por ofrecer instalaciones, calidad y servicio a la altura de las necesidades de sus clientes.

La compañía tiene alrededor de 18 años de existencia y mantiene su ritmo de crecimiento al abrir este año siete clubes y uno más que está por inaugurar, además de contar con dos más en preventa: están en espera de cerrar el año con 42 unidades, con lo que tomarán el liderazgo en cuanto a cantidad de clubes en el país.

¿Cómo repercute la llegada de esos clubes en el mercado?

Evidentemente acelera la participación respecto a lo que se venía registrando en los últimos años, pero todavía falta mucho por hacer para llegar a niveles de penetración superiores a 5 o 6 por ciento, como Argentina o Estados Unidos, donde está por arriba de 15 por ciento; eso va a tardar algunos años más, por lo que la oportunidad para seguir creciendo está, insisto, en el segmento A, B y C.

¿Qué oportunidad tiene el segmento de “low cost” en México?

Sin duda hay un gran mercado, pero cuando se compara la experiencia de otros países que están 10 años delante de nosotros, ves que no se desarrolló de igual manera.

Esos clubes están en lugares de alta densidad poblacional, contrario a Estados Unidos, donde se ubicaron en los alrededores de las urbanizaciones más importantes, un hecho no menor porque una de las características más importantes que tiene ese negocio es la renta del inmueble, mismo que representa 25 o 26 por ciento de los costos, aproximadamente.

¿Cuáles son las consecuencias?

Las horas pico colapsan las instalaciones, sobre todo aquellas que no cuentan con la infraestructura en cuanto a la cantidad de regaderas, espacios para cambiarse y lockers; la gente termina por cansarse, es decir, el cliente desea un buen servicio aunque pague un precio bajo.

¿Prevén incursionar en ese segmento?

Por el momento no, creemos que todavía hay mucho crecimiento en los niveles A, B y C por la oportunidad que hay en el mercado, por lo que estamos focalizados ciento por ciento en ese segmento.

¿Cuál es el valor de la industria?

La industria factura aproximadamente mil 470 millones de dólares anuales, ese es el valor que hoy tiene en México, obviamente da para mucho más en la medida en que la penetración vaya creciendo.

¿Qué opina de la tendencia en México por el cuidado de la salud?

La problemática de salud es compleja; estadísticas oficiales señalan que siete de cada 10 mexicanos padecen de sobrepeso y obesidad, y tres de cada 10 tienen hipertensión; en tanto, existen 14 millones de diabéticos y 10 millones más que aún no lo saben.

En total, 24 por ciento de la población sufre el padecimiento. Con las iniciativas que ha empezado a tomar el gobierno, de promover la actividad física y el cuidado de la salud, ha creado conciencia en la gente, la cual está empezando una actividad física en clubes como los nuestros y, en consecuencia, el servicio se acelera.

¿Qué otra oportunidad de crecimiento observan en el mercado mexicano?

Sin duda el segmento corporativo; para las empresas es cada vez más importante que su gente abandone el sedentarismo, porque le da mayor productividad y menos ausentismo.

Estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que por cada dólar que invierte una empresa recupera tres en productividad de su gente y eso ha despertado la conciencia en las empresas principalmente en dos sentidos: primero, promover entre los empleados que hagan actividad física y, segundo, las empresas buscan que firmas como nosotros acudamos a las instalaciones para que el personal realice alguna actividad física.

¿Qué tanto han funcionado las membresías familiares?

Es nuestra característica más importante en el mercado. La gente nos identifica por eso; hoy más de 40 por ciento de nuestra membresía es familiar; funciona muy bien porque los integrantes comparten un ambiente, aunque no todos acuden en el mismo horario.

El nivel de rotación de quienes tienen la membresía es inferior a quien tiene una individual.

¿Cuáles son sus planes de expansión?

Vamos a cerrar el año con aproximadamente 42 clubes y aún no tenemos cerrado el plan de crecimiento para los próximos años; estamos en la revisión de los contratos, pero siempre arrancamos con el objetivo de abrir de cinco a siete clubes por año.

¿Cuánto cuesta abrir un club de esas características?

Un club familiar como los que estamos abriendo y en los que está centrada nuestra estrategia tiene una inversión de entre 35 y 40 millones de pesos, de los cuales la mayoría son para infraestructura y acabados y cerca de 7 millones de pesos se destinan a equipamiento deportivo.

¿Cómo ven a sus principales competidores?

La competencia siempre es buena, por el contexto del país y porque te obliga a ser mejor; te motiva a innovar de manera constante y a mejorar en todos los aspectos.

Por otra parte, nadie en nuestro segmento está abriendo la cantidad de clubes que nosotros. Sí están abriendo en el bajo precio, pero es un mercado que no está en línea con nuestra estrategia.